Los galardonados son María Amelia González, Ángeles María Vega y Manuel Peláez

La Federación asturiana de Cuba entregó los reconocimientos ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’

La Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC) entregó el reconocimiento ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’ a tres personalidades asturianas en la Isla durante un acto encabezado por la presidenta de la institución, María Antonia Marcos. El reconocimiento fue entregado a María Amelia González Braniella, Ángeles María Vega Fernández y Manuel Peláez López por sus destacadas trayectorias personales en Cuba. 

La Federación asturiana de Cuba entregó los reconocimientos ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’
Los tres galardonados que recibieron el reconocimiento.

La Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC) entregó el reconocimiento ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’ a tres personalidades asturianas en la Isla durante un acto encabezado por la presidenta de la institución, María Antonia Marcos. El reconocimiento fue entregado a María Amelia González Braniella, Ángeles María Vega Fernández y Manuel Peláez López por sus destacadas trayectorias personales en Cuba.
Ángeles María Vega Fernández es una emigrante asturiana integrada desde joven a la actividad asociativa de la diáspora en Cuba. En la actualidad es presidenta de la Sociedad Círculo Avilesino Cultural. Nació el 29 de abril de 1927 en Las Meanas, Villa de Avilés, y es la menor de cinco hermanos. Emigró a Cuba en 1929. Egresó en 1952 de la Universidad de La Habana con el título de doctora en Farmacia. Su vida laboral se caracterizó por su excelente desempeño profesional, que le hizo acreedora de reconocimientos laborales y sindicales.
El asturiano Manuel Peláez López tiene un reconocimiento especial dentro de la comunidad astur en Cuba. Es un ‘niño de la guerra’. Nació el 22 de septiembre de 1931 en la villa de Albuerne, concejo de Cudillero, y es hijo de padre cubano y madre asturiana. Vivió entre ideas progresistas. Sus primeros años de vida transcurrieron en el panorama de la España republicana. Escapó de los horrores de la guerra a los seis años en compañía de sus padres bajo las bombas de la aviación falangista y con las ‘columnas gallegas’ pisándoles los talones, según explicó a ‘Asturias en el Mundo’.
Realizó sus estudios primarios en la Escuela Parroquial gratuita del Colegio La Salle, en la barriada del Vedado, y continuó su enseñanza en el Plantel Jovellanos, anexo al Centro Asturiano de La Habana, donde ingresó en 1953 como asociado a esa institución.
Prestó servicios en las Fuerzas Armadas de Cuba (FAR) durante 33 años y recibió las medallas de Servicio Ejemplar y por el 50º aniversario de las FAR, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba.
María Amelia González Braniella es profesora universitaria, investigadora y miembro de las juntas directivas de las sociedades Cangas de Onís, Parres y Amieva y Casina de La Habana.
Hija de emigrantes españoles, nació en La Habana el 13 de marzo de 1957. Su padre nació en Prieres y su madre, ‘niña de la guerra’, es natural de Benia de Onís.
El reconocimiento ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’ es la máxima distinción que otorga la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba a personalidades que hayan tenido un desempeño importante en los campos de la cultura, el arte, la ciencia y el deporte en Asturias y Cuba.

El jurado estuvo integrado por la profesora Miriam Rodríguez Betancourt; el editor Ricardo Barnet Freixas y María Álvarez Fernández.
Se encontraban presentes el jefe de la Sección de Empleo y Seguridad Social, Jesús Chacón; la cónsul de España en Cuba, Leticia Pico de Coaña; el consejero general de la Emigración José Vallejo; la directora del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia, Marta Martín; el vicedirector del Ministerio de Justicia en la capital cubana, Joel Sosa Pérez; y el jefe del departamento del Órgano de Relaciones del propio Ministerio y Jorge Gavilán Santana, además de directivos de sociedades de origen hispanas en la Isla.

La Federación asturiana de Cuba entregó los reconocimientos ‘Gaspar Melchor de Jovellanos’