EN 2015, FUE RECONOCIDO CON EL PREMIO ‘LANGREANOS EN EL MUNDO’

Fallece Enrique Fernández, empresario langreano en México y exdueño del Celaya que llevó a Butragueño

| 26 de marzo de 2018, 12:07

El empresario langreano afincado en México Enrique Fernández Prado falleció el pasado sábado a los 77 años. En 2015, recibió el premio ‘Langreanos en el Mundo’ por sus “valores de compromiso y tenacidad”, que son “un ejemplo para las generaciones más jóvenes”, afirmaba entonces el jurado. Fue dueño del equipo de fútbol del Celaya y llevó al madridista Emilio Butragueño a jugar a México.

En los últimos tiempos, Enrique Fernández vivía en Cancún, debido al problema respiratorio que tenía. El mismo sábado por la noche fue cremado, pues ese fue su deseo. Se sabe que también deseaba que sus cenizas fueran esparcidas en Celaya y en su pueblo, en España. El plan de su familia era oficiarle una misa en la Ciudad de México, que fue donde vivió la mayor parte del tiempo que estuvo en el país, y en Celaya.

Fernández Prado, que nació en el barrio de El Puente en 1940, estudió la carrera de derecho y en marzo de 1967 visita por vez primera México. En diciembre del mismo año se instaló en el país definitivamente, como gerente de la tienda Gigante y tres años después fundó su propia empresa (Productos Alimenticios Asturias, S.A.). Siete años después su compañía se convirtió en el motor del grupo Lastur S.A. de C.V. y Lasen Alimentación de México. La empresa Asturias, dedicada a la fabricación de mantequilla, proyecta el nombre de la región en la que nació.

Enrique Fernández Prado adquirió, coincidiendo con el Mundial de México, un equipo de fútbol de segunda división al que le pone el nombre de Toros de Texcoco, que posteriormente cambiaría por Atlético de Cuernavaca y Atlético Celaya. En 1995, el club asciende a primera división. En esa temporada, fichó al exjugador del Real Madrid, Emilio Butragueño, que se convirtió en el ídolo del equipo. En 1997, Fernández compró la totalidad de las acciones del club y es cuando completó su tridente con la contratación de ‘Míchel’ y Hugo Sánchez.

Después de la gloria, Celaya vivió malos momentos económicos y en 2002 el empresario vendió el equipo y se desligó de forma definitiva del futbol.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca