Asistieron la embajadora y la consejera de Presidencia del Gobierno asturiano

El Centro Asturiano de Comodoro Rivadavia festejó a lo grande sus primeros cien años de vida

El Centro Asturiano de Comodoro Rivadavia Asociación de Cultural y Recreo realizó, del 17 al 19 de septiembre, los festejos centrales por sus primeros 100 años de vida.

El Centro Asturiano de Comodoro Rivadavia festejó a lo grande sus primeros cien años de vida
comodoro_asturianos_cent_aerop_16_9_22
Llegada de diferentes autoridades a su llegada a Comodoro Rivadavia.

El sábado 17, en el vuelo de la tarde, arribaron a la ciudad la embajadora de España en Argentina, María Jesús Alonso Jiménez; el consejero de Trabajo de España en Argentina, Pedro Zarco Colón; la consejera de Presidencia del Gobierno asturiano, Rita Camblor Rodríguez; la presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, María Antonia Fernández Felgueroso; y la jefa de Gabinete de la Consejería de Presidencia, Margarita Isabel Vega González.

Ese día también, arribó el vicepresidente de la Federación Regional de Sociedades Españolas con sede en Bahía Blanca, la presidenta del Centro Asturiano de Buenos Aires; la secretaria de la Federación Internacional de Centros de Asturias (FICA), Pilar Simón; y el presidente del Centro Asturiano de Mar del Plata, José Fernández Vecino.

Los representantes locales que recibieron y guiaron la visita fueron Raúl Estrada, presidente del Centro Asturiano de la ciudad; Francisco Luis Viegas Pérez, presidente de la Asociación Española de S.M.; el presidente de la Federación de Comunidades Extranjeras de Comodoro Rivadavia, Ezequiel Sánchez Izquierdo; y la vicecónsul honoraria de España en la ciudad, Isabel Sánchez Izquierdo.

Comenzando su recorrido oficial, la comitiva española visitó las instalaciones sanatoriales de ‘La Española’, tanto la sede principal como la ambulatoria. Allí la recibieron las autoridades de la Alta Dirección: la directora médica, Cristina Bornancini; y el subgerente, Pablo Blanco, junto al presidente de la AESM, Francisco Luis Viegas Pérez; quien fue acompañado por otros miembros de la Comisión Directiva como Fernando Lebrún, Eduardo Ramiro Cuesta Llames y Miguel Ángel Estrada. Mientras se mostraron los principales servicios, se expuso la gran actividad y respuesta a la comunidad que se ofrece desde la institución, en baja y alta complejidad respecto a la atención en salud.

Se continuó con la visita al predio de la Fundación Española, donde también estaban atentos las autoridades: el presidente, Roberto Urrez; y la secretaria, Susana Malo. Mostraron el espacio y contaron todas las actividades socioculturales que abordan junto a la comunidad: talleres de canto, violín, yoga o cocina, entre otros.

Más tarde, se trasladaron al Museo Ferroportuario de la ciudad, donde la esperaban las autoridades locales, encabezando la bienvenida el intendente, Juan Pablo Luque. Allí junto a los otros referentes que fueron acompañando todo el circuito, pertenecientes a los centros españoles, se reunieron en una mesa donde, entre degustación, se dialogó sobre la historia de la ciudad y región, el crecimiento económico de los últimos años, las actividades más destacadas de la zona, la importancia del turismo y la gran influencia de la cultura española.

A las 21 horas del sábado, se realizó la velada de gala en el Teatro Español, propiedad de la Asociación Española, que estaba completo en su capacidad. Participaron las agrupaciones de danzas Covadonga y canto de la entidad, con el acompañamiento del gaitero Charly Portillo, que desplegaron un show al ritmo de música española ante un escenario vestido y un salón con capacidad completa, interpretando 15 danzas.

Luego, llegó el turno de la presentación de la tuna lírica patagónica Los Abremiles, que interpretó 11 temas.

Después del evento musical, los festejos siguieron en el Mesón Español de la Asociación Española, lindero al teatro, donde se agasajó a toda la comitiva, con un rico menú preparado por el Servicio de Alimentación del Sanatorio; el acto fue encabezado por el Centro Asturiano. En la misma noche, se hizo entrega de varios presentes, regalos representativos de cada centro español, y también propios de la región patagónica, como comida, atuendo y adornos.

El domingo 18, a las 10 horas, quedó inaugurado el monumento a la Inmigración asturiana a la Patagonia, emplazado en la plazoleta cedida por el municipio de la ciudad en el boulevar de la avenida Portugal y calle Esquel, donde se inauguró el monumento que representa a esos inmigrantes que forjaron la ciudad.

Se encontraban presentes el intendente municipal de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque; la embajadora de España en Argentina, María Jesús Alonso Jiménez; el consejero de Trabajo de la Embajada de España en Argentina, Pedro Zarco Colón; la consejera de presidencia del Gobierno del Principado de Asturias, Rita Camblor Rodríguez; el presidente del Centro Asturiano, Raúl Estrada Andrés; la vicecónsul de España, Isabel Sánchez Izquierdo; el presidente de la Asociación Española de Socorros Mutuos, Luis Viegas; el presidente de la Federación de Comunidades Extranjeras (FeDeComEx), Ezequiel Sánchez Izquierdo; el vicepresidente de la Federación Regional de Sociedades Españolas con sede en Bahía Blanca, Bautista Alberto Pérez; y miembros de las distintas colectividades de la ciudad. También estuvieron presentes el secretario de Coordinación de Gabinete, Gustavo Fita; y la secretaria de Cultura, Liliana Peralta.

Tras escucharse los himnos de Argentina, España y Asturias, los presentes participaron de un minuto de silencio en memoria de quienes fundaron el Centro Asturiano y sus socios fallecidos. El Municipio entregó una placa en reconocimiento a la entidad centenaria.

Se realizó el tradicional corte de cintas.

Los discursos

El intendente Juan Pablo Luque abrió el discurso reconociendo el “gran esfuerzo que llevaron adelante para poder lograr este monumento que para ustedes es importante, y para nosotros como miembros de una ciudad que tienen una fuerte impronta de nuestros pioneros que llegaron hace mucho tiempo a fundar Comodoro, trabajamos codo a codo para poder mantener viva la llama de aquellos pobladores”.

En el mismo sentido, Luque repasó que “nuestro país ha recibido a tantas comunidades de otros lugares para poder conformar una nación, y aquí cada una de nuestras banderas que nos acompañan y nuestra Federación de Comunidades Extranjeras mantienen permanentemente vivo ese recuerdo. Nosotros debemos intentar mirar para atrás para no cometer errores y aprender de ellos”.

La embajadora María Jesús Inés Alonso Jiménez agradeció al intendente y sostuvo que “para los asturianos que están en el exterior son los mejores embajadores de Asturias y yo quería hacer extensivo esto a todas las comunidades españolas que están en Argentina”.

En todas partes “he visto a todos los descendientes de los inmigrantes españoles que saben combinar un gran amor a la Patria Argentina, a la que tienen enorme devoción y eso es un orgullo, pero también saben mantener las tradiciones, defender a España. Ustedes los asturianos y españoles son los mejores embajadores de España en Argentina”, recalcó.

La embajadora agradeció especialmente a Comodoro Rivadavia “por todo lo que ha hecho por todos los inmigrantes que llegaron hace muchísimos años cuando esto era un páramo, a buscar la vida, a ganarse el pan, cómo lo lograron y cómo los cogió esta tierra”.

La consejera de presidencia del Gobierno del Principado de Asturias, Rita Camblor Rodríguez, expuso el saludo del presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón Rodríguez, y su admiración “por mantener viva, generación tras generación, la llama del recuerdo de Asturias, el amor por nuestra tierra, el cariño por nuestra cultura y la pasión por nuestras tradiciones. Esos sentimientos de solidaridad y conocimiento mutuo que nos unen aún en el confín del planeta y que conocemos como asturianía”.

La consejera destacó que todos los monumentos “nos recuerdan a esos asturianos y esas asturianas que tuvieron que abandonar sus casas, su pasado más inmediato, a sus queridos seres, para iniciar una nueva vida fuera de su región y su país. Este monumento representa el otro tono de una misma realidad separada, en este caso por más de 11.500 kilómetros, pero también la solidaridad y el apoyo mutuo, la necesidad de sentirse reconocido en una identidad, una cultura y costumbres comunes”.

Por último, el presidente del Centro Asturiano, Raúl Estrada Andrés, agregó que la cercana celebración del Día del Inmigrante y el centenario del Centro Asturiano “coinciden en la concreción de este logro, un homenaje visual y permanente a los pioneros asturianos que formaron parte de la trama diversa y sólida de pueblos y naciones que tejió nuestra esencia comodorense y patagónica”.

Por ello, “hombres y mujeres que, en tiempos mucho menos confortables, no dejaron de soñar con el futuro alentado precisamente por la virginidad de una zona donde había mucho por hacer. Aquí se afincaron y nacieron sus hijos, quienes constituyeron las raíces profundas de su total integración a este lugar que amaron y enseñaron a amar. Trabajaron en diferentes campos, en el comercio, en el ámbito rural, la minería, la industria y en los diversos oficios, y dejaron en sus descendientes la herencia más valiosa, la de los valores con que se ganaron el respeto de sus conciudadanos, su honradez, su laboriosidad, su gratitud a la tierra que los recibió generosamente”.

Pasado el mediodía, en el salón histórico del Centro Asturiano, se realizó la tradicional fabada del Centenario. Concurrieron más de 300 personas para degustar esta tradicional comida típica asturiana.

Entre reconocimiento, comida y baile, la embajadora se mostró emocionada, despidiéndose agradecida por estos días de recibimiento.

El lunes 19 de septiembre, a las 19:30 horas, se realizó la presentación de cómo se está trabajando para la futura edición del Libro del Centenario.

A su finalización, se llevó a cabo una cena de confraternidad de despedida a los visitantes. 

El Centro Asturiano de Comodoro Rivadavia festejó a lo grande sus primeros cien años de vida