Se inaugurará en el Museu de Arte Contemporânea da Universidade de São Paulo

Brasil acogerá la exposición del Centro Niemeyer ‘Vuelta al revés del revés. España en la Bienal de São Paulo’

La exposición ‘Vuelta al revés del revés. España en la Bienal de São Paulo’, una producción propia del Centro Niemeyer (coorganizada con AECID, Acción Cultural Española y el Ministerio de Cultura y Deporte), es la segunda muestra del centro cultural avilesino que se expondrá en el extranjero.

Brasil acogerá la exposición del Centro Niemeyer ‘Vuelta al revés del revés. España en la Bienal de São Paulo’

El 11 de marzo a las 11:00 (hora de Brasil) se inaugurará oficialmente en el Museu de Arte Contemporânea da Universidade de São Paulo (MA CUSP) en un acto que contará con la embajadora de España en Brasil, María del Mar Fernández-Palacios; la directora del MAC USP, Ana Gonçalves Magalhães; y el director del Centro Niemeyer, Carlos Cuadros. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 4 de junio.

La muestra, comisariada por la doctora y profesora de Historia del Arte de la UNED Genoveva Tusell, tiene por objetivo mostrar cómo el arte y el poder institucional se relacionan entre sí y cómo a través de ellos es posible recorrer la historia reciente de un país, en este caso España. Todo ello se logra tomando como marco referencial la Bienal de Arte de São Paulo, la segunda más importante a nivel mundial, tras la de Venecia, y, precisamente, el año en que Brasil celebra el 200 aniversario de su independencia.

Muchos de los grandes artistas desde la década de 1950 hasta prácticamente el presente han pasado por la Bienal de São Paulo. En las primeras ediciones del certamen, España se caracterizó por lograr premios para sus artistas, ya fuera en pintura, grabado, escultura o dibujo. Tal es el caso de Antoni Tàpies, Rafael Canogar, Jorge Oteiza, Joan Vilacasas, Joan Ponç, Águeda de la Pisa, Rafael Leoz, y un largo etcétera.

Aunque en la primera edición de la Bienal participaron artistas españoles, lo hicieron en representación de otros países. Fue en su segunda edición, en 1953, cuando la participación española se organizó institucionalmente a través del Ministerio de Asuntos Exteriores de la administración franquista del momento. Así, el pabellón español se convirtió en un instrumento del régimen para mostrar una imagen positiva de España como país a la vanguardia a través de sus artistas, “a pesar de que en muchas obras estuviera presente la crítica hacia el propio régimen”, según matiza Tusell. La exposición recorre la dialéctica existente entre arte y poder político en un período histórico en el que España ha pasado por tres momentos bien diferenciados: un régimen dictatorial, un proceso de transición política y un período democrático. Con el paso del tiempo y la llegada del cambio político al país, se pueden analizar también los nuevos criterios para seleccionar la presencia española en la Bienal, con decisiones como la mayor presencia de mujeres artistas.

Esta exposición, que se estructura en torno a un recorrido en orden cronológico, realiza también una reivindicación expresa de aquellos artistas españoles desplazados o exiliados que estuvieron presentes en diversas ediciones de la Bienal, representando no a España, sino a otros países. Entre ellos se encuentran nombres como Luis Seoane o el propio Pablo Picasso. Junto a estos nombres destacan dos figuras prácticamente desconocidas en España: Isabel Pons y el artista nacido en Oviedo Fernando Odriozola, cuyas obras, provenientes del MA CUSP, se vieron en España por primera ocasión con motivo de la estancia en Avilés de esta exposición.

‘Vuelta al revés del revés’

El afamado músico brasileño Caetano Veloso es el involuntario autor del título de esta exposición. En una de sus canciones, ‘Sampa’, describe poéticamente cómo le impactó su llegada a la megaurbe de São Paulo, definiéndola como “el revés del revés del revés del revés”. Esa “vuelta al revés del revés” permea la totalidad de la exposición, entendiendo la expresión en su sentido más amplio de revelación, descubrimiento y sorpresa, y canalizado, en este caso, a través del arte.

La Bienal de São Paulo

En 1951 tuvo lugar la primera edición de la Bienal de São Paulo, impulsada por el empresario, mecenas y político italo-brasileño Ciccillo Matarazzo. Inspirada en la Bienal de Venecia, la de São Paulo está considerada como la segunda en importancia a nivel mundial tras la italiana.

Desde 1962 la Fundação Bienal de São Paulo es la responsable de gestionar esta cita artística mundial. Además de realizar el evento que mueve el mundo del arte cada dos años, sus actividades se extienden de enero a enero en un pabellón emblemático de la arquitectura moderna brasileña, obra de Oscar Niemeyer, y en acciones dentro y fuera del país.

Brasil y el Centro Niemeyer

Esta exposición refuerza los lazos del Centro Niemeyer y Asturias con Brasil. El vínculo entre el país sudamericano y centro cultural es especialmente estrecho incluso desde antes de su inauguración: son múltiples las actividades culturales relacionadas con Brasil desarrolladas en este espacio cultural avilesino, visitado en los últimos años por dos embajadores brasileños (Antonio Simões en 2016 y Pompeu Andreucci Neto en 2021).

En el marco del 200 aniversario de la independencia de Brasil, esta nueva producción propia del Centro Niemeyer, que cuenta con la colaboración de la Embajada de Brasil en España, contribuye a afianzar este vínculo entre ambos lados del Atlántico con la presencia de estas obras en Avilés y con la itinerancia de la exposición al Museu de Arte Contemporânea da Universidade de São Paulo.

Por otra parte, Oscar Niemeyer une singularmente ambos puntos geográficos (Asturias y Brasil) a través de su genio arquitectónico: suyos son los diseños de este centro cultural y de las sucesivas sedes de la Bienal de São Paulo, primero en el Palácio das Indústrias y posteriormente en el actual Pavilhão da Bienal ‘Ciccillo Matarazzo’. A este último, precisamente, se corresponde la principal imagen promocional de la exposición, obra del fotógrafo José Manuel Ballester.

Esta es la segunda exposición propia del Centro Niemeyer que cuenta con alcance internacional. La primera fue ‘El viaje a Roma. Fotógrafos becarios en la Academia de España en Roma’, que se pudo ver en Argentina, Chile y Uruguay entre 2020 y 2021.

Genoveva Tusell, comisaria

Genoveva Tusell, comisaria de la exposición, es profesora contratada doctora del Departamento de Historia del Arte de la UNED. Sus investigaciones se centran en el arte español de la segunda mitad del siglo XX, especialmente en la época del franquismo. En su tesis doctoral realizó un estudio acerca de la proyección internacional del arte español de vanguardia a través de las exposiciones oficiales organizadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores franquista entre 1939 y 1965.

También se dedica al estudio de las relaciones entre Picasso y el régimen de Franco, la significación política del pintor y la llegada de su obra ‘Guernica’ a España. Es además comisaria de exposiciones ‘freelance’, ha realizado la catalogación de distintas colecciones privadas, y participado en mesas redondas y conferencias en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación Botín de Santander o el MACBA de Barcelona.

Alianzas

Esta exposición solo es posible gracias a las tres instituciones coorganizadoras: la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a través de su Dirección de Relaciones Culturales y Científicas; la empresa pública Acción Cultural Española (AC/E); y el Ministerio de Cultura y Deporte. Prestan también su apoyo destacado la Fundación Banco Sabadell, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Fundación Consejo España-Brasil. La inauguración en São Paulo cuenta con la implicación directa de la Embajada de España en Brasil y el Consulado General de España en São Paulo.

Además, son más de treinta los prestadores que han viabilizado esta exposición, ya sea en la sede española o brasileña: desde las obras artísticas nunca antes vistas en España que llegaron en su momento a Avilés procedentes del Museu de Arte Contemporânea da Universidade de São Paulo, hasta las obras del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, pasando por prestadores privados, museos, coleccionistas, galerías, artistas, legados, herederos…

La Fundação Bienal de São Paulo, Fundación Banco Sabadell, UNED, Fundación Consejo España-Brasil y Embajada de Brasil en España son otras de las instituciones que se suman al extenso listado de alianzas institucionales que posibilitan la realización de esta exposición.

Esta intensa colaboración institucional ha permitido también la edición de un catálogo sobre la exposición que estará disponible para su adquisición en São Paulo, así como en la tienda del Centro Niemeyer.

Brasil acogerá la exposición del Centro Niemeyer ‘Vuelta al revés del revés. España en la Bienal de São Paulo’