quebrados

Cedros quebrados

En la parte vieja de Jerusalén –la ciudad tres veces santa– se reunieron un grupo de diplomáticos con el ministro israelí de Asuntos Exteriores, y éste les dijo enfático para que repartieran sus palabras por las cancillerías del mundo, especialmente en las del Medio Oriente, lo siguiente: “Si caen cohetes katiusha en localidades del norte de Israel, arderá la tierra libanesa”.

Hemeroteca