DURANTE SU ESTANCIA EN EL CAMPO DE TRABAJO DE PORTOMARÍN

Los jóvenes de ‘Conecta con Galicia’ protagonizan una versión dramatizada de los movimientos migratorios

| 29 de agosto de 2016, 12:31
Portomarín4
Los jóvenes participantes en la representación en Portomarín.

Los 19 jóvenes gallegos residentes fuera de la Comunidad Autónoma (y otros 3 que tienen fijada aquí su vivienda habitual) que comparten labores en el campo de trabajo de Portomarín, fueron los protagonistas de una versión dramatizada de los movimientos migratorios, dentro de las actividades que tienen previstas al amparo del programa ‘Conecta con Galicia’.

Concretamente, y a modo de regalo a los millares de peregrinos que hacen parada en la villa y a los habitantes de la misma, estos jóvenes convirtieron en performance la historia del cambio de asentamiento del propio Portomarín, los problemas que surgieron con el nuevo emplazamiento, y el lazo que existe con los pasados y actuales movimientos migratorios.

La presencia de los 19 gallegos de fuera de la Comunidad es posible gracias a la segunda modalidad del programa ‘Conecta con Galicia’ de la Secretaría Xeral de Emigración, en colaboración con la Dirección Xeral de Xuventude e Voluntariado, de la Consellería de Política Social, y la finalidad de la iniciativa es que este colectivo tenga oportunidad de conocer de primera mano la realidad gallega.

 

De 20 y 30 años

Concretamente, las plazas de los campos de trabajo se destinan a participantes con edades comprendidas entre los 20 y 30 años. Se trata de actividades de colaboración desinteresada y voluntaria en trabajos diversos en la búsqueda de un mayor conocimiento de la cultura gallega, de la mejora ambiental del entorno, y de la recuperación del patrimonio cultural y arquitectónico.

Las labores de trabajo de campo para esa recuperación las realizan en la puesta en valor del castro de Portomarín, en Lugo, pero por las tardes desarrollan un amplio abanico de actividades visitando lugares emblemáticos de toda Galicia, como las termas de la Chavasqueira en Ourense, el casco viejo de Santiago, la villa tradicional de Combarro en Pontevedra, la muralla romana de Lugo, o los paisajes únicos de la Ribeira Sacra, entre otras.

Así mismo, realizan actividades complementarias para facilitar la interrelación entre ellos y con el entorno, tales como bogadas y otras actividades náuticas y deportivas en general, actividades de animación, charlas formativas, visitas a lugares y museos de interés antropológico, o incluso preparación compartida de menús gastronómicos originales de los países en los que residen, además de las visitas y representaciones teatralizadas –como la de este fin de semana– para fomentar el conocimiento de este importante vestigio arqueológico entre los millares de peregrinos que recorren el Camino Francés y que hacen parada en Portomarín.

 

160 jóvenes durante julio

Previamente, y durante dos turnos en el mes de julio, otros 160 chavales gallegos residentes fuera de Galicia desarrollaron la primera de las modalidades del programa ‘Conecta con Galicia’ y distribuidos en dos grupos de edad, de 14 a 17 años y de 18 a 20 años, compartieron con jóvenes residentes en Galicia residencias y albergues juveniles dependientes de la Dirección Xeral de Xuventude e Voluntariado, de la Consellería de Traballo e Benestar. En estas instalaciones realizaron dos actividades, de seis días cada una.

Durante la primera, denominada ‘Cultura y Camino’, los participantes se alojaron en las residencias juveniles Lug II de Lugo, y Florentino López Cuevillas de Ourense, donde participaron en actividades dirigidas a conocer el patrimonio histórico cultural de las respectivas zonas, y recorrieron el Camino de Santiago en varias etapas hasta el destino final en Compostela.

El segundo grupo de actividades, también de seis días de duración, se desarrolló bajo el paraguas del epígrafe ‘O mar de Galicia’ en el albergue juvenil de Gandarío en Bergondo (A Coruña) donde realizaron actividades de náutica de ocio y de conocimiento del medio marino.

Así, ‘Conecta con Galicia’ permite que, en este año, 179 descendientes de ciudadanos gallegos puedan conocer la realidad de la juventud gallega a través de la convivencia y de las experiencias que les aporten las actividades previstas y sobre todo de la convivencia personal y humana con sus coetáneos de esta parte del océano, pues la estadía se realiza siempre conjuntamente con chicos residentes en la Galicia territorial.

El programa tiene como objetivo fortalecer esos vínculos que relacionan a estos chicos con la tierra de sus familiares y que, en muchas ocasiones, sienten como propia al mismo o superior nivel de los países donde nacieron. La iniciativa, para muchos de ellos, supone la primera posibilidad de conocer físicamente la tierra de sus ancestros, y las generaciones de la familia que quedaron en la Galicia territorial.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca