Una iniciativa que mejora el acceso de los jóvenes a los servicios básicos

 

Para comenzar a usar la tarjeta es necesario contar con saldo por lo que inicialmente se debe cargar el saldo de los viajes que se vayan a realizar. Lo que se gasta en esos viajes será devuelto posteriormente.

La recarga de la tarjeta es muy sencilla y se podrá hacer en los cajeros de Abanca o en las oficinas habilitadas para ello. La recarga se puede hacer en efectivo o con tarjeta de débito. También podrá hacerse a través de la banca móvil.

Con esta tarjeta es posible pagar los viajes de otra persona, pero sólo se devolverá el importe de los viajes del titular de la tarjeta. En todo caso, se recuerda que la tarjeta es personal e intransferible y en caso de que sea utilizada por otra persona, el titular puede perder el derecho a disponer de la tarifa gratuita. 

La recarga de los viajes hechos en la primera quincena del mes estará disponible a partir del día 5 del mes siguiente, mientras que los viajes realizados en la segunda quincena del mes estarán disponibles a partir del día 20 del mes siguiente. 

Una iniciativa que mejora el acceso de los jóvenes a los servicios básicos
image_gallery
La tarjeta ‘Xente Nova’ permite realizar 60 viajes gratuitos al mes.

La extensión de la gratuidad del transporte interurbano a los jóvenes menores de 21 años en toda Galicia pretende contribuir a la economía de las familias y facilitar el acceso de los jóvenes a servicios básicos como la educación, especialmente la no obligatoria. De hecho, un joven que viva en Noia y vaya todos los días en autobús a la Universidad de Santiago ahorrará, durante un curso, unos 1.200 euros. 

En concreto, con la tarjeta ‘Xente Nova’ se podrán realizar un total de 60 viajes al mes en los viajes interurbanos del transporte público gallego, así como en el transporte de la ría de Vigo, y en el tren de vía estrecha de Ferrol. 

Actualmente, y a la espera de que a principios del próximo periodo escolar se ponga en marcha la aplicación para llevar la tarjeta en el teléfono móvil, quienes quieran disfrutar de esta gratuidad deberán solicitar la tarjeta en las oficinas de Abanca habilitadas para expedirla. 

Para comenzar a usar la tarjeta es necesario contar con saldo por lo que inicialmente se debe cargar el saldo de los viajes que se vayan a realizar. Lo que se gasta en esos viajes será devuelto posteriormente.

La recarga de la tarjeta es muy sencilla y se podrá hacer en los cajeros de Abanca o en las oficinas habilitadas para ello. La recarga se puede hacer en efectivo o con tarjeta de débito. También podrá hacerse a través de la banca móvil.

Con esta tarjeta es posible pagar los viajes de otra persona, pero sólo se devolverá el importe de los viajes del titular de la tarjeta. En todo caso, se recuerda que la tarjeta es personal e intransferible y en caso de que sea utilizada por otra persona, el titular puede perder el derecho a disponer de la tarifa gratuita. 

La recarga de los viajes hechos en la primera quincena del mes estará disponible a partir del día 5 del mes siguiente, mientras que los viajes realizados en la segunda quincena del mes estarán disponibles a partir del día 20 del mes siguiente. 

Una iniciativa que mejora el acceso de los jóvenes a los servicios básicos