3EData, una mentorización con éxito

3EData, una mentorización con éxito
Captura de pantalla 2022-11-07 a las 11.25.48
David García, ingeniero en geomática y topografía.

La empresa de gestión de proyectos del sector agroforestal y medioambiental 3EData es un caso de éxito del programa ‘Xuventude Mentoring’ ya que varios de sus participantes están en la empresa. 

Este es el caso de David García, ingeniero en geomática y topografía que cuando finalizó sus estudios en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería en Lugo se anotó al Programa de Desemprego de Garantía Xuvenil y unos tres meses después le avisaron para participar en el proyecto de ‘mentoring’. Un mes después de inscribirse comenzó el programa que duró tres meses y unas semanas después ya estaba trabajando.

“En mi caso tuve mucha suerte porque mi mentor ya me ofreció trabajo en su empresa y aquí estoy. En este caso, el programa funcionó muy bien”, explica García, para quien participar en esta primera edición del programa ‘Xuventude Mentoring’ fue “una experiencia muy enriquecedora porque en el modelo educativo actual no te enseñan cómo moverte en el mundo laboral y con este programa pude conocer mejor este campo, perder algunos miedos a que puedo hacer y cómo moverme en mi futuro”. 

Para este ingeniero de Cuntis, este tipo de programas son muy importantes “porque también pude conocer a mucha gente, entre ellos a mi jefe actual”. 

García asegura que cuando tuvieron sesiones con otros participantes en el programa, el ambiente era de satisfacción y, en general, había una “valoración positiva del programa porque todo lo que sea aumentar conocimientos es bueno”. 

“Lo recomendaría sobre todo a los jóvenes que están desorientados, sobre todo a aquellos que no tienen tanto conocimiento del mundo laboral porque hay un cambio grande entre el ámbito de la formación al mundo laboral”, explica. 

Por parte de la empresa, Antonio Rubinos, responsable del área de proyecto de 3EData, también hace una valoración “positiva porque es una forma de acercarse a los jóvenes y ver sus inquietudes en el tránsito de la parte de la formación a la introducción del mundo laboral y ver qué expectativas tienen, lo que interpretan ellos que es el mundo laboral y la forma de trabajar”. 

“Es positivo para ambas partes”

Este programa, explica, “te permite hablar con gente joven, ver sus inquietudes y motivaciones, cuáles son los principales criterios a la hora de elegir un trabajo y qué miedos tienen. Creo que es positivo para ambas partes”. 

Esta empresa de base tecnológica y afincada en Lugo participó en la primera edición del programa y “ya me he ofrecido para los próximos años porque lo veo algo muy positivo”, asegura Rubinos, quien recuerda que “algunos de los jóvenes que he mentorizado han acabado en la empresa haciendo prácticas y con becas de formación”. 

“La primera parte de las reuniones que tienes con los jóvenes –explica– son para conocer qué es lo que quiere un joven recién titulado o cómo interpreta que es el mundo laboral”, y por eso la labor de los mentores es “contextualizarlos, dar a conocer los aspectos reales, qué se demanda de la gente joven y animarlos para que venzan los miedos y reticencias ante esta nueva etapa de la vida”. Tras esta primera parte comienza el proceso de acompañamiento en la búsqueda, “ver dónde están los principales puestos de trabajo y cuáles son los principales perfiles dentro de su formación profesional”. Este proceso dura tres meses, un tiempo que Rubinos considera suficientes, ya que, “a partir de aquí se crea un canal de comunicación casi personal, un vínculo entre mentor y tutorizado para que en el futuro estos puedan seguir transmitiendo dudas o acompañando más allá del programa”. “El canal de comunicación queda abierto y para los jóvenes es una manera de penetrar en los círculos de recursos humanos de las empresas, es un contacto al que poder recurrir y no vas a cerrarlo ni por cortesía ni por el carácter humano de la relación que se pueda establecer”, asegura.

Para Rubinos, ambas partes salen ganando con este proyecto, ya que los jóvenes conocen el mundo laboral y para las empresas “participar en todas estas iniciativas es una forma más de la búsqueda y captación de talento. Es una puerta más a conocer jóvenes con talento y con unas inquietudes porque solo el hecho de que un joven se apunte a un programa de mentorización ya implica una actitud y una posición activa en la búsqueda de empleo y la penetración del mundo laboral y también una intención para seguir formándose”.

3EData es una empresa joven, fundada en 2016, como un ‘spin-off’ de la Univesidad de Compostela y está muy vinculada al mundo de la innovación, “con lo cual el contacto con los jóvenes está en el ADN de la empresa, tenemos programas de formación y acompañamiento al margen de este de mentorización con las tres universidades gallegas y participamos en varios másteres”, recuerda Rubinos. 

3EData, una mentorización con éxito