EL 25 DE JULIO SE REUNIERON CON LA DIRECTORA GENERAL DE LA CIUDADANÍA ESPAÑOLA EN EL EXTERIOR

Los presidentes de los CREs en Argentina hacen balance de su situación tras los últimos comicios

Presidentes y representantes, recientemente electos, de los Consejos de Residentes Españoles (CRE) de las cinco demarcaciones consulares de Argentina se reunieron con la directora general de Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin, el lunes pasado en la Ciudad de Buenos Aires.
Los presidentes de los CREs en Argentina hacen balance de su situación tras los últimos comicios
 Foto de familia de los presidentes y consejeros de los CRE de Argentina.
Foto de familia de los presidentes y consejeros de los CRE de Argentina.
Presidentes y representantes, recientemente electos, de los Consejos de Residentes Españoles (CRE) de las cinco demarcaciones consulares de Argentina se reunieron con la directora general de Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin, el lunes pasado en la Ciudad de Buenos Aires.
Al encuentro, que tuvo lugar en la sede de la Consejería de Trabajo, asistieron Felipe Andreu López, presidente del CRE-Mendoza; Manuel Rey Flores, secretario del CRE-Bahía Blanca, la presidenta, Graciela González Prieto, en vuelo desde Bahía Blanca no llegó porque las condiciones climáticas impidieron el aterrizaje del avión en la capital argentina; el presidente del CRE-Rosario, Darío Bondino Pérez; el presidente del CRE-Córdoba, Justino Nava Vega; la presidenta del CRE-Buenos Aires, María Teresa Michelón y algunos consejeros porteños.
‘Crónicas de la Emigración’ conversó con los representantes de los CREs de las demarcaciones consulares del interior de país, quienes hicieron un balance de los resultados de los últimos comicios en sus respectivas demarcaciones consulares y expusieron  los principales proyectos que impulsarán de cara a este nuevo período.


Darío Bondino Pérez

Presidente del CRE-Rosario y consejero de la Ciudadanía Española en el Exterior

Tras encabezar la lista más votada, Darío Bondino Pérez fue elegido presidente del CRE en la demarcación consular rosarina con el apoyo unánime de los consejeros electos, según relató a esta publicación. Es consejero del CRE desde hace 6 años, pero ésta es la primera vez que ocupa la presidencia.
Pregunta. ¿Cuál es el balance que hace de los últimos comicios?
Respuesta. Creo que los resultados marcaron, más que nada, una continuidad de lo que sucedido en las elecciones del 22M. Hubo poca participación en general, en parte, debido a que el horario de votación fue muy corto, ya que en esta oportunidad se extendió de 9 de la mañana a 6 de la tarde  mientras que en elecciones anteriores el horario se había prolongado hasta las 8 de la noche.
P. ¿A qué atribuye la reducción del horario?
R. El problema que tiene el Consulado de Rosario es que cuenta con muy poco personal. Durante mucho tiempo trabajaron varios pasantes pero a medida que se les fueron venciendo los contratos no se repusieron, con lo cual, sumado al nivel creciente de demanda, no dan abasto. Por eso, uno de los pedidos que vamos a impulsar desde el CRE es que se asigne más personal en la demarcación consular de Rosario.
P. ¿Qué otros proyectos consideran prioritarios de cara a este nuevo período?
R. Creo que es fundamental informar a la gente. En esta oportunidad nos federalizamos un poco incorporando a dos consejeros en la ciudad de Santa Fe para poder llegar a más españoles.
La propuesta será conectarse con todas las asociaciones españolas para que nos ayuden a dar a conocer qué es el CRE y cuál es su papel. Queremos darle todo el apoyo que se pueda a esto para que no seamos una institución que esté lejos de la colectividad.
P. ¿En qué situación se encuentra el colectivo español en Rosario?
R. En Rosario, el colectivo español está muy unido pero la Demarcación Consular abarca 6 provincias y de Rosario a Formosa o Misiones hay mucha distancia.
Tengamos en cuenta que la demarcación incluye a las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Santa Fe y que dentro de cada una de estas provincias hay españoles desperdigados por todos lados. Nosotros queremos llegar a toda esa gente que está un poco lejos y que incluso muchas veces no conocen los programas que el Estado español pone a su disposición.
P. ¿Cómo se tomó allí la reciente reforma de la Loreg?
R. Pésimamente, calculo que como en todos lados. El voto rogado en particular fue un tema muy escabroso. El voto municipal, de alguna manera, fue otra cosa porque siempre fue un voto que había que pedir y quedaba en la conciencia de cada uno el votar o no. Pero el hecho de tener que rogar el voto un poco te lleva a sentirte un español de segunda o disminuido en este derecho.


Justino Nava Vega

Presidente del CRE en la Demarcación Consular de Córdoba y consejero de la Ciudadanía Española en el Exterior

Justino Nava Vega ya lleva tres mandatos, en 12 años, como presidente del CRE–Córdoba y comienza la andadura de su cuarto mandato al frente de este órgano consultivo.
P. ¿Cuál es el balance que hace de los últimos comicios?
R. En las elecciones al CRE la gente no votó por dos razones. Una de ellas fue porque el cónsul hizo las elecciones un día lunes y la gente los lunes trabaja, pero ese no fue el problema mayor sino que ese lunes fue el día que el famoso Club de fútbol Belgrano llegó a Córdoba después de haberle ganado a River y Córdoba. Fue un caos, los negocios cerraron y la gente no salía porque tenía miedo de que pudiera haber disturbios.
En las últimas elecciones habían votado 2.600 personas, pero este año solamente votaron 127 personas. Tampoco se hizo mucho para que la gente votara.
Yo cuando le hablaba a la gente de las provincias de Salta o Tucumán nos decían: Oigan, ¿ si no podemos votar en las elecciones españolas para qué quieren que los votemos a ustedes?.
Eso fue un caos. Decirte que, incluso, hubo gente que hizo campaña para que los  españoles que no votaran.
P. ¿Qué proyectos considera prioritarios para este nuevo período?
R. Lo primero es que los españoles tenemos que ser todos de primera. No puede haber españoles de primera, de segunda y de tercera. Esto quiere decir que nosotros tenemos derecho a votar como cualquier español que reside en España y que estamos en contra del voto rogado. Otro problema es que las abuelas no puedan dar la nacionalidad a sus nietos porque constituye una discriminación por cuestión de género intolerable. Todos estos  temas los vamos a plantear en el seno del Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior para buscar el consenso de los representantes del todo el mundo.
P. ¿En qué situación se encuentra el colectivo español en Rosario?
R. La demarcación está bien, tanto en Salta como en Tucumán, que son las provincias que más españoles tienen, lo mismo Catamarca. Las que están un poco más alejadas son las Provincias de la Rioja y Jujuy. El problema que hay ahora es que están cortando mucho las pensiones asistenciales y muchas veces se le cortan a gente que la necesita. Cuando le cortan la pensión a gente que no la necesita yo los felicito pero no a gente  que si la necesita, eso está pasando y es una injusticia porque hay gente muy mayor que tiene una jubilación de 1.600 pesos y hoy en la República Argentina no se puede vivir con ese dinero.
P. ¿Cómo están en temas de asistencia sanitaria?
R. En Córdoba, el gobierno de España tiene poca participación en temas de salud, más allá de que el Consulado da una ayuda económica para casos de emergencia social o sanitaria. También se atiende a los presos españoles en Argentina, a los que se les va a pagar una suma mensual. Allí, salvo uno que tuvo un problema con su mujer y la mató, los demás dicen que son todos inocentes, pero están presos por problemas con drogas.
P. ¿Usted los visita?
R. Yo siempre los visito en la cárcel para ver cómo están.


Felipe Andreu López

Presidente del Consejo de Residentes Españoles en la Demarcación Consular de Mendoza y Consejero de la Ciudadanía Española en el Exterior

Tras las elecciones, Felipe Andreu López fue re-elegido por sexta vez, presidente del CRE–Mendoza y lleva cuatro mandatos como Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior.
P. ¿Cuál es el balance que hace de los últimos comicios?
R. Pues yo no estoy muy satisfecho con el apoyo de la gente. Da la sensación de que la gente no ha tomado conciencia de todo lo que se ha venido trabajando durante todos estos años: los programas asistenciales, de viajes, de becas, los derechos de nacionalidad, la última ley de nietos; si bien es cierto que no hemos tenido presupuesto para poder informar al electorado adecuadamente.
En la región de Cuyo votaron 700 españoles, alrededor del 3% del padrón. No es una cantidad muy representativa sobre todo teniendo en cuenta que en la región hay 2.500 pensionistas asistenciales y 800 beneficiarios de becas escolares; por lo menos, la gente que se está beneficiando del dinero que envía España para mitigar las necesidades de los más desprotegidos podrían haber ido a votar porque es lo que nos respalda. No entienden que este organismo es un ente que nos representa directamente. Esto no tiene nada que ver con una institución sino con el derecho de los españoles y la obligación de los que somos elegidos de velar por esos derechos.
P. ¿Cuál es la tendencia de participación en las últimas convocatorias?
R. En Mendoza empezamos con el 17%, después el 13%, luego el 10%; en definitiva la tendencia es decreciente. Además, creo que hubo un contagio del error que el Estado Español está cometiendo con sus ciudadanos en el exterior restringiéndoles el voto. En las elecciones autonómicas del 22M en Mendoza votaron apenas votaron 212 personas.
P. ¿Cómo se tomó allí la reciente reforma de la Loreg?
R. El sistema está mal implantado porque el voto rogado, por lo menos, tendría que ser sin costo para los votantes, pero lo han dejado correr por cuenta de los electores. La Loreg no contempla la situación de países tan lejanos como el nuestro y con sistemas de correo deficientes.
P. ¿En qué situación se encuentra el colectivo español en Mendoza?
R. Me siento satisfecho con el trabajo realizado porque la demarcación consular en la región de Cuyo es la que más pensionistas asistenciales tiene, a excepción de Buenos Aires que por su cuantía no es comparable, pero, porcentualmente, es la que más beneficiarios tiene. También hay que decir que es la demarcación geográficamente más pequeña y eso facilita las cosas porque uno puede estar en contacto con la gente.


Manuel Antonio Rey Flores

Secretario del CRE de la Demarcación Consular de Bahía Blanca

P. ¿Cuál es el balance que hace de los últimos comicios?
R. La región es atípica con relación a otras demarcaciones consulares porque es una extensión de alrededor de 1 millón y medio de kilómetros cuadrados y únicamente el 12% de la población vive en la ciudad donde reside el consulado y el 88 % está dispersa. Por tanto, la participación es por sistema devoto rogado, fue de 3, 98%, es alta en comparación con demarcaciones como Córdoba, Mendoza o Rosario.
P. ¿A qué atribuye la escasa participación de la gente?
R. La problemática viene de los CREs anteriores que en su conformación incluían solo españoles residentes en Bahía, gente conocida y la conformidad era estar cerca del consulado y nada más. Hasta el CRE anterior a éste, la máxima participación fue de 168 votos, pero a partir de la inclusión de integrantes de otras provincias de la Demarcación federalizando al CRE, la participación se incrementó a 1.630 electores. Por primera vez, tenemos la presidenta que es de Bahía Blanca, el secretario que es de Comodoro Rivadavia y un consejero de Río Negro, con la esperanza de que a futuro tanto la ley de paridad como la de residencia se cumpla haciendo posible que todos podamos participar del CRE.
P. ¿Qué proyectos considera prioritarios para este nuevo período?
R. El primero es documentar a los españoles. No es posible que el esfuerzo que hace el Estado español no pueda ser usufructuado porque están indocumentados. El 88% de la población no reside en Bahía Blanca y la gente no se puede inscribir porque su pasaporte esta vencido. Tengamos en cuenta que para llegar al Consulado un ciudadano español que viva en Comodoro Rivadavia tiene que gastar 3986$ para trasladarse.
Así, el ciudadano no usufructúa el esfuerzo del Estado por un fallo de la Administración porque no podemos decir que el Estado se desentienda del ciudadano sino que es la Administración la que no tiene los elementos. Ya hemos hablado con la canciller a cargo del Consulado en Bahía Blanca para que presente un proyecto para que un escáner móvil pueda situarse en distintos lugares a los que puedan converger las personas que se encuentren en un radio de 150 a 200 kilómetros,  una sola vez al año, para que puedan renovar la documentación.
Por otra parte, otros beneficios que da el Estado, como las pensiones contributivas y no contributivas, las becas, y las ayudas para viajes en la Patagonia no son rentables. Cuando llega el famoso cheque hay que venderlo o negociarlo y los beneficiarios pierden alrededor del 18% del poder adquisitivo que provee el Estado español. Con esto se pierde capacidad de ahorro. En el año 1990, recuerdo que el Estado emitió una resolución en la que se hacía cargo de esos costes; habría que ver ahora si se puede hacer algún acuerdo con los bancos provinciales o nacionales para que los puedan cobrar allí.
Por último, creo que nosotros tenemos que tener una demarcación electoral por el exterior donde podamos discutir directamente en el Parlamento las cuestiones pertinentes y no por mandaderos que, en definitiva, vemos cada cuatro años.
Yo hice esa propuesta, que tenía mucho consenso tanto en Europa como en América. Es más, creo que sería muy provechoso eliminar las diputaciones provinciales y con ese dinero ampliar en 50 diputados más el Parlamento y que de ellos 10 o 12 sean del exterior. O sea, que hay muchas cosas para hacer, los CREs deben dejar de ser entidades para asistir a cumpleaños, a actos oficiales y a paellas, hay que pensar también. En síntesis, creo que los Consejos deben cambiar su perspectiva, su mirada y ocuparse más del ciudadano y no tanto de las estructuras.

Los presidentes de los CREs en Argentina hacen balance de su situación tras los últimos comicios