Opinión

“La herencia recibida”

Xurxo Martiz | 01 de junio de 2015

Los nuevos gobiernos municipales en Galicia y las principales ciudades del Estado español podrán empezar a cantar el tango de la “herencia recibida” o como diría Mario Rajoy Brey “...o no”.
Abrir los cajones del Ayuntamiento de A Coruña, con sus 15.5 millones de euros “enterrados” en un túnel, para hacer un paseo con terrazas en la superficie, con la mayor parte de los miembros del gobierno municipal bajo investigación judicial, debe de ser toda una tentación para repetir una y otra vez el segundo lema del Partido Popular (PP) “la herencia recibida”.
Golfos, mangantes, sinvergüenzas, ladrones... por acción y omisión. De poco sirve afirmar que en el Partido Popular y en el PSOE hay gente honesta, es tanto como aquella afirmación de Alberto Núñez Feijóo según la cual el PP posee la tasa más alta de gallego-hablantes entre sus votantes.... porque también posee la tasa más alta de castellano-hablantes.
Así las cosas es probable que muchos de estos políticos que vivieron del dinero de todos, Rita Barberá y los 40 ladrones que a diestra y siniestra le reían sus gracias, no huelan nunca un barrote de la cárcel. Igual que los ERE en Andalucía.
El ejemplo más cercano lo tenemos en la insoportable levedad del ser de estar imputado por algo. Es como una historia interminable en la que puedes ser salvado por la muerte antes de cumplir condena.
El principal mangante de este país no sólo no será juzgado nunca, su figura es intocable (como los parias en India) sino que continúa recordándonos, día sí, día no, que por el momento... “los ricos van ganando”.
Para distraer la atención resucitamos a ETA, a Hugo Chávez Frías y su “régimen”, a los de Palancagüina y a la “Transición”, ese tránsito de un ‘dictablanda’ que fue dura a un sistema de golfos, mangantes, sinvergüenzas y ladrones. En fin... hay luz al final del túnel según los resultados electorales... un túnel muy distinto al coruñés.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca