Opinión

Gente legal sí, gente honesta no

Xurxo Martiz | 17 de noviembre de 2014

El Ayuntamiento de Burgos pretende gastar seis millones de euros en su plaza de toros que, visto lo visto, es una cantidad nimia si la comparamos con los 62.000 euros que nos gastamos todos en que el presidente de Extremadura, José Antonio Monago Terraza (PP), visitase a su novia en Canarias, o los millones de euros en gastos varios de aquellos que un día se encaprichan con ‘Toblerone’ y pasado mañana con un safari.
Aquí hay dinero suficiente para muchas cosas que uno no imaginaba. Lo vemos en las millonadas que se malgastan en toros, ferias, promociones institucionales, representaciones oficiales... rescate de bancos a fondo perdido.
Existe un mundo paralelo, uno es el de los ciudadanos y otro el de los que “están en el ajo”. “Un equipo especializado y técnico es el que decide la concesión de las subvenciones”, escuché más de una vez de responsables políticos al frente de instituciones públicas. La realidad lucha contra esa “confesión de buenas intenciones” cuando vemos que casualmente los proyectos “más interesantes” son de los conocidos, amigos y familiares de los responsables políticos.  
No deja de ser chocante que el Partido Popular de Catalunya haya elegido el lema ‘Gent legal’ para promocionarse con todos los ejemplos que nos han dado de su mucha legalidad y su absoluta falta de honestidad. No necesitamos gente legal sino gente honesta. De ‘gente legal’ estaban los banquillos llenos en Alemania y en la Argentina… pero no de gente honesta.

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca