Opinión

Hambre en España

Manuel de Castro | 27 de febrero de 2012
No es lo mismo ser el país más pobre que el país con más pobreza. España es un país rico, pero también el país con más pobreza de Europa, sólo adelantado por Letonia y Rumanía. Esto no lo dice un rojillo de esos que merece ser achicharrado a porrazos por los antidisturbios españoles, que se escudan en la orden de sus superiores para castigar físicamente a ciudadanos que no roban y proteger a los que sí roban, aunque sean los aporreados los que pagan el sueldo a los policías con los impuestos que sí dejan en España. Esto lo dice la ong Cáritas en su último informe, en el que señala que hoy hay más pobres que nunca en España y que el nivel de pobreza también es mayor que nunca, y que esto sucede porque la diferencia entre ricos y pobres es mayor que nunca, es decir, que en medio de esta pobreza los ricos son más ricos que nunca. Denuncia el informe que por cada cuatro hogares, uno de ellos es directamente pobre y otro está en situación de alto riesgo, con un pie en el abismo. Resulta desalentador que esta denuncia la haga una organización como Cáritas, perteneciente a la iglesia católica, la misma que posee el mayor y más ostentoso patrimonio privado de España y que recibe más dinero público que ninguna otra empresa del país. La propia iglesia española, con sus precarios de Cáritas ayudando ejemplarmente a los pobres frente a su curia de jerifaltes adornados con sus casullas y sus estolas que imitan reinonas en el armario, es un vivo retrato de la España de las desigualdades más vergonzantes.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Otras Opiniones de Manuel de Castro

Crónicas de la Emigración en la red

publicidad

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

publicidad

Hemeroteca