Opinión

El poeta ferrolano Francisco Cabo Pastor

Isaac Otero | 12 de febrero de 2009
Nacido en 1872, Francisco Cabo Pastor fue alumno de la Escuela de Artes y Oficios de Ferrol, la ciudad gallega que lo viera venir al mundo en el último tercio del siglo XIX. En cuanto a su condición de médico, recibió destacadas y diversas distinciones entre las que merece recordarse la correspondiente a la Sociedad Española de Higiene. Preclara figura de ‘Solidaridad Gallega’ –dirigida por su buen amigo y compatriota local don Rodrigo Sanz– a partir de 1916 se incorpora al movimiento galleguista, el cual se encontraba en el permanente combate en pro de la “causa autonomista” y en contra de los denominados “abusos caciquiles”.
Francisco Cabo Pastor alcanzó a ocupar el cargo de tesorero de las célebres ‘Irmandades da Fala’ de su siempre amado Ferrol. Debido a una enfermedad se quedó ciego a lo largo de su dilatada vida, ya muy longevo, puesto que falleció a los 101 años, el 16 de marzo de 1973.
En su villa natal publica en 1908 ¡Despertad, gallegos! Se trata de un grito de libertad y de encendida protesta en contra de todos aquellos políticos contemporáneos carentes de responsabilidad e igualmente de los intocables caciques de aldeas y poblaciones de la época decimonónica y de comienzos del siglo XX. En 1919 sale de imprenta su obra Versos Gallegos. Cantigas e cousas da Nosa Terra. Y en 1924 publica La Universidad Gallega (Aportaciones para su autonomía). Y en 1929, encuadrada en la colección ‘Céltiga’, ve la luz una novela corta cuyo título es Sempre noiva.
Conviene rememorar que en 1924 sale de imprenta en Madrid la obra titulada Los Une-Borricos. Poema medieval agrario, de tono declaradamente humorístico y jocoso. Y al cabo de diez años, publica Camino de hierro. Apuntes de un ciego en un viaje de El Ferrol a Madrid. Al año siguiente, en 1935, un nuevo título: Tertulia de rebotica.
El escritor Cabo Pastor –aparte de su apreciada tarea de conferenciante– asimismo colabora en muchas y diferentes publicaciones de carácter periódico. Tales son aquellas que tenían por títulos El Correo Gallego, Galicia y Juventud de la ciudad ferrolana. También aparece su firma en Cultura campesina, correspondiente a la villa de Fene, igualmente municipio de la provincia de A Coruña. Y en la publicación Antorcha, editada en el Ayuntamiento coruñés de Cedeira. Y del mismo modo, en A Nosa Terra de la ciudad coruñesa.
He aquí, pues, a grandes rasgos el perfil intelectual del poeta y periodista Francisco Cabo Pastor, hijo señero de la ciudad ferrolana. Humana semblanza de su espíritu amoroso hacia la historia y la geografía, el arte y la lengua romance de Galicia, a la vez que su incansable testimonio de denuncia ante tantos atropellos frente a la conducta ética, moral y social del pueblo gallego durante aquella transición entre las postreras décadas del siglo XIX y las primeras correspondientes al siglo XX.
Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca