Opinión

‘El valor de la vida’ con “amor y pedagogía” de Marta Sánchez

Isaac Otero | 21 de agosto de 2017

He aquí ‘El valor de la vida. Una innovadora experiencia educativa con adolescentes del siglo XXI’, cuya autora es la profesora Marta Sánchez, bajo el sello editorial ‘Duken’ –en 2ª edición actualizada–, Buenos Aires, 2016. Este libro, en su edición también en abril pero de 2009, luce en su tapa un cielo sobre el cerro Uritorco, en Córdoba, fotografía tomada por la profesora Mónica Meccelli. Ricardo y Felisa Vega son los autores de la foto de la contratapa. “El docente ideal es aquel que se vuelve como un puente para que sus alumnos lo atraviesen y que luego que han pasado se desmaya de alegría porque sus alumnos, irán ellos mismos haciendo sus propios puentes”, escribió la profesora Marta Sánchez, tomando como cita el pensamiento de Nikos Kasanzakis, al frente de este volumen.

Como dedicatorios, el célebre cardiólogo y eduador, Dr. René Favaloro, además de Constancio C. Vigil, el profesor Jorge César Martínez, a sus cofrades –“en su apasionante tarea de enseñar”– y, ¿cómo no?, el homenaje a sus alumnos del Instituto Polimodal ‘Madre Teresa’ del barrio de Quilmes-oeste, en sus promociones de 2001 a 2015. Entre los agradecimientos, a su hijo Misael Gobello, “paciente auxiliar en esta tarea”, y a su maestro Prof. Pedro Foglia y a Álvaro A. Suárez y Betina Nieves, los cuales organizaron la presentación de la obra en la ‘Feria del Libro’ de San José de Mayo, República Oriental del Uruguay. “La escuela no es un sustituto de la autoridad de los padres. Ellos siempre deben estar presentes y ser aliados con los buenos docentes. Afirmar con palabras y gestos el respeto a la autoridad, que siempre debe estar presente y siempre es un verdadero servicio para formar”, asevera Monseñor Rubén O. Frassia, Obispo de Avellaneda-Lanús (Avellaneda, 29 de marzo de 2016), en su hermoso ‘Prólogo’ que abre las puertas de  esta publicación.

“No es tiempo de proclamar la paz ya –escribe Marta Sánchez, en su ‘Prólogo’ a la presente edición– . Es tiempo de construirla y ejercerla. Cada adulto en el lugar donde le toque actuar, sea el hogar, el aula, la oficina, los medios de comunicación, la cocina, la justicia, el Estado, la cancha de fútbol… ¡donde haya un ser humano!”. Iniciamos este periplo –con “amor y pedagogía”, como en su novela desarrolló el imperecedero escritor y filosofo Don Miguel de Unamuno y Jugo, el singular pensador de la denominada ‘Generación de 1898’ en España– concibiendo “la vida, un regalo”, con “palabras desde el camino”. Viajamos por la “música en el aula” y las “frases para reflexionar”. ¿Respirar la vida con la “pizarra mágica”? Nos aprontamos al “CD Personal”, a  “la historia de Juanito”. ¿Derecho a soñar con “el poder de las creencias”? Luego, “teatralizamos un cuento” para después descubrir el proyecto de “La magia de la palabra”. Se apropincuan los artistas al aula y “los adolescentes nos sorprenden, haciendo cultura y descubriendo tradiciones”. “Educando para la Paz, educando para la vida”…

Si lo deseamos, evoquemos aquellas ‘frases inspiradoras’. Meditemos también en aquellos que ‘continuarán la tarea’. En sus postrer texto, titulado ‘A manera de despedida’, expresa: “Ojalá el tiempo que hayas tenido este libro en tus manos, en esta conversación que quiso vencer tiempo y distancias, te haya sido grato… Necesitamos intercambiar experiencias y así fortalecernos. Un libro aguarda que lo escribas”. Un anexo, en fin, y una biografía.

 

Más acciones:

Crónicas de la Emigración en la red

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca