Imprimir

Regina Jallas: “El ‘Recreio dos Anciâos’ es una de las mejores residencias adaptadas de la colectividad en el mundo”

Redacción, Vigo | 23 de Febrero de 2019

Regina Jallas y el resto de la directiva de la entidad junto al vicepresidente Rueda y Miranda, durante la visita que realizaron en noviembre de 2018.

Regina Jallas se muestra orgullosa de la sociedad que preside: la Associaçao Recreio dos Anciâos, de Río de Janeiro. Se trata de una entidad que se creó en 1940 por obra del pontevedrés Manuel Barreiro Cabanelas y por ella han pasado 78 largos años destinados a prestar atención a personas mayores necesitadas en una ciudad que contabiliza alrededor de 12 millones de habitantes.

Regina Jallas se muestra orgullosa de la sociedad que preside: la Associaçao Recreio dos Anciâos, de Río de Janeiro. Se trata de una entidad que se creó en 1940 por obra del pontevedrés Manuel Barreiro Cabanelas y por ella han pasado 78 largos años destinados a prestar atención a personas mayores necesitadas en una ciudad que contabiliza alrededor de 12 millones de habitantes.

“Todo lo que se hace aquí, se hace pensando en los residentes, personas sin familia”, entre los que hay 35 de origen gallego, asegura Regina, natural de Santa Comba (A Coruña), quien emigró con su madre y su hermano a Río de Janeiro en 1959 a la edad de nueve años, gracias a un programa de la iglesia católica que favorecía este tipo de traslados. Su padre ya se había instalado en esa localidad brasileña dos años antes y reclamó su presencia en Brasil para estar todos juntos.

Una vez se instaló en el país de acogida, Regina pudo formarse gracias a las becas que le concedía el Gobierno brasileño. “En Galicia no tendría oportunidad”, dice.

Le gustaba estudiar y trabajó como administradora de empresas, después de dos años de estudios de ingeniería y un curso de postgrado en la Complutense de Madrid con una beca del Gobierno de España.

En un principio, no se vinculó con la colectividad. Fue por mediación de su marido por lo que empezó ayudando en la Comunidad Hispana de Asistencia Social. “Éramos 15 mujeres trabajando” en tareas de tipo social, asegura, y con el tiempo y gracias a su buen hacer, llegó a ser presidenta.

Los contactos entre entidades la colocaron en el punto de mira de los dirigentes de la Associaçao Recreio dos Anciâos, que la invitaron a regir los destinos de la entidad. Pero no sería hasta 2010, después de diecisiete años como socia, cuando accedió al cargo. Desde entonces, comenzó con la ingente tarea de remodelar el inmueble y, a día de hoy, “toda la casa es nueva, y muy bonita”, asegura.

Dispone de 202 habitaciones, todas individuales y con baño propio, un teatro para 250 personas, restaurante, cafetería, sala de fisioterapia, salón de peluquería y sala de juegos, además de servicio de odontología.

La casa se financia con tres tipos de cotizaciones: las procedentes de los que pagan; por el alquiler de inmuebles donados, y gracias a las ayudas del Gobierno de España y de la Xunta de Galicia. La Secretaría Xeral de Emigración del Ejecutivo gallego destina a esta entidad una cantidad anual de 25.000 euros, que son empleados en introducir mejoras en el inmueble y en prestar atención a los gallegos alojados en él: en comida, medicinas y en toda clase de cuidados, ya que en la residencia hay médico y enfermeras 24 horas al día, asegura Regina.

Las cantidades que destinan las administraciones son “una ayuda muy pequeña, pero las autoridades nos dan tanto cariño que nos encanta”, dice la presidenta, quien revela que el pasado noviembre visitaron la residencia el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, con el fin de establecer contacto con los mayores y comprobar el buen uso que se hace de las ayudas que se destinan a la entidad.

“El ‘Recreio’ es una de las mejores residencias adaptadas de la colectividad en el mundo”, comenta Regina, y las autoridades lo pudieron comprobar, una vez más, durante el contacto que mantuvieron el pasado noviembre con los mayores, que, además de contarles aspectos de su vida y del transcurrir diario en la asociación, los llevaron a sus habitaciones para que pudieran corroborar su calidad.

 

El día a día en la residencia

Las vidas de los residentes, las de los que aún pueden valerse por sí mismos, transcurren a diario entre clases de gimnasia, sesiones de memoria y baile y la asistencia a espectáculos que se programan los fines de semana. También juegan a las cartas, asisten a proyecciones de películas y realizan excursiones de un día. Entre los proyectos a corto plazo, Regina anuncia la construcción de una piscina especializada en la que los residentes puedan realizar sesiones de hidroterapia e hidrogimnasia. No se trata de una piscina para la natación, sino terapéutica, matiza la presidenta, quien se muestra ilusionada con este proyecto.

Enamorada de su tierra, la presidenta de la Associaçao Recreio dos Anciâos se confiesa muy satisfecha de vivir en Río de Janeiro. “Es una ciudad muy turística, y el clima es bueno”, asegura. Lo importante es saber moverse por ella y disfrutar de sus posibilidades, porque “es una ciudad muy bonita” que los gallegos han sabido explorar en el plano turístico, ya que ostentan entre el 50 y el 60 por ciento de la red de hostelería de Río. La mayoría “son muy buenos empresarios”, confiesa, Regina, quien estos días se encuentra de visita en Santa Comba, porque en la pequeña localidad coruñesa conserva familiares y amigos. Sin embargo, lo que más echa de menos es el clima de Río. “Aquí, en Galicia, hace mucho frío”, se queja.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.cronicasdelaemigracion.com/articulo/galicia/regina-jallas-recreio-anciaos-es-mejores-residencias-adaptadas-colectividad-mundo/20190223140102091633.html

Crónicas de la Emigración
© 2019 Crónicas de la Emigración

     
Desarrollado por Openhost con:      
OpenNeMaS CMS OpenHost S.L. Opennemas CMS