Cartas al Director

La página del Consello da Cultura donde hablan de mi abuelo

Por Susana Barral Cruces, Buenos Aires hace 1 semana

Mi nombre es Susana Beatriz Barral Cruces, nieta de Fortunato Cruces, y con gran asombro veo esta página del Consello da Cultura donde hablan de mi abuelo. El año pasado tuve la suerte de ir a conocer Lestrove entrando por la Av. Fortunato Cruces. Fue muy emotivo todo, vi la placa en una esquina que habían puesto en honor a él. Mi abuelo falleció cuando yo tenía 5 años, pero tengo vagos recuerdos de él en la casa donde vivíamos con mi mamá, mi papá, mi abuela y mi abuelo, así que recuerdo más cosas de la casa y reuniones familiares.

Mi abuelo en esa casa tenía la biblioteca llena de paquetes con sus ‘Nova Galicia’, casi todos los ejemplares, los libros Cousas Galegas y Castañolas, su poncho, clises con las fotos de los libros, y muchísimas cartas de distintas personalidades de España, ya que era un periodista muy conocido por la colectividad española.

Con los años, nos mudamos a un departamento (vivo en Argentina, capital federal) y la biblioteca se la llevó mi primo, ya que nosotras con mi mamá no teníamos lugar en el departamento. Hasta ahí nunca se tocaron los paquetes que guardaban tantas cosas de mi abuelo, ni sus hijos tocaron nunca nada después de su fallecimiento. Mi primo fallece el año pasado, dos meses antes de mi viaje a España, y como soy la última nieta que queda (tengo 64 años) le pedí a la señora de mi primo que me deje llevar a mi casa todos los paquetes que ahora me los quedaría yo, sin el mueble, pero no iba a perder todo eso de él.

Así fue cómo empecé a traerme paquetes y paquetes de cosas, y algo muy curioso me pasó porque en la biblioteca tenía dos chapas, una decía su nombre y la otra decía Archivo de Nova Galicia. Entonces le dije que me llevaría también las chapas. Cuando saco la chapa de su nombre cae un sobre con un papel de puño y letra de él que dice textualmente: A quien algún día llegue a poseer este mueble y retire mi nombre, le encarezco guarde esta placa que dice Fortunato Cruces. Creo merecerlo, porque he sido un buen español, buen gallego y buen argentino. Este mueble guardó mis penas y mis risas, expuestas en cuentos y poesías. Y esta su firma.

Creo que fue una señal de mi abuelo, a menos de un mes que con mi marido iríamos a España, nuestro primer viaje fuera de Argentina, a ver primos de Orense y Pontevedra y conocer el pueblo de mi abuelo.

Hay muchas biografías en internet, pero nunca había visto esta página y me llamó la atención. Espero poder regresar otro año. Para nosotros con el dólar nuestro nos cuesta mucho sacrificio juntar para un viaje de estos, pero si regreso puedo llevarles alguna Nova Galicia, sin ningún compromiso para que ustedes tengan algo de él, como así también cartas que recibió hasta del Palacio Real. Yo me quedé asombrada con todo lo que estoy viendo de él.

Bueno, perdón por la charla, pero me emociono al ver esta página

 

 

 

Más acciones:
Otras Cartas al Director

Columnistas «Crónicas de la Emigración»

Crónicas de la Emigración en la red

Opinión

Isaac Otero

Isaac Otero

“Hai aquí non só unha intención funcional, senón tamén estética que quere dar máis brillo a unha...
Manuel Corral Vide

Manuel Corral Vide

Se atribuye a Tolstoi haber dicho “pinta tu aldea y pintarás el mundo”. Para encontrar la...

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca