LOS NACIONALISTAS OBTIENEN 27 ESCAÑOS Y LOS INDEPENDENTISTAS, 21, LOS MEJORES RESULTADOS DE SU HISTORIA

El PNV vuelve a gobernar el País Vasco al ser la fuerza más votada, junto con Bildu

| 22 Octubre 2012 - 08:26 h.
Iñigo Urkullu celebra el triunfo del PNV en las elecciones vascas.
Iñigo Urkullu celebra el triunfo del PNV en las elecciones vascas.

El PNV volverá a gobernar Euskadi después de una legislatura en la que socialistas y ‘populares’ consiguieron desbancar de la ‘lehendakaritza’ a la principal fuerza a batir. Con 27 escaños, tres menos que en la convocatoria de 2009, la formación que lidera Iñigo Urkullu tiene abierta la puerta a la negociación con las restantes fuerzas políticas, entre las que destaca la independentista EH-Bildu, que obtiene 21 escaños y se convierte en la segunda fuerza más votada en el País Vasco. El PSE-EE de Patxi López reduce el respaldo con respecto a 2009, al pasar de 25 a 16 diputados, al igual que el PP, que pasa de 13 a 10 escaños.

 

La jornada electoral en Euskadi no ha deparado sorpresas. Los resultados tras el recuento de votos avalaron los datos que adelantaron los sondeos y el PNV se ha convertido en la fuerza más votada en el País Vasco. En esta ocasión, la formación que lidera Iñigo Urkullu, con 27 escaños (el 34,72%) sí podrá formar gobierno al perder respaldo socialistas y ‘populares’ que, en la pasada legislatura, obtuvieron votos suficientes para desbancar a los nacionalistas por primera vez de la ‘lehendakaritza’. En esta ocasión, el partido que lidera Patxi López consigue 16 diputados, nueve menos que en 2009, lo que supone el 19,14% de los votos. El PP de Antonio Basagoiti también perdió escaños, al pasar de 13 a 10 representantes en la cámara, lo que supone el 11,73% de los sufragios emitidos.
La formación ‘abertzale’ EH-Bildu, que no pudo concurrir a los comicios autonómicos en 2009, obtiene 21 escaños, (el 21,5% de los sufragios) lo que sitúa a un partido independentista vasco ante los mejores resultados de su historia.
Por su parte, UPyD obtiene un representante, igual que en la pasada convocatoria, gracias al respaldo del 1,94% de los participantes, mientras que Ezker Anitza y Ezker Batua Berdeak (EB-B) no obtendrían parlamentarios. La abstención asciende al 34,59 por ciento en la comunidad autónoma vasca, algo menos que en 2009, cuando alcanzó el 35,21%.
Vizcaya se mantiene como bastión del PNV, donde logró 11 de sus 27 escaños en la provincia. El PSE pierde 3 diputados en Vizcaya, logrando 5 frente a los 8 de 2009 y el PP obtiene 3 de los 4 de 2009. Todos los escaños perdidos por los constitucionalistas los ha aprovechado EH Bildu, que solo ‘roba’ un diputado al PNV de los seis que ha logrado.
El regreso de la antigua batasuna al Parlamento vasco a través de la candidata de EH Bildu, Laura Mintegi, se ha gestado gracias al granero de votos que ha sido la provincia de Guipúzcoa para la formación ‘abertzale’. Guipúzcoa ha brindando 9 escaños de los 21 que ha obtenido la coalición de fuerzas ‘abertzales’ en estas elecciones.
Sin embargo, Bildu no ha conseguido ganar el suficiente terreno al PNV, que solo pierde un escaño y se queda con 9 en Guipúzcoa frente a los 10 de 2009. La provincia dio también dos escaños a Aralar y uno a Eusko Alkartasuna en 2009, ambas incluidas en las siglas EH Bildu para estos comicios.
También ha contribuido al éxito del soberanismo la debacle socialista en provincias como Álava que históricamente ha sido el principal baluarte contra el soberanismo y la mayor fuente de votos para los partidos constitucionalistas. En 2009, Álava dio 9 escaños al PSE y 6 al PP frente a los 8 del PNV y en las municipales de 2011, el PP fue la fuerza más votada, con un 25 por ciento de los votos, aunque merced a la ley electoral Bildu y PNV se hicieron con más concejales.
En estas elecciones del 21 de octubre, Álava ha vuelto a ser decisiva en la configuración del próximo Parlamento Vasco. De los 25 escaños a repartir, PP con 5 y PSE con 6 solo se han hecho con 11 entre los dos, menos de la mitad de ellos. Bildu (con 6) y PNV (con 7) tiñen del color verde del Partido Nacionalista Vasco una provincia que históricamente ha sido del PSE. Álava también dio a UPyD el único escaño en la comunidad.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca