El centro Laurak Bat celebró su 140º aniversario con la presencia del consejero de Cultura vasco y autoridades nacionales y porteñas

| 20 Marzo 2017 - 13:18 h.
Uno de los bailes celebrados a la puerta de la entidad, en la avenida Belgrano.
Uno de los bailes celebrados a la puerta de la entidad, en la avenida Belgrano.

El centro Laurak Bat –el más antiguo del mundo y la segunda entidad más antigua de Argentina– finalizó este domingo los festejos por su 140º aniversario, con un banquete que tuvo lugar en su sede céntrica del barrio porteño de Montserrat.

Durante la reunión, el domingo pasado, el consejero de Cultura y Política Lingüística del gobierno vasco, Bingen Zupiria, trasladó a los directivos y socios de la entidad el reconocimiento de la administración autonómica y obsequió a la directiva del Laurak Bat con la reproducción de la portada del diario Euzkadi en la que se daba cuenta de la formación del gobierno del Lehendakari Agirre.

Allí también leyó una carta con el saludo del actual primer mandatario, Iñigo Urkullu, al centro y a  todos los vascos y sus descendientes, residentes en el país.

Junto al consejero viajaron a Argentina para participar en esta celebración la secretaria de Acción Exterior, Marian Elorza y el director para la Comunidad Vasca en el Exterior, Gorka Alvarez. Desde la capital argentina, también se sumó a la comitiva oficial la delegada de Euskadi en Argentina-Mercosur, Sara Pagola.

Por su parte, la presidenta del centro, Arantxa Anitua, expresó, en nombre de quienes forman parte de la asociación, su orgullo por esta trayectoria de 140 años.

Esta fiesta, que fue el broche de oro de una serie de actos conmemorativos,  comenzó con un espectáculo de danzas regionales,  ofrecido a la entrada de la sede del Laurak Bat, sobre la Avenida Belgrano.

 

Numerosas actividades

A lo largo de toda la semana se desarrollaron  diversas actividades culturales, académicas, deportivas y recreativas.

En este marco, la asociación se encargó de organizar la V edición del Buenos Aires celebra al País Vasco, que este año coincidió con el aniversario de la institución.

Además, con motivo de su 140° aniversario, el Centro fue distinguido con el máximo galardón que otorga la Cámara alta del Parlamento Nacional: la Mención de Honor ‘Senador Domingo Faustino Sarmiento’, por iniciativa de la senadora nacional Silvina García Larraburu (FpV-Río Negro).

“Es un honor recibir esta distinción, y más aún haciéndolo aquí en esta Argentina que tan generosamente nos abrió las puertas como colectivo, respetó nuestra cultura e historia y nos dejó ser y hacer” señaló la presidenta del centro, Arantxa Anitua, durante el homenaje.

La Universidad Nacional de Buenos Aires también formó parte de las actividades conmemorativas con la realización del Congreso Académico Internacional ‘Migrantes, refugiados, exiliados. Claves económicas y políticas desde una perspectiva de los Derechos Humanos entre pasado y presente’ que tuvo lugar el miércoles pasado en la sede de la Facultad de Derecho-Universidad de Buenos Aires y fue organizado por la Facultad de Derecho (UBA), Conicet, UNSAM, Instituto Etxepare y el Centro Laurak Bat.

Asimismo, el jueves 16 de marzo, se realizó el Seminario ‘Euskal Herrias americanas. Una aproximación al desarrollo del asociacionismo vasco americano (1876-2017)’. Este encuentro contó con la presencia de investigadores argentinos y extranjeros y fue organizado por Imhicihu-Conicet, UNSAM, Instituto Etxepare y el Laurak Bat.

Por último, el viernes 18, se realizó una mesa redonda sobre el proyecto ‘Museo de la Inmigración Vasca’ en la Biblioteca del Laurak Bat, que contó con la participación de Miguel Chiloteguy (subdirector del Museo de la Emigración Gallega), de Ruy Farías (Conicet y Museo Emigración Gallega), Enrique Luco (miembro de ICOM, Consejo Mundial de Museos de la Unesco y Director del Museo Saavedra), Diego M. Santos (historiador, curador en el Museo de La Plata y en el Museo de Arte Decorativo) y Pablo Ubierna, José Gabriel Anitua y José Gutiérrez por el Centro Laurak Bat.

El Centro Laurak Bat se fundó en el año 1877, en la Ciudad de Buenos Aires,  con el objetivo de reunir los recursos necesarios para afrontar la construcción de la Plaza Euskadi.

En estos momentos, en la asociación –que cuenta con más de 400 socios– se dictan clases de baile (Dantza-Taldea), se juega a la pelota vasca, se enseña euskera y dispone de una biblioteca con más de 4.200 volúmenes. También allí funciona un restaurante que ofrece lo mejor de la comida regional.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca