EL GOBIERNO SIGUE APOSTANDO GESTIONAR DE FORMA INTEGRAL EL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

La Xunta y la Universidad de Santiago realizaron otra campaña arqueológica en Cova Eirós (Lugo)

| 04 Diciembre 2017 - 11:49 h.
Trabajos de excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Cova Eirós.
Trabajos de excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Cova Eirós.

La Consellería de Cultura e Educación, a través de la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural, y la Universidad de Santiago de Compostela firmaron, durante el año 2017, un acuerdo de colaboración por valor de 30.000 euros para llevar a cabo una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Cova Eirós (Triacastela, Lugo) el pasado mes de agosto y para organizar, durante el mes de julio, las II Xornadas sobre el Paleolítico del Noroeste ‘De costa a costa: Os territorios paleolíticos entre as costas cantábrica y atlántica’. Esta actuación se enmarca en la apuesta del Gobierno gallego por llevar a cabo una gestión integral del patrimonio arqueológico de la Comunidad.

Las excavaciones arqueológicas que, desde 2008, se realizan en la Cova Eirós (Triacastela, Lugo) bajo la dirección del arqueólogo Arturo Lombera Hermida, han permitido localizar en el sector de la entrada diversas ocupaciones paleolíticas que alcanzan desde el Paleolítico medio hasta los momentos finales del Paleolítico superior. Además, en las paredes de la Gran Sala del interior de la cavidad se encontraron una serie de motivos pintados y grabados que constituyen un descubrimiento de arte parietal del Paleolítico Superior único y excepcional en Galicia y que le valieron a la cueva la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

Además, desde la Xunta se consideró de vital importancia continuar con los estudios de la Cova Eirós y por eso en los últimos años se firmaron diferentes convenios de colaboración que permiten continuar con los trabajos y dar a conocer su relevancia.

 

Castro de Viladonga

Otra actuación en la provincia de Lugo se centra en el Castro de Viladonga, en Castro de Rei, que es uno de los más yacimientos arqueológicos más singulares de Galicia, así como uno de los más conocidos por el público y de los que recibe un mayor número de visitantes al año. 

En este yacimiento, propiedad de la Xunta de Galicia y protegido por su valor cultural, que cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), se llevó a cabo, entre agosto y octubre de este año, una actuación integral con la excavación de nuevas zonas, consolidación y acondicionamiento del entorno.

La actuación la llevó a cabo la empresa Terra Arqueos y cuenta con un presupuesto de 85.426 euros repartidos en las anualidades 2017 y 2018, y cuenta con una cofinanciación del 80% del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa Feder Galicia (2014-2020).

Esta campaña, dirigida por la arqueóloga Yolanda Álvarez, tiene un carácter integral que incluye limpieza, excavación, consolidación y acondicionamiento de un espacio de unos 1.200 metros cuadrados que presentaban un estado de conservación más deteriorado.

Las excavaciones se llevaron a cabo en diferentes áreas. En el sector 13b, que ya estaba excavado se realizaron tareas de reexcavación de la totalidad de la zona, unos 220 metros cuadrados. En el sector 15, también ya excavado con anterioridad, se va a volver a excavar unos 750 metros cuadrados. 

También se llevaron a cabo excavaciones ‘ex nov’ en las áreas AE1, AE2, AE3 y AE4. En la primera se trabajó en una superficie de unos 50 metros cuadrados con el fin de regularizar y estabilizar los perfiles arqueológicos existentes en la zona. Los trabajos del área AE2 tuvieron como objetivo exhumar en su totalidad las estructuras existentes en la zona, para llevar a cabo su posterior consolidación integral. En el área AE3, con una superficie de unos 50 metros cuadrados, se hizo la excavación con el objetivo de regularizar y estabilizar los perfiles arqueológicos de la zona y definir las unidades habitacionales del sector. 

Por su parte, en el área AE4 se trabajó en una superficie de unos 50 metros cuadrados con la finalidad de restaurar y estabilizar la estructura de la muralla en este sector como continuidad de la intervención de 2016. 

En esta intervención también se llevó a cabo la limpieza y consolidación de los muros, pavimentos y otras estructuras de la zona a intervenir, tanto de las estructuras conocidas como de las que se fueron descubriendo durante los trabajos.

Esta campaña también recoge la roza y limpieza –manual, en las estructuras arqueológicas, y mecánica, en el resto del área– con la retirada de la vegetación de unas 1,8 hectáreas. En la ‘croa’ o recinto superior y antecastro, incluyendo las murallas, parapetos y fosos, se llevarán a cabo dos rozas, una con carácter previo a la intervención y otra al finalizar el plazo de ejecución del contrato.

Con esta actuación también se realizará el acondicionamiento de las diferentes áreas con el objetivo de garantizar la máxima protección de las estructuras, además de promocionar mejora en la visibilidad, accesibilidad y compresión del yacimiento. Para ello, se llevarán a cabo nivelaciones y rellenos, sobre todo en las áreas sobreexcavadas, y se instalarán las ramplas necesarias para mejorar la accesibilidad de las zonas de actuación dentro del itinerario de la visita del castro.

También se llevarán a cabo las tareas de la estabilización de perfiles estratigráficos y rellenos de áridos y tierra vegetal, así como diferentes actividades encaminadas a la divulgación del yacimiento.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca