Un otoño con sabor a Galicia, donde se combina gastronomía y enoturismo

| 20 Noviembre 2017 - 11:30 h.
Un viñedo en O Salnés.
Un viñedo en O Salnés.

La propuesta otoñal de Galicia muestra por qué siempre hay razones para acercarse hasta ella, sobre todo durante la estación en la que algunos de sus mejores recursos cobran relevancia para formar una combinación perfecta. Porque, después de ofrecer lo mejor de sí misma en verano, Galicia cambia de estación haciendo lo que mejor sabe: recibir al visitante. Y lo hace cuando los días se acortan para que se alarguen las noches y cuando se visten de otoño sus restaurantes y tabernas, balnearios, bodegas y pazos, sus etapas del Camino de Santiago y sus casas de turismo rural.

El otoño en Galicia es época de vendimia y los rojos y amarillos de cada variedad de uva decoran el paisaje gallego con una intensidad cromática única, difícil de encontrar en otras zonas de España. Así es como esta es una época perfecta para disfrutar de las cinco denominaciones de origen vitivinícolas –Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras–, marcas que ofrecen recorridos guiados y forman un apreciado conjunto con su gastronomía. 

Unas rutas que permiten descubrir los secretos de los vinos gallegos paseando entre viñedos en escarpadas laderas o al borde del mar y recorriendo sus bodegas, desde las más vanguardistas a las más señoriales y las de mayor tradición familiar. Y también ofrecen una oportunidad única para conocer la esencia de Galicia, con sus castros, los entresijos de sus fortalezas medievales, sus imponentes monasterios o con visitas a sus ciudades históricas y villas marineras.

Descubrirán el albariño, mencía, godello, treixadura... y hasta más de veinte variedades de uvas autóctonas que conjugan a la perfección en estos meses con los manjares más exquisitos con productos de temporada. Porque esta es una tierra de pescados, mariscos, carnes, pan, queso, postres tradicionales y de una gran variedad de licores que invitan a vivir experiencias enogastronómicas únicas que las rutas de los vinos ofrecen. 

Y también, Galicia tiene una rica gastronomía, de la que estos meses se puede disfrutar especialmente en entornos rurales, donde la Comunidad gallega cuenta con una amplia, variada y excelente oferta de alojamiento. Porque casi la mitad de las casas de turismo rural distinguidas con la Q de Calidad en toda España están en Galicia y, por eso, merece la pena comprobarlo.

La propuesta se llama Outono Gastronómico, que cumple ya once ediciones y ofrece alojamiento en establecimientos alejados del ruido con propuestas gastronómicas ideadas para la ocasión. En total participan cerca de 90 casas repartidas por las cuatro provincias que presentan menús diferentes, con productos gallegos de reconocida calidad. 

Para adaptarse a los gustos y a las necesidades de los diferentes tipos de viajeros, se proponen las modalidades Menú Outono Gastronómico sin pernoctar, Paquete Outono Gastronómico para una noche, Fin de semana Outono Gastronómico para dos noches y Fin de semana familiar Outono Gastronómico para dos noches con niños. Todas las opciones se ofertan tanto en habitación doble como en individual, y con tarifas que oscilan entre los 30 y los 300 euros.

Este año se puede disfrutar de esta opción en 26 establecimientos de Pontevedra, 22 de A Coruña, 21 de Ourense y 20 de Lugo, que están ya preparados para recibir nuevos viajeros que se sumen a los cerca de 57.000 que ya vivieron la experiencia en su primera década en marcha. Solo en la pasada edición, visitaron las casas rurales cerca de 4.000 personas en pareja, familia o con amigos, que pudieron comprobar por qué el Outono Gastronómico recibió en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) del año pasado el Premio al Mejor Producto de Turismo Activo Nacional en Enogastronomía.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca