DURANTE LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Román Rodríguez, junto a reconocidos intelectuales gallegos y argentinos, destacó la figura de Eduardo Blanco Amor

| 07 Mayo 2018 - 14:27 h.
Alberto López cerró el acto con la interpretación de un alalá y una melodía ourensana.
Alberto López cerró el acto con la interpretación de un alalá y una melodía ourensana.

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, junto a otros reconocidos intelectuales gallegos y argentinos, destacaron la figura de Eduardo Blanco Amor (1897-1979), en el marco de la 44° edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

En su estancia en Argentina, Román Rodríguez encabezó una Mesa Redonda que ahondó en la vida y la obra del escritor ourensano, considerado uno de los máximos exponentes de la narrativa gallega del siglo XX.

Junto al Conselleiro, integraron la mesa, Marisa Seijo, exalumna de Blanco Amor;  Luis González Tosar, escritor y académico correspondiente de la Academia Argentina de Letras (AAL); José Luis Moure, presidente de la AAL; y Antonio Requeni, escritor, periodista y también académico de número de la AAL.

Durante la conferencia, que tuvo lugar en la sala Alejandra Pizarnik, cada uno aportó un mirada diferente sobre Blanco Amor. Marisa Seijas lo recordó en su faceta más personal de profesor de lengua gallega en el antiguo Centro Orensano de Buenos Aires. “Él nos enseñó a leer y a sentirnos orgullos de nuestra lengua; orgullosos  de ser quiénes éramos,” contó emocionada por el recuerdo de las vivencias compartidas.

Eduardo Blanco Amor emigró a Argentina donde vivió durante más de cuatro décadas, y donde, además, de escribir sus obras más memorables como ‘A Esmorga’, trabajó como periodista en el diario ‘La Nación’.

Luis González Tosar, por su parte, pobló su charla de recuerdos de otro momento de la vida del escritor; su regreso a Galicia donde transcurrieron sus últimos años, desconocido en el ambiente  literario gallego de esos años.

Por otro lado, Antonio Requeni repasó los momentos más importantes la vida y de obra del escritor y José Luis Moure valoró la riqueza estilística de sus trabajos.

“La prosa de Blanco amor es de una calidad estilística asombrosa. Pienso en Valle Inclán, pienso, incluso, en nuestro Lugones, a quien probable que haya conocido cuando estuvo aquí”, reflexionó el titular de la Academia Argentina de Letras.

Por último, el conselleiro haciendo suya una reflexión de Carlos Casares aseguró que Blanco Amor ha sido un autor “poco reconocido que merece un gran homenaje por parte de todos los gallegos”.

“Merece un homenaje –dijo­– por lo que fue, por lo que es y sobre todo por lo que significa para la cultura, para el orgullo y para el compromiso de un pueblo”.

Un pueblo, apuntó, que siempre ha sido “integrador”. “Un pueblo que construye su cultura y su identidad siempre en positivo, con diferencias respecto a otras culturas pero nunca excluyendo a nadie, nunca confrontando contra nadie”, afirmó Román Rodriguez.

Como cierre, el músico argentino–gallego Alberto López interpretó, con su gaita, un alalá y una melodía ourensana.

Desde la platea, junto a un público numeroso, también estuvieron presentes el secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo Suárez, familiares de la escritora María Esther Vázquez (recientemente fallecida), el escritor Alberto Portas, el historiador Hugo Rodino, la escritora y cantante Graciela Pereira, y el presidente de la Federación de Sociedades Gallegas de la República Argentina, Diego Martínez, entre otros referentes de la colectividad gallega en Buenos Aires.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Colección Cronicas de la Emigración

Gallegos en Cuba

Hemeroteca