PARTICIPÓ EN EL HOMENAJE AL HIMNO GALLEGO CELEBRADO POR LA ENXEBRE ORDE DA VIEIRA

Rodríguez Miranda alaba en Cuba la aportación de los emigrantes a sus países de destino

| 01 Diciembre 2017 - 13:47 h.

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, alabó el inmenso esfuerzo y la inestimable aportación que hicieron los gallegos por la mejora de sus países de destino. Lo hizo en el marco de la celebración del capítulo extraordinario de la Enxebre Orde da Vieira que tuvo como escenario el simbólico antiguo palacio del Centro Gallego, hoy sede del Gran Teatro de La Habana. El lugar elegido para el evento está íntimamente relacionado con el motivo de la celebración, el 110º aniversario del himno gallego, ya que fue en la capital cubana donde se compuso y desde donde se difundió y dio a conocer al resto del mundo.

El responsable autonómico aprovechó la ocasión “para recordar un ejemplo de esos gallegos que no vinieron solo para hacer grande su tierra, sino que trataron de aportar lo mejor de sí mismos a su nuevo hogar. El antiguo Centro Gallego, que ahora alberga el Gran Teatro de La Habana, es una muestra de cómo los gallegos llegaron a Cuba con el firme propósito de intentar mejorar las condiciones de vida de la gente que vivía aquí”. “Los herederos históricos de ese conjunto de personas”, añadió Rodríguez Miranda, “perviven hoy, y es nuestra Federación de Asociaciones Gallegas la que consigue que el legado cultural y educativo siga vivo en el país. Gracias a esa Federación los gallegos pueden seguir comprometidos y ayudando a sus compatriotas, colaborando mano a mano con los cubanos gallegos. Por eso quiero mostrar mi agradecimiento a este capítulo extraordinario por seguir afianzando estos vínculos fraternales”.  

 

Tributo a José Castro, ‘Chané’

El acto, al que asistieron el embajador y el cónsul de España en Cuba, Juan José Buitrago de Benito y Carlos Pérez Desoy, respectivamente, así como autoridades del Ministerio de Justicia de Cuba y de la Oficina del Historiador de La Habana, también sirvió para rendir tributo a José Castro, ‘Chané’, compositor de una pieza con letra de Curros Enríquez llamada a ser el himno gallego, en el centenario de su muerte. Finalmente fue el tema compuesto por el músico Pascual Veiga y el escritor Eduardo Pondal el encargado de transmitir el sentimiento de Galicia por todo el mundo, pero el nombre del que fuera director del Orfeón Coruñés quedó íntimamente ligado para siempre jamás al son que lleva el espíritu de Breogán a todos los gallegos.

Fue, además, precisamente, en la capital cubana donde se estrenó el himno y desde donde se difundió al resto del continente e incluso a Galicia. De ahí que ambos homenajes, al himno y al músico gallego, se fusionaran en la interpretación que la gaitera y musicóloga de Aguiño Estíbaliz Santamaría realizó en el acto de la Enxebre Orde da Vieira.

 

Encuentros con gallegos residentes en la isla

El secretario xeral de Emigración continuará su recorrido en los próximos días en Santiago de Cuba y Pinar del Río. Y reservará el último día de su viaje para reunirse, junto al embajador español en Cuba, con los presidentes de las sociedades gallegas en el país y con el máximo responsable de la Federación de Sociedades Gallegas, Sergio Toledo.

La situación de los gallegos residentes en Cuba es desde hace años una de las máximas prioridades de la Secretaría Xeral de Emigración, que destinó en 2017 a esta población, que supera las 40.000 personas, cerca de 1,4 millones de euros solo en ayudas individuales. Estas subvenciones lograron mejorar la calidad de vida de un total de 7.012 familias de gallegos en la isla, que vieron complementadas sus necesidades más urgentes. La apuesta del departamento autonómico para los próximos ejercicios pasa por seguir dando respuesta a las demandas más básicas de la población gallega de Cuba.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca