LUIS QUINTAS DENUNCIA ARBITRARIEDAD EN LA RESOLUCIÓN DE LAS DEMANDAS

El presidente de los Retornados de Ourense pide a la AEAT soluciones a los problemas de los que perciben pensión del extranjero

| 14 de abril de 2021, 14:24
Luis Quintas-Retornados Ourense
Luis Quintas, presidente de la Asociación de Emigrantes Retornados de Ourense.

El presidente de la Asociación de Emigrantes Retornados de Ourense, Luis Quintas Abadín, ha enviado un escrito al director general de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón Catalán, denunciando la arbitrariedad y el trato discriminatorio con que este organismo resuelve las cuestiones que afectan a los jubilados españoles que perciben pensiones extranjeras.

Quintas Abadín asegura en su escrito que el colectivo de emigrantes retornados jubilados con pensión extranjera “viene padeciendo desde hace ya varios años ciertas injusticias” por parte de la AEAT a la hora de realizar la declaración de la Renta y sostiene, además, que está siendo perjudicado por el modo de proceder de los funcionarios de las delegaciones provinciales y regionales que esta Agencia tiene repartidas por España, que califica de “muy contradictorio”.

Respecto a los retornados de Suiza, el presidente de la Asociación de Emigrantes Retornados de Ourense denuncia el hecho de que dependa de la “consideración” de cada funcionario el que se pueda deducir o no la cantidad que anualmente pagan de forma obligatoria los integrantes de ese colectivo (alrededor de 1.000 euros anuales) por acogerse al convenio especial con la seguridad social. “Por desgracia, [esto] lo hemos constatado a lo largo y ancho de la Península”, asegura Quintas, quien alude a lo observado en algunas delegaciones de Andalucía que “sí lo reconocen”, confirma. Por ello, le pide al director de la AEAT que dichas aportaciones obligatorias “sean consideradas gastos deducibles en la declaración de la Renta”, ya que la deducción o no por ese concepto no puede depender de la “ubicación geográfica del contribuyente”.

Respecto a los retornados de Alemania que perciben solo la pensión de ese país y son perceptores de la prestación de dependencia germana, solicita que tenga la misma consideración fiscal que para la prestación por dependencia española, lo que, según ha podido constatar también en este punto, está teniendo un tratamiento “dispar” dentro de la propia comunidad autónoma de Galicia, así como en Castilla y León, Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha, donde, asegura, se han desatado quejas al respecto. En la actualidad, hay 1.500 mayores con pensión alemana de jubilación que perciben una ayuda económica de asistencia por dependencia. Dicha prestación no tributa en el país germano, por lo que el Finanzamt Neubrandengurg no puede informar a la AEAT de su cobro. Además, en España, las prestaciones de dependencia están exentas de tributar, por lo que desde esta asociación se demanda, ateniéndose a la sentencia del TSJUE de 2011, que “la prestación germana tenga la misa consideración”.

Lo mismo denuncia sobre el tratamiento fiscal en España a la doble imposición por el pago obligatorio del 5% anual sobre la pensión germana que, dependiendo del funcionario o de la oficina que lo gestione, varía el resultado de la reclamación. En este apartado, pide una mejor formación de los funcionarios de la AEAT para que se dé una respuesta unívoca.

Otro de los apartados incluidos en el envío, que se hizo efectivo el pasado 15 de marzo, hacía referencia al derecho de los retornados con pensión de Alemania a poder deducir de la Renta las cantidades retenidas en ese país para poder gozar de asistencia sanitaria en España. Sobre el particular, ya se pronunció el pasado 23 de marzo el Tribunal Económico y Administrativo Central (TEAC), que dio la razón a los contribuyentes.

 

La figura del segundo pagador, “una losa”

La figura del segundo pagador introducida en la declaración de la Renta y contra la que vienen luchando desde hace años los retornados jubilados, no solo les perjudica, sino que pesa como “una losa” sobre ellos y sobre los contribuyentes más desfavorecidos, refleja Quintas en su carta. De ahí que, sobre el particular, solicite la eliminación o la moratoria temporal de esta figura.

En el caso del segundo pagador, Hacienda ha agravado este año el trato discriminatorio que viene dispensando a los jubilados retornados al permitir a los que se acogieron al ERTE o ERE abonar las cuantías en plazos. Este hecho fue denunciado por el responsable de Emigración del PSOE Ourense, Luis Gulín Iglesias, en un artículo publicado recientemente en la edición Ourense de ‘La Voz de Galicia’.

Gulín recoge en su escrito el malestar y la indignación del colectivo por el hecho de que se les permita a estos pagar en “cómodos plazos” las cantidades a abonar en la declaración de la Renta del presente ejercicio cuando, en el caso de “miles de ourensanos retornados”, se les denegó el derecho a hacer lo mismo “en cantidades superiores a los 2.000 euros cuando llegaron las multas y requerimientos”. Entonces, el ministro Montoro solo se prestó a realizar “un estudio puntual de cada caso”, denuncia Gulín.

Por ello, los jubilados españoles con pensiones extranjeras “se sienten despreciados” por la Agencia Tributaria, y la indignación crece al tener conocimiento de que los funcionarios que les “controlan las declaraciones de la renta” van a cobrar “pluses de entre 700 y 8.000 euros”. “256 millones de euros extra fueron a los bolsillos del personal de Hacienda en 2020”, recoge Gulín en su artículo.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca