ASÍ LO ACORDÓ EL COMITÉ INTERGUBERNAMENTAL DE SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

La ‘piedra seca’ gallega, inscrita en la lista del patrimonio mundial de la Unesco

| 03 Diciembre 2018 - 09:26 h.
Seceda, en O Caurel, es un lugar de valor etnológico.
Seceda, en O Caurel, es un lugar de valor etnológico.

La ‘piedra seca’ gallega, una técnica de construcción tradicional que prescinde de cualquier armagasa o mortero, acaba de ser incluida en la lista representativa del patrimonio inmaterial de la Unesco como parte de una candidatura conjunta de ocho países europeos, en la que están presentes otras siete comunidades autónomas españolas. Liderada por Grecia y Chipre, la lista representa el compromiso de los países en la ejecución de medidas de salvaguarda específica para que las comunidades locales puedan reunir las condiciones para su mantenimiento y difusión.

La XII Reunión Anual del Comité Intergubernamental de Salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial, celebrada en Port-Louis (República de Mauricio) resultó del agrado del Gobierno gallego, que vio cómo su pretensión de incluir la piedra seca gallega en la candidatura conjunta de varios países europeos por preservar tradiciones constructivas fue bien acogida por los asistentes a la mencionada reunión.

Con una técnica de construcción que prescinde de la argamasa o del mortero, la piedra seca conforma uno de los ejemplos de usos más relevantes de la forma de vida tradicional gallega. Muros cierres y construcciones para usos agrarios y ganaderos, como colmenas, neveras, palomares, hórreos o molinos, son exponente de este tipo de construcciones que, si bien abundan en todo el territorio, adquieren especial relevancia en las comarcas de Pontevedra, Tierra de Montes, Deza, Bergantiños, Terra de Soneira, Xallas, Finisterre, Terra Chá y en la Ribeira Sacra.

Como paso previo a la inscripción, la Xunta, que participó intensamente en el desarrollo de la candidatura, decidió incorporar esta técnica al Censo del Patrimonio Cultural de Galicia como manifestación del patrimonio cultural inmaterial, con el objetivo de promover el estudio y la documentación de la técnica y sus procesos, así como para colaborar en su difusión pública y mostrar respeto por el trabajo de los canteros tradicionales y por los numerosos ejemplos que se conservan.

 

Ocho comunidades

Además de Galicia, otras comunidades autónomas como Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Extremadura, Cataluña y Valencia forman parte de esta postulación conjunta, que integra tradiciones constructivas de países como Grecia, Chipre, Suiza, Croacia, Eslovenia, Francia, Italia y la propia España.

La lista representativa del Patromino Cultural Inmaterial es la principal medida de salvaguarda creada con la Convención del Patrimonio Culturtal Inmaterial de la Unesco, que fue firmada en 2003 y ratificada por España en 2006.

La primera incorporación práctica de lo establecido en la Convención al régimen legal estatal se fija precisamente en la nueva Lei de Patromino Cultural de Galicia de 2016, que adaptó el título correspondiente a sus principios.

Es por ello que Galicia integra plenamente en el apartado legislativo su Patrimonio Cultural Inmaterial, constituido por el conjunto de los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas adquiridas a lo largo de los siglos, junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que le son inherentes.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca