HASTA EL 10 DE DICIEMBRE, SE MUESTRAN UN TOTAL DE 135 OBRAS DEL ARTISTA DE ALLARIZ

La obra del fotógrafo gallego José Suárez se exhibe en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi

| 13 Octubre 2017 - 14:26 h.
Dos visitantes contemplan las obras del artista José Suárez.
Dos visitantes contemplan las obras del artista José Suárez.

La Cidade da Cultura de Galicia exhibe en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi la exposición ‘José Suárez. Unos ojos vivos que piensan’, muestra sobre la obra de uno de los referentes de la historia de la fotografía en Galicia y España en la primera mitad del siglo XX. Tras su paso por Madrid, Buenos Aires, Montevideo, París y Japón, uno de los países que más marcaron la trayectoria profesional y vital de José Suárez, la muestra llega a la capital de la India.

Esta exposición, inaugurada en la Cidade da Cultura de Galicia en 2015, es la mayor realizada hasta el momento sobre uno de los grandes nombres de la fotografía española del siglo XX, el gallego José Suárez (1902-1974), artista innovador que incorporó los movimientos de vanguardia europeos, intelectual amigo de destacados escritores –Unamuno, Alberti, Ayala o Bergamín– y creador comprometido que vivió en el exilio durante más de dos décadas.

‘José Suárez. Unos ojos vivos que piensan’ llega a Nueva Delhi gracias a la colaboración de la Cidade da Cultura con el Instituto Cervantes, que ya acogió la muestra en sus sedes de Madrid, París y Tokio, ciudades todas fundamentales en la trayectoria vital del fotógrafo gallego. Con este plan de itinerancia, la Consellería de Cultura y Educación tiene como objetivo restituir la obra de José Suárez, quizás el fotógrafo gallego más universal, al lugar que le corresponde en la historia del arte.

 

Conferencia inaugural y actuación de un grupo gallego

A la inauguración de la muestra, celebrada este miércoles 11 en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, asistieron Xosé Luís Suárez Canal y Manuel Sendón, comisarios de la misma y dos nombres de referencia en el estudio de la fotografía gallega. Ellos fueron los encargados de la conferencia inaugural, a la que le siguió la actuación del grupo gallego ‘Fetén-Fetén’, que recorrió el espacio de la muestra musicando diversas obras del fotógrafo de Allariz, según lo que cada una le inspiraba.

En la capital de la India se exhiben un total de 135 fotografías –ordenadas en varias series– así como más de un centenar de documentos y publicaciones. En las vitrinas pueden verse libros y revistas donde aparecieron sus fotos, reseñas, escritos, etc., que permiten contextualizar las fotografías y mostrar algunas de las que no se conserva ni copia ni negativo (como es el caso de las publicadas en el artículo ‘Mariñeiros’ de la revista Cinegraf). La exposición se completa con varios montajes audiovisuales (en pantallas de plasma y tabletas) y una serie de retratos de intelectuales y artistas a los que conoció a lo largo de su vida.

Todo eso se organiza cronológicamente siguiendo sus tres etapas vitales. La primera, titulada ‘Años 30’, se desarrolla entre 1930 y 1936 y contiene tres secciones: ‘Por tierras de Salamanca’ (donde estudia Derecho, adquiere una sólida formación y se relaciona con destacadísimos intelectuales como Unamuno o Bergamín); ‘Galicia años 30’; y ‘Mariñeiros’. En esa época realiza series etnográficas sobre la sociedad campesina gallega y el mundo del mar, muy reconocidas y que llegaron a exponerse en Madrid o París.

La segunda etapa, ‘Exilio’, arranca en 1936, cuando abandona España debido a la Guerra Civil. Se instala primero en Argentina y después en Punta del Este (Uruguay); viaja por toda Hispanoamérica (también por el Brasil) e incluso vive dos años en Japón (1953-1954) en busca de una nueva espiritualidad. Fruto de esta etapa son las secciones ‘Nieve en la Cordillera’ (Los Andes), ‘América del Sur’ y ‘Japón’.

La tercera y última etapa, ‘Retorno’, comienza en 1959, cuando regresa a España. Fotografía La Mancha, donde llegó a decir que fue en la búsqueda del Quijote pero sólo encontró “Sancho Panzas” y halló la misma miseria que había dejado al abandonar España; realiza su segundo viaje a Japón (donde conoce a Akira Kurosawa) y viaja por toda Europa como corresponsal del periódico argentino ‘La Prensa’. Esa trayectoria se refleja en las secciones ‘La Mancha: la ruta del Quijote’, ‘Toros’, ‘Glyndebourne’ (Gran Bretaña), ‘Mediterráneo’ y ‘Galicia años 60’. El regreso a España trunca el reconocimiento internacional y lo lleva prácticamente al olvido. En 1967 se instala en Ourense y deja de hacer fotografías. Muere en A Guarda (Pontevedra) en 1974.

 

Exposición hasta el 10 de diciembre

La exposición, que estará en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi hasta el 10 de diciembre, deja constancia de las relaciones y la amistad que José Suárez mantuvo con artistas y escritores de la época. Algunos de sus trabajos más populares fueron retratos de grandes autores, entre ellos Miguel de Unamuno, Rafael Alberti, Ramón Pérez de Ayala, Alejandro Casona o José Bergamín. Fue este último quien, refiriéndose a las fotografías, escribió: “Cuando detrás del espejo de la cámara oscura hay unos ojos vivos que piensan”, expresión de la que se extrae el título de la muestra.

A través de la Revista de Occidente entró en contacto con las vanguardias artísticas europeas. De ellas extrajo un innovador lenguaje fotográfico y unos recursos formales que imprimen a su trabajo un claro carácter de autor del que carecen los fotógrafos profesionales contemporáneos, más inclinados a una visión costumbrista de la sociedad. En los medios intelectuales en los que se mueve, su obra tiene consideración artística y de autor singular. José Suárez aborda la realidad desde un punto de vista documental nada habitual en la época, de ahí el reconocimiento de su carácter innovador y vanguardista como fotógrafo.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca