EN EL MARCO DE LOS ACTOS CONMEMORATIVOS DEL DÍA DE GALICIA

El Museo de la Emigración Gallega, en Argentina, inauguró una nueva sala dedicada a las instituciones

| 25 Julio 2017 - 19:28 h.
Máquina de escribir y cartelería expuesta en la sala.
Máquina de escribir y cartelería expuesta en la sala.

El Museo de la Emigración Gallega (MEGA) y la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina (FAGRA) inauguraron una nueva sala de exposiciones dedicada a recordar y homenajear a las instituciones federadas y no federadas que formaron parte de la casa.

“Inauguramos esta sala para que la gente sepa quiénes fueron los que formaron la colectividad gallega, los que lucharon, los que hicieron nuestra cultura acá”, señaló el presidente de la Federación, Francisco Lores, durante el acto de inauguración que tuvo lugar el viernes pasado, en el marco de una agenda de actividades organizadas por la institución con motivo de la celebración del Día de Galicia.

“Son como 80 sociedades, la mayoría federadas pero otras eran sociedades amigas que militaban en la federación, desde sus inicios en los años 20”, apuntó Lores.

Por su parte, el subdirector del MEGA explicó que cada espacio de la casa ha sido una secretaría. “Cada salón tenía tres o cuatro vitrinas que resguardaban el material de las sociedades”, precisó.

Las vitrinas contenían, como se puede ver en la sala recientemente inaugurada, carpetas con las fichas de miembros, la correspondencia entrante y saliente, la biblioteca, los libros de actas, registros comerciales de las entidades.

“La mayoría tenía algunas obras de arte, publicaciones espaciales, banderas, utensilios, etc. El material que usaban es similar porque es la papelería que se conseguía en Buenos Aires entre los años 20 y 50 y que por ser de buena calidad ha permitido la conservación en buen estado de los archivos hasta hoy”, detalló Chiloteguy.

“Algo muy típico de esa época –ahondó– era el libro copiador, en el que se hacía una carta y quedaba una copia, pero después de los años 50 se dejaron de usar”.

También se puede encontrar entre la documentación lo que cobraba cada institución, lo que esa entidad pagaba por cuota a la federación, cartelería, máquinas de escribir, etc.

La federación conserva los archivos de todas las sociedades federadas, la mayoría de ellas ya centenarias, y otros donados, como el acervo documental del Centro Republicano. A todos los está digitalizando. El trabajo, explicó el subdirector del Museo, avanza aunque lentamente porque la Federación, además está digitalizando archivos de otras entidades gallegas y españolas, como el Centro Galicia de Buenos Aires o el Centro Burgalés, y solo cuentan con un scanner y muy poco personal.

 

Toda una vida en la Federación

En declaraciones a esta publicación, Francisco Lores recordó que recién llegado al país, siendo casi un adolescente, fue al teatro Bambalinas donde en ese momento se estaba celebrando una asamblea y que escuchó a un delegado decir que era anarquista y entonces se preguntó qué hacía ahí.

“Yo no sabía qué era una asamblea cuando vine a la Argentina, pero empecé a asistir y me quedé pegado hasta hoy”. “Con ellos, aprendí a luchar por la libertad de los pueblos y la dignidad del hombre. Y hoy seguimos con esos principios porque esta casa nunca renunció a ellos”, aseguró Lores.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca