LA EXPOSICIÓN DE PINTURA PUEDE VISITARSE HASTA EL PRÓXIMO 31 DE MAYO

La muestra ‘Victoria Gándara’ reúne en la Casa de Galicia en Madrid obras figurativas con tendencia a la abstracción

| 05 Mayo 2017 - 15:00 h.
Victoria Gándara y Ramón Jiménez, en la inauguración de la muestra.
Victoria Gándara y Ramón Jiménez, en la inauguración de la muestra.

La Casa de Galicia en Madrid alberga este mes la exposición de pintura ‘Victoria Gándara’ que, con el nombre de su autora, artista zaragozana de ascendencia gallega, reúne en dos salas de la Casa obras de pintura figurativa con tendencia a la abstracción. Según la artista, en estas obras, realizadas con una técnica mixta donde predomina el ‘collage’, “la realidad es una disculpa para componer y crear, jugando con el color y las texturas”.

En nombre del delegado de la Xunta y director de la Casa, José Ramón Ónega, la pintora fue presentada en la inauguración de la exposición, que tuvo lugar este jueves, por Ramón Jiménez, coordinador de Actividades Culturales de la Casa. Jiménez valoró que Gándara “ha seguido el proceso de evolución lógico en todo artista verdadero, que es el de salir de ese cascarón figurativo en el que una primera comprensión del mundo circundante suele encerrarle, para ir más allá en busca de otras realidades”.

“Victoria ha sabido, fuera de la comodidad inicial de la figuración, perseguir otros mundos más ocultos pero igualmente llenos de riqueza interior, una riqueza que se corresponde con su propio crecimiento como artista. Es un viaje el suyo para el que sí se necesitan alforjas, en las que guarda los hallazgos obtenidos, que son muchos, gracias a su investigación también de las técnicas pictóricas, que mezcla para sumar sus potencialidades y entre las que ocupa un lugar preeminente el ‘collage”, añadió.

Por su parte, Gándara expresó su agradecimiento y satisfacción por “poder exponer en la Casa de Galicia, un lugar tan singular y cargado de afectos y emociones por las raíces paternas que me unen a esta tierra”. “Este trabajo que expongo es el resultado de un recorrido y de la pugna entre lo académico, representado por la realidad, que la propia fotografía te puede dar, y una actitud creativa donde puedes hacer tu aportación personal”, dijo la artista. También explicó que “cuando te enfrentas a la obra, siempre hay incertidumbre, no sabes el resultado final, tienes que dialogar con ella, dejarte sorprender, dejarte llevar por la intuición, saber qué te está pidiendo. Siempre dejas algo de ti en ella”. “En mi obra actual, el collage me permite desprenderme de la realidad inmediata y empezar ese diálogo, buscar composición, color, texturas…”.

En el capítulo de agradecimientos, además de a la Casa y su dirección y a los presentes en la inauguración, citó a Francisco Molina Montero, director del Taller del Prado, “maestro y amigo”; a Blanca Muñoz de Baena, “con quien también he tenido el privilegio de tener formación”; a Justo San Felices “por sus talleres de acuarela”; y a Filo Fuentes y Monir en grabado.

Precisamente, Francisco Molina Montero realiza el prólogo del catálogo de la exposición. Sobre la evolución de la artista aprecia en él que “en su obra reciente hay una verdadera pugna entre su preocupación por representar el mundo real y los procedimientos pictóricos. En ocasiones esa dialéctica la lleva a potenciar las calidades pictóricas sobre su deseo de desentrañar la realidad y es en ese mágico equilibrio donde intenta encontrar su propio espacio”.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca