EL SECRETARIO XERAL RECIBIÓ EN PEINADOR A 22 BENEFICIARIOS LLEGADOS DESDE URUGUAY

Miranda califica el programa ‘Reencontros na Terra’ como uno de los “más relevantes” de su departamento

| 04 Octubre 2018 - 14:31 h.
El grupo -acompañado de Rodríguez Miranda y López-Chaves- saluda a su llegada al aeropuerto de Vigo.
El grupo -acompañado de Rodríguez Miranda y López-Chaves- saluda a su llegada al aeropuerto de Vigo.

Beneficiarios del programa ‘Reencontros na Terra’ procedentes de Uruguay aterrizaron esta mañana en el aeropuerto vigués de Peinador, donde fueron recibidos por el secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, así como por el delegado del Gobierno gallego en la ciudad olívica, Ignacio López-Chaves.

Emocionados por el reencuentro con su tierra, un total de 22 personas integran la expedición llegada desde Montevideo, en la que se cuentan personas que no han vuelto a pisar Galicia desde que la abandonaron, hace más de 60, 70 o 80 años. Todos ellos se suman a los 80 procedentes de Buenos Aires, São Paulo, Salvador de Bahía y La Habana, llegados ayer, y los de Río de Janeiro y Caracas, que lo harán esta tarde, hasta completar la cifra total de 135 beneficiarios del programa en 2018.

‘Reencontros na Terra’, un programa desarrollado por la Secretaría Xeral de Emigración, en colaboración con la Consellería de Política Social, está pensado para gallegos mayores de 65 años residentes en el exterior con escasos recursos económicos. Desarrollado en dos fases, la primera permite la estancia durante 15 días en una residencia de tiempo libre, en régimen de pensión completa, a gallegos de origen que llevan tiempo sin retornar, incluso a aquellos que no han tenido ocasión de volver al lugar del que partieron. El programa se completa en su segunda fase con un máximo de 45 días de estancia con sus familiares en la región.

Es por eso que el programa fue calificado esta mañana por el secretario xeral de Emigración como “uno de los más relevantes” de cuantos desarrolla su departamento en el ámbito social, y supone una manera de “devolverles a los emigrantes gallegos en todo el mundo todo lo que han hecho por Galicia” desde el exterior, dijo.

Miranda hizo alusión a los integrantes de esta expedición que no han tenido ocasión de volver a Galicia hasta hoy y, al respecto, destacó el hecho de que puedan reunirse por primera vez con los familiares y allegados residentes en la comunidad autónoma.

“Es un orgullo poder ser testigo directo del reencuentro de estos gallegos con su tierra de origen, la que los vio nacer y partir, en la mayoría de los casos, siendo apenas niños, y que hoy les da la bienvenida con los brazos abiertos y el corazón un poco encogido de emoción”, apunto Miranda.

 

“Galicia está cambiadísima”

Es el caso de María del Carmen Varela, nacida en Coruxo (en Vigo) y criada en Gondomar, quien emigró con su madre a Uruguay a la edad de 8 años. Después de tres solicitudes, la fortuna se alió con ella en esta ocasión y se cuenta entre los 22 beneficiarios que esta mañana llegaron a Peinador. A sus cuatro hijos les habla de Galicia, confiesa, y uno de ellos ya tuvo oportunidad de viajar hasta Santiago. A los otros tres “les encantaría venir”, asegura. De momento, lo que ella pudo ver durante el vuelo le “encantó” y espera que la estancia en la comunidad autónoma sea “divina”.

Procedente de Uruguay, llegó también a Peinador esta mañana Emilia Pontes, natural de Baiona, quien emigró a Uruguay en el año 1953. A pesar de que tuvo ocasión de visitar su lugar de origen en 1995, Emilia no quiso dejar escapar la oportunidad de volver a sus orígenes, porque la tierra “nos tira muchísimo”, dijo, y Galicia “está cambiadísima”.

Al igual que ella, Rosario Villar también tuvo ocasión de visitar la tierra donde nació en 1999. Natural de Carballo (A Coruña), este mes de octubre no visitará a sus primos en la localidad coruñesa, pero sí se muestra dispuesta a disfrutar de la oportunidad que le brinda la Xunta para seguir conociendo los lugares más emblemáticos de su tierra. Porque, en Galicia, “está todo cambiado, está todo divino”, dice.

María Jesús Mayo abandonó Laracha (en Bergantiños-A Coruña) junto a su madre y sus hermanos en el año 1959, cuando contaba 8 años de edad. Se casó joven y se fue a vivir con su esposo a Ecuador durante 30 años. En 2006 tuvo ocasión de reencontrarse con sus primos y tíos en Laracha, donde todavía conserva recuerdos de la casa paterna, hoy en día restaurada.

Todas ellas, junto a los demás beneficiarios de ‘Reencontros na Terra’, se desplazarán en el día de hoy a la Residencia de Tiempo Libre de O Carballiño, donde permanecerán alojados durante los 15 días que dura el programa oficial. Una vez allí, desarrollarán actividades recreativas y culturales ajustadas a su edad y a sus condiciones físicas. También tendrán ocasión de desplazarse hasta los lugares más emblemáticos de la comunidad autónoma para que puedan disfrutar de su paisaje, costumbres y gastronomía, entre otros, y comprobar la transformación que ha experimentado la región en las últimas décadas. Lugares como Ourense, Allariz, O Carballiño, Rivadavia, Celanova o Santiago de Compostela son algunos de los enclaves elegidos para la ocasión.

“No vamos a parar”, les dijo a su llegada al aeropuerto el secretario xeral, quien bromeó con ellos respecto a su estado de forma para afrontar el intenso programa pensado para los 15 días que dure la estancia en la residencia de tiempo libre.

 

Encuentro con la familia

Finalizado este periodo, aquellos que tengan familiares en Galicia que les proporcionen alojamiento, podrán permanecer hasta 45 días más de convivencia con ellos en la comunidad autónoma.

“Se trata –según el departamento de prensa de Emigración– de un complemento a la estancia ‘oficial’, que supone para muchos de los beneficiarios una oportunidad única de encontrar sus raíces más profundas y personales, y redescubrir los lazos familiares dejados atrás pero no por eso olvidados”.

Los restantes beneficiarios que carezcan de vínculos personales con Galicia deberán regresar a su lugar de acogida una vez finalizados los 15 días en O Carballiño.

Sobre la posibilidad de proporcionarles familias de acogida para que puedan prolongar su estancia en la comunidad, el secretario xeral considera que deberán ser ellos los que realicen las gestiones, en el caso de que sea posible, ya que para la Administración gallega sería un asunto muy complejo.

A los 135 beneficiarios de ‘Reencontros na Terra’ que estos días llegan a Galicia, hay que sumar los 80 que disfrutaron de ‘Reencontros na Casa’ el pasado mes de julio para pasar hasta un mes y medio con sus familias. En total, según el departamento de Emigración, sólo en 2018, se elevan a 215 el número de beneficiarios de estos programas de la Xunta para mayores residentes en el extranjero.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca