CONVOCÓ ELECCIONES PARA EL 26 DE AGOSTO Y LAS LISTAS DE CANDIDATOS PODRÁN PRESENTARSE HASTA EL 27 DE JULIO

La presidenta del Centro Gallego de Buenos Aires designó un comité de crisis

| 20 Junio 2012 - 17:41 h.
Marta Dosión, la nueva presidenta del Centro Gallego de Buenos Aires.
Marta Dosión, la nueva presidenta del Centro Gallego de Buenos Aires.

Tras su designación al frente del Directorio del Centro Gallego de Buenos Aires, Marta Donsión consideró que la renuncia del ahora expresidente Carlos Vello fue un gesto de grandeza. En esta dirección, señaló que generosamente dio un paso al costado para descomprimir la situación. “Algo –dijo– que también tendrían que reconocer los socios, así como lo reconocimos todos los miembros de la Junta”.

Dando cumplimiento a lo dispuesto por los estatutos de la entidad, convocó elecciones para el último domingo del mes de agosto (día 26) y hay tiempo para presentar listas hasta el próximo 27 de julio. Para conducir este proceso –en el que los socios elegirán responsables de Presidencia, Vicepresidencias 1° y 2° y vocalías– se constituyó la sección electoral, que quedó a cargo de Fernando Méndez.

Entre sus primeras medidas, Donsión designó un “comité de crisis” integrado por cuatro personas: Jorge Núñez y Julio López Vázquez, ambos integrantes de la Agrupación Unión Gallega, y Carlos Meilán Ramos y Julio Guerrero Brea, de la Agrupación Galicia. Al respecto, la presidenta del Centro precisó que ambas agrupaciones son las que están en estos momentos conduciendo la entidad y explicó que son directivos de su confianza, “que están colaborando para ver si se puede sacar adelante el Centro”. “Con esta medida –precisó–, buscamos agilizar la toma de decisiones para poder mejorar la situación”.

En conversación con ‘Galicia en el Mundo’ anunció, asimismo, que el jueves de la semana pasada se desginó al doctor Jorge Aliamprese, gerente general; al doctor Gustavo Libertino, asesor; al contador Federico Molinari, director adminitrativo; y a Antonio Sanchís, responsable de la gestión comercial. Además, se nombró al doctor Ignacio das Neves,  jefe del área pediátrica del Hospital.

Las designaciones tienen como objetivo, según expicó Donsión, hacer un diagnóstico de situación, verificar el funcionamiento del área de facturación y captar como clientes nuevas obras sociales que provean a la entidad recursos genuinos que les permitan ponerse al día en el pago de salarios y gastos de funcionamiento.

Aunque el Centro es beneficiario de los fondos REPRO, una línea de subsidios que pone a disposición el Gobierno nacional a entidades en situación crítica para el pago de los haberes, no está pudiendo hacer frente al pago de salarios. 

A raíz, de una nueva instancia de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de trabajo argentino la casa recuperó la tranquilidad, luego de haber sido escenario de fuertes protestas que protagonizaron los trabajadores del nosocomio con pegatinas de carteles, pintadas en las paredes, incluso con la rotura de un vidrio de la puerta de acceso a las oficinas del directorio y el salón de juntas. “En este momento la casa está trabajando tranquila y eso posibilita que podamos cerrar contratos”, indicó la presidenta del Centro y recordó que hasta hace muy poco apenas tenían entre 40 y 50 camas ocupadas casi exclusivamente por socios de la institución, pero que en estos momentos ya tienen 120 camas ocupadas, casi la mitad, por pacientes de otras obras sociales.  “Sabemos que es insuficiente, pero esperamos poder continuar poniendo en marcha un círculo virtuoso que conduzca a la reactivación del sanatorio y genere la entrada de dinero que necesitamos”.

Otro de los aspectos en los que se está trabajando, explicó, es en la ordenación de la auditoría médica y el sistema de facturación que en estos momentos está a cargo del doctor Horacio Bua.

Por último, señaló que, según las previsiones, el concurso de acreedores podría estar resolviéndose alrededor del 5 de julio próximo y que “la  forma en la que se resuelva el concurso es importante para el futuro del Centro Gallego porque ahí hay deudas muy grandes”.

Más allá de las viscitudes, que no son pocas, Donsión se mostró confiada en que con tiempo y mucho trabajo finalmente irán poniendo a resguardo nuevamente a la institución.  En esta dirección planteó: “Nos va a llevar tiempo, va a ser difícil, va a ser una tarea muy dura, pero tengo confianza en que vamos a salir y me gustaría esa confianza transmitírsela al socio y decirle que somos 19 miembros de Junta que estamos trabajando codo a codo para sacarlo adelante”.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca