LA ENTIDAD CELEBRA ESTE AÑO EL 90º ANIVERSARIO DE SU CREACIÓN

La Asociación Cultural y Benéfica de Corcubión desplaza una comitiva a Galicia

| 18 Junio 2012 - 13:30 h.
Carlos Ameijeiras, con el director de Relaciones Institucionales de Vicente López, Víctor Leguizamón, y Félix Castro, de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina.
Carlos Ameijeiras, con el director de Relaciones Institucionales de Vicente López, Víctor Leguizamón, y Félix Castro, de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina.

La Asociación Benéfica y Cultural del Partido de Corcubión celebra este año su 90° aniversario y para celebrarlo la institución organizó el primer viaje oficial –en toda su historia– de una comitiva de socios a Galicia. Como previa, los peregrinos compartieron un almuerzo en su sede de campo en Vicente López que contó con la presencia, entre otros, del director general de Relaciones Institucionales de Vicente López, Víctor Leguizamón.
Son 44 los vecinos que partieron el pasado viernes desde el Aeropuerto de Ezeiza hasta Barajas, en Madrid, donde permanecerán tres días para luego desplazarse al norte y recorrer las cuatro provincias gallegas.
“Desde el año pasado se viene organizando este tour con la finalidad de visitar especialmente aquellos lugares donde la mayoría de nosotros tenemos nuestras raíces, aunque también llevamos algún turista para mostrarle la belleza de nuestras tierras”, explicó el presidente de la Asociación, Carlos Ameijeiras.
Tomando como base la ciudad de Santiago de Compostela tienen previsto visitar, además de los lugares turísticos más emblemáticos de Galicia, sus ayuntamientos. En algunos, como el de Vimianzo, ya les adelantaron que les darán recibimiento oficial, contó Ameijeiras.
También se trata de reunirse con sus familiares y constatar cómo les está afectando la crisis. Situación, precisó el dirigente, que a la entidad le afecta sobre todo “desde el punto de vista emocional”. En esta dirección, señaló que, salvando las distancias, están viendo que España se ha vuelto a parecer un poco a la tierra que tuvieron que dejar sus padres y abuelos. “Un país –dijo– sin oportunidades para la gente más joven, que aunque es la generación más formada de su historia está teniendo que emigrar por falta de oportunidades”.
Sobre las ayudas que las asociaciones gallegas, aunque mermadas, continúan recibiendo (otras comunidades autónomas las han dejado sin efecto hasta nuevo aviso), Ameijeiras aseguró que para la ABC de Corcubión éstas siempre fueron un aporte, algo que se sumaba a su política de autofinanciación. De hecho, contó, la entidad está analizando junto con otras sociedades la posibilidad de resignar, “por un período a conversar”, “la parte que podría llegar a corresponderles”. “Siempre y cuando –puntualizó– se nos asegure que va a ser utilizado en algo que se vea y que el pueblo gallego sepa que es un aporte solidario de la colectividad gallega residente en el exterior para que puedan salir de este momento”.
En este sentido, lamentó que “en España los colectivos de emigrantes residentes en el exterior sean vistos como los que siempre van a pedir, porque no es así”. “No siempre vamos a pedir –sostuvo–, de hecho esta Asociación construyó cuatro colegios en el Partido y cada año los emigrantes giran alrededor de 5.000 millones de euros de remesas a España”, según los datos que aportó el director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, en su última visita.

Nacida en 1922
La asociación nació el 26 de agosto de 1922, cuando un grupo de vecinos da Costa da Morte se reunieron para fundar la Sociedad Agraria y Cultural del Partido de Corcubión con el objetivo de “construir en esta parte de América una sociedad de orden agrario, cuyas bases se establecerían teniendo en cuenta que la idea principal era recordar, a los aquí residentes, de un modo práctico y con actos colectivos, el terruño adorado”, informa el primer número de la revista institucional ‘Alborada’, 1925. En enero de 1927, la sociedad cambió su nombre por el de Asociación Benéfica y Cultural del Partido de Corcubión, año en el que también recibió la personería jurídica.
Tras un análisis de las necesidades de la Comarca, se voto en una asamblea extraordinaria que tuvo lugar en el año 1929 construir nueve escuelas, ocho en Galicia y una en Buenos Aires. Con mucho sacrificio –organizando fiestas sociales, bonos de suscripción y cuotas sociales– reunieron los fondos para edificar las tres primeras escuelas y se sorteó la ubicación de las mismas, resultando favorecidos los Ayuntamientos de Muxía, Vimianzo, y Finisterre. Meses más tarde, tras una donación de 1.000 pesos y de toda la madera necesaria por parte de Marcial González, se aprobó también la edificación de la cuarta escuela en Estorde, Cee.
En 1933 ya se habían construido las cuatro escuelas mencionadas y restaba construir las cuatro restantes, pero la guerra de 1936 interrumpió definitivamente el proyecto.
La propiedad de las escuelas fue cedida a los ayuntamientos correspondientes, bajo estrictas condiciones en cuanto a su mantenimiento y expresas indicaciones de no dedicar las casas a otros fines que no fuera la enseñanza.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca