ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO ASISTIÓ AL TERCER PLENO DEL CONSELLO DE COMUNIDADES QUE SE CELEBRA FUERA DEL TERRITORIO AUTONÓMICO

La histórica reunión de la ‘galeguidade’ en La Habana protagonizó el año 2016

| 02 Enero 2017 - 11:23 h.
Las autoridades y los participantes en el Pleno del Consello posan en las escaleras del Centro Gallego de La Habana.
Las autoridades y los participantes en el Pleno del Consello posan en las escaleras del Centro Gallego de La Habana.

El momento tenía que llegar y después de dos sesiones plenarias del Consello de Comunidades Galegas fuera del territorio de Galicia (en 2003 se celebró en Buenos Aires y en 2009, en Montevideo) el emblemático Centro Gallego de La Habana pudo acoger, por fin, un Pleno de la ‘galeguidade’ que, a finales del pasado mes de mayo, convocó en La Habana al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; al secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, así como a diversos conselleiros y un centenar de representantes de la colectividad en diferentes países. Las jornadas de trabajo sirvieron también a los dirigentes políticos para entrechar las relaciones entre Galicia y Cuba.

A la tercera fue la vencida y los representantes de la ‘galeguidade’ pudieron posar para la posteridad en la emblemática escalera del Centro Gallego de La Habana, junto al presidente de la Xunta y al secretario xeral de Emigración, en el transcurso del  XI Pleno del Consello de Comunidades Galegas. La cita que, tras varios intentos fallidos, se pudo llevar a cabo los pasados días 27 y 28 de mayo, estuvo cargada de un simbolismo y emotividad especiales, debido a las connotaciones y la singularidad de un escenario levantado por los gallegos en la isla a principios del pasado siglo XX.
A ellos, así como a los demás gallegos que construyeron su vida a muchos kilómetros de distancia de su tierra natal, se dirigió el presidente Feijóo para enviarles un mensaje de reconocimiento.
“Los gallegos –dijo Feijóo– no nos definimos por oposición a otros pueblos, sino que nos integramos en ellos. Ayudamos a construir Cuba, al tiempo que Cuba servía de hogar para muchos gallegos, y lo mismo pasó en Argentina, en Venezuela, en México...”, recordó, en el acto de clausura.


Placa conmemorativa
Acompañado por el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y por el embajador de España en Cuba, Juan Francisco Montalbán, el titular del Ejecutivo gallego descubrió una placa conmemorativa de la celebración del Consello, que representa a más de un centenar de centros y casas de Galicia repartidos por distintos países.
Los himnos de Cuba, España y Galicia sonaron para la ocasión, desatando muestras de emotividad entre los presentes, y las banderas de los tres territorios se desplegaron delante del edificio en recuerdo de los gallegos que “estuvieron aquí antes y que también salieron al Parque Central para ver el espíritu de comunión entre España y Cuba a través de Galicia”, dijo el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda.
Miranda se dirigió a los asistentes para recordarles que “hoy, Galicia” los necesita “si cabe, más que nunca” para ayudar a la internacionalización de la economía, invertir en la comunidad y en su capacidad productiva y hacer de la ‘galeguidade’ un eje de la diplomacia pública de Galicia.
Feijóo, que asistió tanto al inicio como a la clausura de las sesiones de trabajo, agradeció el esfuerzo de las comunidades gallegas para integrar a las generaciones más jóvenes en los centros gallegos y animó a los representantes de las entidades a procurar la unión entre las mismas para evitar la desaparicion de muchas de ellas por falta de recursos.
Otras intervenciones marcaron las jornadas de encuentro, como la protagonizada por la ministra de Justicia, Esther Reus González, quien, en nombre del Gobierno cubano, destacó la presencia de los empresarios gallegos en Cuba, por lo que “La Habana, siempre tendrá sus puertas abiertas para ustedes y aquí siempre tendrán su casa”, dijo, después de recordar que en La Habana se izó por primera vez la bandera gallega y que el himno gallego se cantó por primera vez en el Centro Gallego de la capital cubana, hoy conocido como el Gran Teatro de La Habana.
El embajador Montalbán también pronunció un discurso en el que aludió a las reformas económicas que se están llevando a cabo en la isla, que, según dijo, “están reforzando la empresa estatal y permiten más espacio a la empresa extranjera”.
Montalbán hizo referencia a la repercusión que tuvo en la isla la visita que dos años y medio antes realizó el presidente Feijóo, que permitió la revisión de las relaciones internacionales con la Unión Europea y con el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos.
El embajador también hizo alusión a la aportación que realiza la Administración española para apoyar a sus compatriotas con dificultades y, al respecto, dijo que el año anterior se aumentaron las ayudas sociales, las pensiones no contributivas y las asociaciones que atienden a los españoles, hasta alcanzar los seis millones de euros.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca