ONDEARON LAS BANDERAS ESPAÑOLAS Y GALLEGAS, Y NO FALTÓ EL SONIDO DE LA GAITA

Los gallegos de Holguín participaron en las Romerías que inundan cada 3 de mayo las calles de la ciudad

| 14 Mayo 2018 - 12:05 h.
Las banderas española y gallega durante el desfile.
Las banderas española y gallega durante el desfile.


Para los ciudadanos de Holguín ya resulta familiar que cada 3 de mayo las calles de la ciudad se inunden de excelentes propuestas del arte joven, tanto nacional como internacional. La comunidad gallega de Holguín estuvo presente en estos festejos desde el desfile inaugural. El tradicional desfile dio el portazo a la 25ª edición de uno de los eventos culturales más importantes del territorio, y así convertir a Holguín en la capital de las juventudes artísticas, durante 7 días.

Para defender el eslogan del festival, los romeros subieron el Hacha de Holguín hasta la cima de la Loma de la Cruz, como símbolo de la conjunción entre tradición y modernidad.

Las Romerías, realizadas por vez primera en 1994, son el mayor evento que organiza cada año, del 3 al 8 de mayo, la Asociación Hermanos Saiz, organización de la joven vanguardia artística cubana. Desde un sol fuerte, pasó a la lluvia que no quiso perderse el espectáculo de la ascensión del Hacha de Holguín a la Loma de la Cruz, desde donde custodia la ciudad hasta el 8 de mayo, para que luego llegue hasta la parte más moderna de la urbe, y despida la presente edición, confirmando la sentencia: ‘Porque no hay hoy sin ayer’.

Las raíces y tradiciones españolas han estado muy latentes en esta sociedad, y una muestra fehaciente de esto es la peregrinación en estas Romerías. Un fraile franciscano se dio a la tarea de construir en 1903 una escalinata hasta la cima del cerro más alto de la ciudad, donde puso una gran cruz, dándole nombre a este insigne lugar como la Loma de la Cruz. Cada 3 de mayo fue tradicionalmente el Día de la Cruz, donde los holguineros escalaban el cerro desde tempranas horas de la mañana a realizar sus oraciones y llevar sus ofrendas.

La comunidad gallega de Holguín estuvo presente en estos festejos desde el desfile inaugural, con una gran participación de los asociados. Ondearon las banderas españolas y gallegas, y no faltó el inigualable sonido de la gaita, que hizo a muchos regresar en sus memorias y a esos momentos que compartieron con sus familiares de tierras gallegas que abandonaron su lugar de nacimiento para convertirse en hijos de Holguín.

Las sociedades españolas confluyen en el Centro Ibérico, que funciona desde los primeros años de la Fiestas Iberoamericanas. Constituye el espacio de reunión de naturales y descendientes de gallegos. Durante la fiesta, en este lugar se presentan las principales figuras y compañías que trabajan las raíces ibéricas en el país, así como los delegados extranjeros provenientes de España. Realizan degustación de comidas tradicionales, desfiles de trajes típicos y exposiciones de objetos personales de emigrantes gallegos. También se realiza el encuentro ‘Abuelos intercambian la palabra’, donde los nativos y sus descendientes hablan y recuerdan las historias de sus ancestros. En esta ocasión también se recordó la fundación de las sociedades españolas, donde la gallega fue la pionera, y luego se organizaron la canaria, catalana, asturiana, cántabra y la de Castilla y León.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca