EN UN DESAYUNO CON EMPRESARIOS, QUE ORGANIZÓ LA CÁMARA DE COMERCIO DE ESPAÑA

Feijóo promociona Galicia en Nueva York, como un lugar para invertir y un destino turístico único por el Xacobeo 2021

| 08 Febrero 2019 - 19:21 h.
Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en el encuentro con empresarios.
Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en el encuentro con empresarios.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, continuó este viernes su viaje institucional a Estados Unidos con un desayuno con empresarios, organizado por la Cámara de Comercio de España en Nueva York, donde presentó Galicia como un lugar estable en el que invertir y un destino turístico único con la celebración del Xacobeo 2021. De este modo, durante el encuentro propuso a los participantes en la reunión promocionar la Comunidad, no solo como un territorio apto para la inversión o para aportar in situ a sectores prioritarios, sino también como una tierra que visitar, recordando que el Xacobeo 2021 es la principal oportunidad que la Comunidad tiene para mostrarse.

Sobre este punto, subrayó que el turista americano demostró un interés creciente en los últimos años por los distintos Caminos de Santiago e incidió en la disposición de abrir todas las vías de colaboración posibles para seguir reforzando esas cifras.

En esta línea, el responsable del Ejecutivo autonómico resaltó el compromiso de Galicia con el sector turístico, apostando por una fórmula que combina cultura, tranquilidad y dosis de espiritualidad a través del Camino de Santiago, primera ruta de peregrinación europea. E incidió en que la celebración del Año Santo supondrá una eclosión de iniciativas que implican a toda la Comunidad y no solo al sector de la hostelería. “Nuestra idea del turismo no se circunscribe a la estancia, sino que implica que el viajero lleva consigo una parte de lo que somos”, aseguró.

En el encuentro, Feijóo esbozó una Galicia que crece más que España y que está reduciendo el desempleo también en mayor medida, gracias en parte por su capacidad internacionalizadora, batiendo en 2018 nuevamente su récord de exportaciones.

Igualmente, señaló que las empresas gallegas son hoy más conscientes que nunca de la necesidad de innovar para ofrecer un producto diferenciado. “Y, por eso, tanto la industria gallega como la Xunta estamos poniendo todos los esfuerzos en potenciar la innovación; es decir, la colaboración entre empresas, la treintena de centros tecnológicos gallegos y las tres universidades”, afirmó, precisando que el objetivo es establecer un canal entre los resultados de la investigación científico-tecnológica y la industria para que eso se traduzca en nuevos productos y servicios que llevar al mercado.

 

Un destino serio, capaz y con un enorme potencial en determinados sectores

Como tercera baza, se refirió a los hitos que consolidan la Comunidad como destino serio, capaz y con un enorme potencial en determinados sectores, destacando que es en Galicia donde nació y tiene su sede la primera multinacional textil del mundo; donde partió el primer coche autónomo que recorrió las carreteras españolas, contando con la tecnología suministrada por la factoría gallega del grupo PSA-Opel, con la industria gallega de la automoción y con el Centro Tecnológico de la Automoción Gallega; y, donde se están construyendo los jackets de los primeros parques eólicos marinos del mundo, situados en aguas de Alemania y el Reino Unido.

“Contamos con un centro de desarrollo de aviones no tripulados, en el que depositaron su confianza multinacionales del sector, incluida la americana Boeing. Y, en el ámbito agroalimentario, contamos con productos de calidad cada vez más valorados por el mercado americano”, añadió.

Asimismo, subrayó que la estabilidad descansa en tres pilares: la democracia española, la autonomía de Galicia y la Unión Europea. “Galicia no se entiende sin España, ni España se entiende sin Galicia”, aseveró, precisando que la capacidad de autogobierno permite establecer políticas que se adaptan a las necesidades de los ciudadanos y de la economía, como prueba, por ejemplo, la reducción de trabas administrativas a las empresas y la bajada sustancial de la carga fiscal.

Feijóo concluyó su intervención abordando el falso dilema que se establece entre globalización y protección de determinados sectores o territorios. Y, en este sentido, abogó por intentar regular mejor la globalización, un fenómeno difícilmente reversible, que abarca la economía, pero también la cultura, la comunicación y la política.

“Hacer del mundo nuestra casa supone que los que vivamos en ella tengamos normas parecidas, de forma que nadie se sienta un simple huésped”, dijo, ante el riesgo evidente de que la economía global fracture nuestras sociedades y ofrezca excusas a los enemigos de la libertad económica y política.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca