EXPERTO EN PUESTA EN MARCHA DE CENTRALES TERMOSOLARES, EMPRENDEDOR Y RETORNADO

Esteban González: “Es complicado volver, pero con las ayudas de la Xunta puedes llevar a cabo tu idea”

| 01 Mayo 2018 - 17:32 h.
Esteban González, subido a una de las motos eléctricas que venden en el local de Enalgreen, en Vigo.
Esteban González, subido a una de las motos eléctricas que venden en el local de Enalgreen, en Vigo.

Sus estudios en telecomunicaciones e informática y en sistemas de regulación y control automáticos lo han llevado hasta Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha y también a Nevada (Estados Unidos) para trabajar como supervisor de puesta en marcha de centrales termosolares. Ocho años después, Esteban González reside en Vigo, donde nació y se formó como profesional y donde regenta un negocio para dar soluciones en energías renovables a las edificaciones, así como de venta de motos eléctricas: el futuro de la movilidad en las ciudades.

A los 25 años y después de estudiar dos ciclos formativos de Formación Profesional en Vigo, a Esteban González le llegó el momento de incorporarse a la vida laboral y, con ello, le surgió la oportunidad de trasladarse a Granada (Andalucía) para trabajar como supervisor de puesta en marcha de centrales termosolares en una empresa puntera en el sector. De ahí, a Extremadura, pasando por Castilla-La Mancha, para recalar de nuevo en Extremadura antes de dar el salto a Nevada, donde residió dos años y medio para trabajar como responsable del sistema de almacenamiento térmico de la planta de energía termosolar del ‘tipo torre’ más grande del momento, proyecto cofinanciado por el Gobierno de Estados Unidos.

Una vez finalizada la misión en Nevada, a donde se había trasladado con 28 años, a Esteban le quedaban dos alternativas: quedarse o recalar en Sudáfrica para abordar nuevas iniciativas de la empresa. Después de dos meses en proyectos de innovacion y desarrollo, la alternativa ya solo era Sudáfrica, algo que no se incluía en sus planes.

“Hasta aquí hemos llegado”, se dijo, y decidió emprender el camino de retorno.

Una vez en Vigo intentó buscar trabajo, pero sus intentos fueron infructuosos, hasta que el contacto con un compañero que había conocido en Estados Unidois le abrió la puerta al negocio: una empresa, Enalgreen, con la que dar “soluciones para todo en energías renovables” en fachadas y cubiertas de edificaciones, como las tejas solares, que, además de producir energía eléctrica también la producen térmica.

Reconoce que energías alternativas, como la fotovoltaica (transformación de la luz solar en energía) son, hoy en día, las más demandadas en España y “las más eficientes en costes”.

España contaba en el año 2012 con el mayor número de plantas de energía termosolar (tecnología para generar energía eléctrtica medianta la energía térmica proveniente del sol). De hecho, las empresas españolas son las que están haciendo la mayor parte de las termosolares en todo el mundo, asegura.

Después de esa fecha sufrió “un parón” y ahora se están retomando las renovables, pero con “energía fotovoltaica”, asegura.

 

Movilidad eléctrica

Como un extra de la dotación de renovables a las construcciones, Enalgreen decidió ampliar el negocio a la movilidad eléctrica con la venta de motos respetuosas con el medio ambiente cuyo precio oscila entre los 1.950 euros y los 13.000 antes de impuestos, confirma Esteban.

Son motos eléctricas en las que “la gente está interesada”, “muy prácticas, muy versátiles” y que “se enchufan en casa” para su recarga, asegura. Algunas, sobre todo las más altas de gama, son importadas de Estados Unidos, con “una potencia increible” que bien podrían ser consideradas las ‘tesla’ de las motos, dice este joven emprendedor.

 

Los trámites, un hándicap a la hora de crear una empresa en España

Retornar a Galicia después de un tiempo trabajando en el extranjero parece tarea arduo complicada para unas personas que han iniciado una vida profesional fuera de su lugar de origen. Sobre todo, porque la calidad de vida en muchos países del exterior es mayor que la que se ofrece en el noroeste peninsular, apunta Esteban González.

El joven, que tuvo que echar mano de las ayudas al emprendedor y al retornado que ofrece la Xunta de Galicia, considera que, dependiendo de donde se haya estado residiendo, será más fácil o más difícil el retorno. A su entender, “es complicado volver si te adaptas a donde están viviendo” porque “tienes una calidad de vida que en Galicia no puedes tener”.

Pese a reconocer que “en Galicia se vive bien”, crear un negocio en España es “bastante complicado”, debido a “todos los trámites” que hay que cumplir. Es “gracias a las ayudas que puedes llevar a cabo tu idea”, asegura Esteban, quien valora positivamente la iniciativa de la Xunta para colaborar con los que abandonan su lugar de origen promoviendo su retorno.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Colección Cronicas de la Emigración

Gallegos en Cuba

Hemeroteca