EL AUTOR DE ‘ILUSTRÍSIMA’ FUE RECONOCIDO POR LA CLASE POLÍTICA Y POR LA CULTURA POR SU COMPROMISO “EN LA CONSTRUCCIÓN DE PAÍS”

El Día das Letras se traslada a Xinzo de Limia para honrar a Carlos Casares, “labrego das palabras”

| 19 Mayo 2017 - 11:40 h.
Inauguración de la placa conmemorativa en Xinzo.
Inauguración de la placa conmemorativa en Xinzo.

Escribió ‘Vento ferido’, ‘Ilustrísima’, ‘A galiña azul’..., publicó artículos periodísticos, ocupó cargos de representación  institucional, se mostró activo en el impulso de la cultura en Galicia. También fue editor, catedrático, diputado, miembro de la Real Academia Galega de la Lengua (RAG). Es por eso que este año, la RAG le dedicó a Carlos Casares el Día das Letras Galegas, para reivindicar su papel de “hombre comprometido” con la cultural y el idioma y en la “construcción de país”. Autoridades políticas y gentes del mundo de la cultura se trasladaron este miércoles a Xinzo de Limia (Ourense), su pueblo natal, para rendir homenaje a esta “figura poliédrica” de las letras gallegas.

La villa ourensana que lo vio nacer, en 1941 y en plena posguerra, fue testigo de la repercusión de la obra literaria de Carlos Casares quince años después de su repentino fallecimiento. Hasta Xinzo de Limia, su “Macondo” particular, como lo definió el presidente de Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se trasladaron el pasado día 17 de mayo –instituido en Galicia como Día das Letras Galegas– políticos y personajes de la cultura dispuestos a rendir homenaje al hombre que dedicó la mayor parte de su creación literaria a contruir una nueva Galicia sobre los pilares de las “palabras” y los “afectos”. Así lo destacó Núñez Feijóo durante el acto institucional de la efeméride, posterior al pleno extraordinario de la Real Academia Galega (RAG), celebrado también en Xinzo, donde se reivindicó al hombre de las “distintas caras”.
Y es que Carlos Casares fue una “figura poliédrica”, al decir del presidente de la RAG, Víctor Freixanes, quien lo definió también como “un hombre comprometido con su tiempo y que defendió el país como proyecto de futuro”.
Una placa conmemorativa en la plaza que en la localidad limiense recibe el nombre del escritor de ‘Vento ferido’ constata, desde el pasado día 17, la influencia cultural de su legado literario, impregnado de la huella que dejó en él la vida en el campo, donde pasó sus años de infancia. Es por eso que Núñez Feijóo lo calificó como “labrador de palabras”. Un labrador que “recogía y sembraba lo que escuchaba” en forma de cuentos, añadió.
El presidente de la Xunta  abundó en la apuesta de Casares por el diálogo y por las “ideas que unen” en vez de por las que separan, y se refirió a la preocupación del autor ourensano por “ver en el gallego que no emplea su propia lengua, no a un enemigo al que hay que combatir, sino a un hermano al que hay que convencer”.
Feijóo también recordó los “puentes tendidos” a través de su papel como legislador en el primer Parlamento de Galicia, en el que, “entre otras cosas”, colaboró en la puesta en marcha de la Lei de Normalización Lingüística.
Ante los centenares de personas congregadas en la Plaza Carlos Casares del ‘Macondo’ del escritor, Núñez Feijóo descubrió la placa de homenaje en compañía del hijo del autor, Hakan; su hermano Xabier Casares; el presidente de la Real Academia Galega, Víctor Freixanes; y el alcalde de Xinzo, Antonio Pérez.
Fue el primer edil de la localidad quien apostó, al igual que Feijóo, por la capacidad de diálogo de Casares. Antonio Pérez destacó la “bonhomía” del autor desde su llegada a la cercana localidad de Sabucedo (Porqueira) cuando tenía cuatro años y destacó que “tenía muchas virtudes, sobretodo la capacidad de conversar y de diálogo que la sociedad echa tanto de menos hoy día”, dijo.
En su intervención, el primogénito del autor, Hakan Casares, agradeció las “muestras de cariño” de la “gente anónima” que se acerca para hablarle de “lo buena persona” que era su padre, y abogó por convertir las Letras Galegas en una “fiesta para los niños”, para animarles a “leer en gallego” y disfrutar de la cultura de Galicia con el objetivo de que “alguno coja afición por escribir” y luchar “por esa Galicia que su padre soñó”.
El acto también ha contado con la presencia del presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices; el conselleiro de Cultura e Educación, Román Rodríguez; el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Angel Cadenas; el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva; y los portavoces del PP y del PSOE en el Parlamento gallego, entre otros.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca