Comarca del Deza, tierra de artistas y aventureros

| 18 de diciembre de 2018, 12:31
IV.Laxeiro.cuadro2
'O Antroido', cuadro de Laxeiro en el Museo Carlos Maside, de A Coruña.

Luis Vendano, vecino de la comarca del Deza, fue uno de los grumetes de las expediciones de Magallanes y Elcano que dieron la vuelta al mundo en barco. Vendano iba en la nao San Antonio que, en el año 1520, exploró la costa patagónica y descubrió la tierra que hoy lleva el nombre de Río Gallegos en memoria de un marino gallego llamado Vasco Gallego.

Hubieron de pasar muchos años de dominación española sobre estas tierras sin que se tuviese conocimiento alguno sobre la presencia de oriundos de la comarca del Deza en estas latitudes. Ello se debe a que las biografías de muchas personas de origen gallego sólo dicen natural de Galicia sin especificar de qué lugar. La situación se mantuvo de manera invariable hasta que llegó a Buenos Aires Francisco Gil Taboada y Lemus Villamarín, comandante de la fragata Santa Rosa de la Marina Real Española.

Este marino nació en el pueblo de Santa María de Sotolongo, Lalín, y fue bautizado el 24 de septiembre de 1733. Ya para el año 1752, Francisco presentó las pruebas de nobleza indispensables para ingresar en la orden militar de San Juan (archivo de órdenes militares Mil de Madrid, prueba 23428) en la que fue Comendador de Puente Orbigo. Este mismo año ingresó en la Armada como guardiamarina y estuvo presente en todas las batallas navales de su época. Tan destacada fue su actuación en estas confrontaciones bélicas, que pudo acceder al cargo de consejero del Supremo Consejo de Guerra, luego al de teniente general de la Armada y finalmente al de virrey del Nuevo Reino de Granada, durante unos meses.

Por orden del Rey, en 1772, se convirtió en gobernador de las Islas Malvinas primero, y del Perú después. Cabe consignar aquí, que antes de tomar posesión de la Gobernación, presenció desde su nave cómo los ingleses fueron expulsados de las islas a cañonazos por la flotilla del capitán Madariaga. Acto seguido, el teniente Gil de Taboada pidió la colaboración de dos embarcaciones menores, junto con las cuales hizo un perfecto reconocimiento de los puertos y ensenadas que había en la costa de la Gran Malvina en el Estrecho de Magallanes y la costa patagónica.

Francisco ocupó su cargo de gobernador exitosamente desde el año 1774 hasta 1777. Un año antes había solicitado al Gobierno español su relevo por razones de salud. El mismo le fue concedido por Real Orden del 9 de agosto de 1976 y fue sustituido en el cargo por el comandante Ramón de Carassa, el primero de febrero de 1777.

De regreso en España, fue nombrado director general de la Armada y desempeñó la Secretaría de Marina hasta que el rey abdicó en favor de Fernando VII. No obstante, el nuevo monarca no sólo lo confirmó en su puesto, sino que además lo convocó para formar parte de la Junta de Gobierno que dejó en la península al marcharse a Bayona. Afectado por la suerte de España, invadida por Napoleón, falleció a principios de 1809.

Debido a que también supo desempeñarse como virrey del Perú existe un óleo con su retrato en el Palacio de los Virreyes en Lima. Allí dedicó sus esfuerzos a combatir la delincuencia, crear hospitales y fundar el Diario Mercurio Peruano, además de la Escuela de Náutica.

 

Alonso Ríos

Alonso Ríos nació en Silleda, Pontevedra. De joven emigró a la Argentina donde se hizo profesor y realizó una importante labor educativa dentro de la colectividad gallega. Fue, además, uno de los fundadores de la Federación de Sociedades Gallegas. En Buenos Aires se desempeñó como director del diario ‘El Despertador Gallego’.

Cuando en España se proclamó la República decidió retornar a Galicia. Presidió en A Coruña una asamblea para el proyecto de un Estatuto Autonómico. En el año 1936, fue elegido diputado a Cortes por Pontevedra. Al empezar la guerra civil, y después de una azarosa huida por toda Galicia, pudo embarcarse y volver a Buenos Aires.

Al fundar Castelao el Consello de Galicia, fue elegido como secretario y participó como organizador del Congreso de la Emigración celebrado en Buenos Aires en 1956. Por último, habrá que destacar su incursión en el mundo de las letras con títulos tales como ‘Co pensamento na patria gallega’, ‘Saudade, Misticismo e Amore’, entre otros tantos.

 

José Otero

José Otero Abeledo nació en 1907 en la aldea de Laxeiro. Fue, para muchos, uno de los mejores pintores gallegos de nuestros tiempos. En Buenos Aires expuso sus obras en la exposición de Pintura Gallega patrocinada por el Centro Gallego, en la del Ateneo Iberoamericano en 1956, en la del Centro Asturiano en 1960, en la Galería Velázquez en 1958, en la Hebraica y en la Galería Lascaux en 1965. También creó algunos murales.

 

Manuel Colmeiro

Manuel Colmeiro nació en 1901 en Chapa Silleda, Pontevedra. Cuando niño, tuvo que viajar a Buenos Aires. A la edad de 17 años comenzó sus estudios de pintura. En 1928 regresó a Galicia y expuso sus obras en los salones de ‘Faro de Vigo’, más tarde lo hizo en Madrid, Barcelona y también en Lisboa. En 1936, dejando tras de si el horror de la guerra civil española, regresó a Buenos Aires y se dedicó a la pintura con más denuedo. Dentro de este marco es que llega a desarrollar la faceta muralista –galería Pacífico-, también ilustró libros de la editorial Atlántida.

Su pintura fue considerada un clásico de todas las edades. Entre sus obras figuran, ‘Campesinas’, 1930; ‘Freira’, 1932; ‘Os castineiros vellos’, 1935; ‘Pan e maza’, 1932; ‘Pastora’, 1937; ‘Aldea’, 1946; ‘Muller sentada’, 1949; ‘Mulleres e mar’, 1946 y  ‘Vendedoras do peixe’, 1951. Quizás su característica más sobresaliente haya sido la particularidad con la que inventó los verdes y las masas de vegetación.

 

Avelino Barrio

Avelino Barrio nació en 1888 en Toiriz Carbia, Lalín, Pontevedra. Emigró a Buenos Aires junto con su familia a temprana edad. Fue el primer director médico del Centro Gallego y prestó atención médica gratuita a quienes eran asociados. Al llegar 1938, agobiado por tanto trabajo, se vio obligado a renunciar. La Junta Directiva de entonces decidió nombrarlo director médico honorario. Murió en 1952.

 

José Neira Vidal

José Neira Vidal, oriundo de Lalín, nació en el año 1895. Fue presidente del Centro Lalín y del Centro Gallego desde 1938 hasta 1941. Durante su presidencia se incorporaron al cuerpo médico del Centro dos prestigiosos facultativos gallegos, los doctores Gumersindo Sánchez Guisande y Antonio Baltar Domínguez, quienes también habían huido de la lucha fratricida que estaba cubriendo de luto a la península. Durante su gestión se realizaron, además, homenajes al doctor Avelino Barrio, exdirector médico y a Castelao.

 

Eleodoro Friol

Eleodoro Friol, también nacido en Lalín, presidió el Centro Gallego desde el año 1941 hasta 1944. Tuvo la oportunidad, al igual que Neira Vidal, de conducir los designios del Centro Lalín. Tan destacada fue su actuación en este ámbito que se convirtió en el único presidente de la institución al que se le otorgó la medalla de oro. En el transcurso de su presidencia se adquirieron las propiedades de las calles Belgrano 2169 y Pasco 328, se dio término a la construcción del Panteón Social y se lo habilitó. Lo mismo ocurrió con la biblioteca.

 

José María Gerpe

El padre José María Gerpe nació en Silleda el 17 de noviembre de 1878. Siendo aún muy joven se embarcó con sus padres hacia la Argentina. En 1829 inició sus estudios sacerdotales en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires. Allí tuvo como compañeros a quienes serían luego figuras de renombre en el clero argentino –Cardenal Copello y Monseñor Franceschi-.

Ni bien comenzó sus estudios filosóficos se trasladó a Córdoba. En 1896 ingresó en la Compañía de Jesús. Luego se trasladó a Cataluña para terminar sus estudios de filosofía. En 1913 volvió a la Argentina. Tres años después, al crearse en Buenos Aires la Universidad Pontificia, fue incorporado al plantel de profesores. Allí estuvo a cargo de las Cátedras de Psicología, Cosmología y Ciencias Físicas y Naturales. Su gran preocupación, sin embargo, pasó por organizar la Academia de Filosofía.

Sentó conclusiones opuestas a las de Florentino Ameghino, el gran naturalista argentino, en consecuencia, los adeptos se dividieron entre uno y otro investigador sin sentar diferencias apreciables.

Una larga y penosa enfermedad lo condenó a pasar los últimos años de su vida postrado en una cama. Finalmente falleció el 9 de agosto de 1957 en el Colegio del Salvador de Buenos Aires.

 

Manuel Iglesias

Manuel Iglesias nació en Cabria, Lalín, el 22 de enero de 1870. Al llegar a la Argentina se radicó en Campana. Fue el creador del primer automóvil argentino que rodó a fines del año 1907. El auto, que en la actualidad se encuentra custodiado por la Municipalidad de Campana, fue visitado por el quíntuple campeón mundial de fórmula 1, Juan Manuel Fangio, en 1978.

El 2 de octubre de 1975, el Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sancionaron el proyecto que designó a la Ciudad de Campana cuna del automóvil argentino e instituyó al último domingo del mes de noviembre, Día del Automóvil Argentino.

 

Gumersindo Sobrado

Gumersindo Sobrado nació en Sesto, Ayuntamiento de A Golada, Pontevedra, en marzo de 1929. A la edad de 20 años arribó a las costas de Buenos Aires. Al terminar el bachillerato nocturno ingresó en la Facultad de Medicina, donde estuvo becado durante dos años por la Universidad de Buenos Aires. En el año 1963, luego de concluir sus estudios, realizó el curso de Cirugía Básica en la Escuela Quirúrgica para Graduados del Hospital Rawson. Diez años más tarde, consiguió su doctorado en medicina y decidió especializarse en cardiología y medicina legal.

Ejerció en el Hospital Araoz Alfaro de Lanús durante seis años, en la Obra Social del Ministerio de Hacienda, en el Centro Gallego por más de 30 años y como Perito de Oficio de los tribunales de la ciudad de Buenos Aires.

Cabe consignar por último, que es socio fundador número 17 de la Sociedad Hispano Argentina de Profesionales y que actualmente se encuentra cursando el cuarto año de la carrera de Bellas Artes.

 

Álvarez Portela

Álvarez Portela nació en Barcia, Pontevedra. Estudió medicina y se especializó en cirugía cardiovascular. Hoy día ejerce su especialización en el servicio del Centro Gallego y es Jefe de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Ramos Mejía de la ciudad de Buenos Aires. Tiene además muchas obras de carácter científicas publicadas.

 

Marcial Sánchez

Marcial Sánchez, nacido en Barcia, es el actual presidente del Centro Lalín. También supo serlo de la Federación de Sociedades Gallegas.

 

López Garra

José Luis López Garra es oriundo de Bermés, Pontevedra, y es quien todos los sábados, de 14 a 16 horas, se encarga de la producción y coordinación del programa ‘Recorriendo España’, que se emite por LR1 Radio El Mundo. También llegó a ser presidente del Centro Lalín.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca