LAS DIFERENTES AGRUPACIONES SEÑALARON QUE LA REAPERTURA ES UN “LUZ DE ESPERANZA”

El Centro Gallego reabrió sus puertas tras 20 días de la firma del acuerdo  de gerenciamiento con BASA

| 17 Junio 2019 - 13:15 h.
Raúl Olmos, ceo del Grupo BASA  dura su intervención, en la inauguración.
Raúl Olmos, ceo del Grupo BASA  dura su intervención, en la inauguración.

El Centro Gallego de Buenos Aires reabrió sus puertas, tras la firma del convenio de gerenciamiento por 30 años con el Grupo Buenos Aires Salud (BASA), a mediados del mes pasado.

Con un corte simbólico de cintas en el hall de entrada de la institución, y a tan solo 20 días de la rúbrica del acuerdo, el hospital comenzó retomar paulatinamente su actividad.

Para las agrupaciones, la  reapertura –según coincidieron en afirmar varios de sus dirigentes en declaraciones a esta publicación– representa “una luz de esperanza”. Esperanza, precisaron, para los socios de la entidad que empiezan a recuperar las prestaciones y también para la propia institución que pareciera estar a las puertas de un proceso de saneamiento y recuperación.

En el palier de la institución, desbordado de invitados, el ceo de BASA, el contador Raúl Olmos, junto a Patricia Pérez  e Inés Crestar, desataron, puntualmente, las cintas inaugurales para dar paso al amplísimo salón de ingreso de hospital, poblado ahora de modernos sillones de pana de color beige, varios plasmas y una pantalla gigante.

Dando comienzo a la segunda parte de la inauguración, se proyectó un video institucional en el que el Grupo BASA adelantaba su compromiso de devolver al Centro el prestigio que supo tener, cobijando a sus antiguos socios y dando la bienvenida a 40.000 nuevas cápitas que el PAMI le derivó desde el primer día, y con la promesa del director ejecutivo, Sergio Cassinotti, de elevar la cifra a 100.000 cápitas, a corto plazo.

Para poner a andar nuevamente al Centro Gallego, en tres semanas, el Grupo BASA derivó parte de su plantel médico para cubrir la atención en diversas especialidades, acondicionó el 4º piso del hospital y equipó el quirófano central y la terapia que funcionan allí. Además, acondicionó un ala del 5º piso y mejoró el equipamiento de las salas de guardia y del shock-room.

“El hospital arranca con una disponibilidad de cerca de centenar de camas”, afirmó la doctora Alicia Canga, gerente médica del Grupo Basa, quien avanzó que ya está funcionando el área de consultorios externos, guardia y laboratorio, que antes “estaba muerto” y hoy funciona las 24 horas al día, lo mismo que la farmacia.

“Hoy es un día fundacional”, dijo Olmos en la inauguración. “Un día de iniciar una nueva historia, un nuevo camino en el que necesitamos de todos y cada uno de ustedes para hacer de esta una gran institución”, concluyó el Ceo del grupo gerenciador.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca