EL ESCENARIO DEL ‘AVENIDA’ SE TRASLADÓ HASTA LA PLAZA DEL OBRADOIRO, EN SANTIAGO

El Centro Galicia de Buenos Aires celebró el día de Santiago Apóstol y de la Comunidad con una velada artística

| 18 Julio 2017 - 18:45 h.
El Centro Galicia y Luisa Pericet agasajan a la profesora Mary Patiño. El presidente de la comisión de Cultura de la institución, Alberto Ianuzzo, le entrega un ramo de flores.
El Centro Galicia y Luisa Pericet agasajan a la profesora Mary Patiño. El presidente de la comisión de Cultura de la institución, Alberto Ianuzzo, le entrega un ramo de flores.

El Centro Galicia de Buenos Aires celebró el Día de la Comunidad Autónoma y del Apóstol Santiago con una velada artística en el Teatro Avenida, una de las salas más representativas de la presencia española en la capital del país.

En ese espacio mágico del arte, el escenario del ‘Avenida’ se trasladó hasta la Plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, y el elenco teatral de la asociación encarnó a un grupo de vecinos dispuestos a festejar el Día de Galicia.

A lo largo de toda la función, una cascada incesante de imágenes de la Plaza, de la imponente Catedral de Santiago y de los paisajes más urbanos de la ciudad enmarcaron las actuaciones de las escuelas gallegas de música y bailes de la asociación.

Abrió la velada el grupo de música Celta, que dirige el profesor Gustavo Fontana, con la ‘Muñeira de Vilanova’, ‘Los pesadores’ y una selección de melodías populares. Continuó el coro de la institución, que dirige el profesor Pablo Zartmann con ‘Compañeira’ y ‘En casa de Tío Vicente’.

Luego, alumnos del Instituto Educativo Santiago Apóstol, dirigidos por la profesora Mary Patiño, bailaron la ‘Muñeira de Cances’.

Seguidamente, fue el turno de los grupos de danzas gallegas, que, dirigidos por María Fernanda Farina y Margarita Gorriz, bailaron: ‘O vira’, ‘Muñeira Claudiña’ y Tres Muñeiras. Mientras que en el segundo lugar bailaron: ‘Muñeira da Costa’, ‘Muñeira de Gonte’ y ‘Muñeira y Xota de Arabexo’.

Los coros de cantareiras, dirigidos Rosario Suárez y Romina Pose, entonaron para comenzar: ‘O Carrasquiño’ y ‘Jota de Laxoso’ y, seguidamente, ‘Pasodoble de Bembibre’, ‘Vals de Cerqueda’ y ‘A Carolina’.

Durante la velada, el grupo de música y la banda de gaitas del Centro Galicia, dirigidos por el profesor Alberto López, acompañaron las presentaciones de los cuerpos de danzas y cantareiras.

El cierre, con el tradicional espectáculo de fuegos artificiales en la Plaza compostelana, como telón de fondo, llegó con un emotivo homenaje, a Luisa Pericet, directora general y coreógrafa de todas las escuelas artísticas de la institución.

Pericet, por su parte y haciendo una excepción, tomó el micrófono para hacer un sentido homenaje a la profesora Mary Patiño, por su trayectoria en la asociación a lo largo de tres décadas.

Patiño, que enseña danzas gallegas en la sociedad desde hace 30 años, espera jubilarse antes de fin de año. Una decisión que Luisa Pericet lamentó porque significa, dijo, perder a una gran persona y una profesional de lujo que fue capaz de crear un cuerpo artístico numeroso y armónico a pesar de que entre sus integrantes las edades van desde los 3 a los 80 años.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca