EL ACTO FUE CERRADO CON CANTIGAS MEDIEVALES DEL GRUPO ‘SONIDOS DE LA TIERRA’

La Casa de Galicia en Madrid acogió la presentación del libro ‘Cuentos dedicados’, de Julia Sáez-Angulo

| 31 Enero 2018 - 09:10 h.
Más de doscientas personas acudieron a la presentación del libro en la Casa de Galicia.
Más de doscientas personas acudieron a la presentación del libro en la Casa de Galicia.

La Casa de Galicia en Madrid acogió este lunes la presentación del libro ‘Cuentos dedicados’, de la escritora Julia Sáez-Angulo, publicado por la editorial coruñesa Espacio Cultura. En el acto,  al que asistieron más de doscientas personas, intervinieron el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega; el escritor Rogelio Sánchez Molero; el editor José Luis Pardo Caeiro; y la propia autora, Julia Sáez-Angulo, con la ambientación musical a cargo del grupo ‘Sonidos de la Tierra’ como broche, que interpretaron entre otras, las Cantigas a Santa María, de Alfonso X el Sabio.

“Julia Sáez-Angulo, riojana, residente en Madrid, es conocida en esta Casa por sus intervenciones como experta en arte, dado que es vicepresidenta de la Asociación Madrileña de Críticos de Arte y miembro de la junta directiva de la Asociación Internacional de Críticos de Arte”, dijo Ónega es sus palabras, y añadió que “es, además, licenciada en Periodismo y en Derecho, y ha publicado ocho novelas, seis libros de relatos, tres de poemas y cinco biografías”. Y citando a Amos Alcott recordó que “un buen libro es aquel que se abre con expectación y se cierra con provecho, tal como ocurre con el de Julia, que pasará a la biblioteca de la Casa donde ocupará un lugar preeminente”.

Para el editor José Luis Pardo Caeiro, “en Espacio Cultura estamos agradecidos a esta prolífica autora como depositarios, una vez más, de los pequeños tesoros que salen de su pluma”, y subrayó que “son pequeños relatos, cuentos, sencillas historias que reflejan sentimientos, vivencias, que atrapan de manera magistral pedazos de realidad, rescatándolos del olvido y su disolución en el tiempo”. Se trata de “arte admirable que nos reconcilia con la vida, como diminutos espejos en donde ver reflejada nuestra cotidianidad, nuestros universos personales, gracias a una cronista de excepción, que vuelve a regalarnos su bella prosa agrupadas por el sentimiento más bello de los que adornan al ser humano, la amistad”.

Para el escritor Rogelio Sánchez Molero, la compilación “cuenta con 61 pequeños relatos que son un paseo por la vida y a la vez una galería de recuerdos”. Están poblados de personajes reales que van de la mano de otros inventados por la autora, mezclándose en lugares reales o ficticios, trufando sucesos verídicos con historias imaginarias. “Sáez-Angulo es continuadora de la tradición de Ana María Matute, de Ignacio Aldecoa o de Jorge Luis Borges, y en apenas unas pocas líneas consigue captar y mantener nuestra atención”. Son pequeñas historias que “destilan aroma a buena literatura”, e hizo hincapié en que son de carácter claramente misceláneo ya que en ellas aparecen múltiples ingredientes como “la tristeza y la nostalgia, el amor, los celos, el humor, la maldad o los valores humanos”, y en casi todas flota en el aire el gusto por las otras pasiones de Julia, como la pintura, la música y las bellas artes.

Por su parte, la autora Julia Sáez-Angulo recordó que son cuentos dedicados que “al igual que en los antiguos discos en la radio, quieren ser un reconocimiento a los amigos  que inspiraron o sugirieron las historias –con el beneplácito de todos ellos–. “Este libro es una serie de relatos y microrrelatos que vienen a ser un homenaje a mis amigos, fuente o arranque de muchos de ellos por sus palabras o sugerencias, por eso el libro va dedicado a ellos”. Además cuenta con las ilustraciones del pintor y dibujante Juan Jiménez.

Sáez-Angulo, al igual que en el prólogo, habló sobre su proceso creativo de un relato. Expuso cómo “la mirada, la escucha y la imaginación son cuna de muchos relatos. Cuando se mira morosamente un lugar, se escucha una conversación o se contempla un hecho que atrae la atención del narrador, la imaginación se pone a volar e inventa una historia en aquel escenario o situación que se le ofrece. Después, la escritura, como río que arrastra y lleva, conduce a articular una historia diferente, que se cierra redonda como un cuento o sigue en marcha como un relato abierto y cortado como un hachazo, al estilo de Joyce. Otras veces es la propia literatura la que produce esa chispa. Y también están, como en este libro, “los amigos que cuentan someramente algunos hechos y otros que buscan al escritor para contarles un suceso visto o vivido, con la esperanza de que éste lo ponga por escrito” pues saben que solo lo escrito “cobra estructura y permanece. Lo escrito, escrito está”.

El acto finalizó con una breve actuación musical del Grupo ‘Sonidos de la Tierra’ (Antonio de las Heras, violoncello; Carlos Cáceres, guitarra; y Francisco Recuero, flauta travesera), quienes interpretaron una cuidada selección de magníficas piezas medievales.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Colección Cronicas de la Emigración

Gallegos en Cuba

Hemeroteca