CONTÓ CON LA PRESENCIA DE SU AUTOR, JOSÉ CARLOS BERMEJO BARRERA

La Casa de Galicia en Madrid acogió la presentación del libro ‘Rectores y privilegiados. Crónica de una universidad’

| 15 Junio 2017 - 13:21 h.
Pedro Piedra, Jesús Espino, Mar Llinares, José Ramón Ónega, José Carlos Bermejo y  José Manuel Rey Nóvoa, durante el acto.
Pedro Piedra, Jesús Espino, Mar Llinares, José Ramón Ónega, José Carlos Bermejo y José Manuel Rey Nóvoa, durante el acto.

El catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) José Carlos Bermejo Barrera presentó en la Casa de Galicia en Madrid su último libro, ‘Rectores y privilegiados. Crónica de una universidad’, publicado por Ediciones Akal. La obra analiza, desde una perspectiva crítica, la evolución de la Universidad de Santiago de Compostela en la última década, a través de pequeños ensayos estructurados previamente publicados en prensa, fundamentalmente en el diario ‘El Correo Gallego’.

En la presentación intervinieron, además del propio autor, el subdirector de Edición del grupo editorial Akal, Jesús Espino Nuño, y el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega. Entre los asistentes al acto estaban la profesora de la USC y mujer del autor, Mar Llinares; el traductor, escritor y autor de la edición de los artículos del libro Pedro Piedra; y el director de ‘El Correo Gallego’, José Manuel Rey Nóvoa.

Ónega adelantó que la obra presentada es “un libro con mensaje. Un libro que denuncia y enseña, una crónica viva, real, bien escrita. Un libro ejemplar”. También presentó a su autor, destacando su rango académico en la USC y que “ha desarrollado su investigación en dos campos: las mitologías y las religiones antiguas y la teoría de la Historia”. Señaló asimismo que entre sus muchas publicaciones destacan ‘Psicoanálisis de conocimiento histórico’, ‘El final de la Historia’, ‘Entre Historia y Filosofía’, ‘Introducción a la sociología del mito griego’, ‘Lecturas del mito griego’ (en colaboración), ‘La aurora de los enanos’, ‘La fragilidad del pensamiento y el fin del pensamiento’ y ‘La tentación del rey Midas’. “Es asimismo autor de numerosos trabajos aparecidos en revistas nacionales e internacionales relacionadas con los campos de la Historia y la Filosofía de la Historia”, añadió.

Espino valoró que “la universidad pública en España atraviesa por una difícil situación, especialmente en las disciplinas vinculadas a las Humanidades y las Ciencias Sociales: merma de recursos, endogamia, precarización del profesorado, caída abrupta del nivel de lo enseñado, entronización del ‘power point’ como herramienta espuria de estudio, transformación del alumno en cliente…” y que por ello “es necesario defender una Universidad que, al margen de cualquier criterio mercantilista, vuelva a ser ese lugar que promueve el conocimiento por encima de cualquier otra consideración, que enseña a los estudiantes a pensar con sentido crítico, que promueve la lectura, la reflexión y el debate, que anima al profesor a profundizar en su disciplina, que exige ejemplaridad no sólo a la comunidad docente, sino especialmente a quienes rigen sus designios”. “De ahí la importancia de un libro como el del profesor Bermejo, que pone el dedo en la llaga sobre los principales males que aquejan a tan centenaria institución”, concluyó.

 

Bermejo explicó que “las universidades españolas son casi opacas ante la opinión pública porque son sus propios gabinetes de prensa las únicas fuentes de las que se extrae la información sobre ellas”. “Por otra parte, al contrario de lo que ocurre en el mundo de la política o de la empresa, en los que los enfrentamientos verbales son continuos y a veces muy duros, en las universidades parece haber un pacto de silencio por parte de los profesores y los alumnos, que no pueden entender muy bien los vericuetos legales propios de estas instituciones”, señaló.

Según el autor, “en este libro se ofrece una visión desde dentro de la universidad española partiendo de la Universidad de Santiago, una de las mejor situadas en los ‘rankings’ de prestigio”. “La idea que se defiende en él es que los valores de la ciencia –publicidad de los datos, libertad de investigación y espíritu crítico– han de presidir también la visión interna y la imagen que las universidades han de dar de sí mismas”, precisó.

El libro expone en su contraportada que esa opacidad “ha sido posible gracias al muro protector que han construido los rectores, los únicos cargos públicos que resuelven ellos mismos los recursos contra sus propias resoluciones y contra las normativas que aprueban en sus órganos de gobierno”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca