GILBERTO PÉREZ REYES, COORDINADOR EN GRANMA

“Algunos lloran de alegría” porque “ven que Galicia no se olvida de sus ‘hijos”

| 16 Julio 2018 - 11:58 h.

Jubilados, amas de casa y enfermos constituyen el grupo de gallegos en Cuba que perciben las ayudas que cada año concede la Xunta, a través de la Secretaría Xeral de Emigración. 
En Granma, alrededor de 200 personas, del total de 400 originarios de la comunidad autónoma en esa provincia se benefician de las cantidades destinadas para tal fin y “algunos lloran de alegría” cada vez que las reciben, confiesa el coordinador en la zona, Gilberto Pérez Rey, quien se encuentra entre los jubilados que perciben la pensión. Y es que el gesto les hace pensar que “Galicia no se olvida de sus ‘hijos”, asegura.
Hijo de gallego natural de Bóveda (Lugo) –su padre dejó Galicia a la edad de 17 años–, hace algún tiempo visitó la localidad de origen de su progenitor, donde aún conserva primos lejanos y para él “sería un sueño” poder volver, confiesa este ‘hijo de la diáspora’, residente en una de las zonas más orientales del país, dedicada al cultivo de café, cacao, arroz y caña de azúcar.
Su misión como coordinador consiste en moverse por los municipios para acercar la ayuda por los 13 municipios de la provincia a los que la han solicitado, porque “muchos son muy mayores y no pueden trasladarse”, confiesa.
Para ellos, esta ayuda “es extraordinaria” y con ella “parece que llegan los Reyes Magos”, dice Gilberto, quien no escatimó  palabras para agradecer a Galicia su colaboración: “Quiero transmitirle a Galicia y a la Xunta el agradecimiento” por estas partidas anuales, concluyó.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca