COMO AGRADECIMIENTO A LA AGENCIA ESPAÑOLA DE COOPERACIÓN POR SU APOYO

El Tribunal Constitucional de República Dominicana entregó una placa al embajador de España, Jaime Lacadena

| 25 Noviembre 2016 - 14:38 h.
Jaime Lacadena y Milton Ray, durante el acto.
Jaime Lacadena y Milton Ray, durante el acto.

El presidente del Tribunal Constitucional (TC) de República Dominicana, el magistrado Milton Ray Guevara, entregó una placa al embajador de España en el país, Jaime Lacadena Higuera, como agradecimiento a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) por su apoyo.

Jaime Lacadena recordó que corría el año 2012 cuando el presidente del TC, Milton Ray Guevara, se dirige a la Embajada de España y más específicamente a la AECID en busca de apoyo para el fortalecimiento de una entidad que define como vital para la vertebración definitiva del Estado de Derecho, como el órgano constitucional.

Agregó que la respuesta fue positiva, porque es la que se da a un socio fraternal, como es para España la República Dominicana y, en particular, a quien señala como un amigo, el magistrado Ray Guevara, señalando que desde entonces han venido cooperando, aportando experiencia y buenas prácticas en materia de organización interna, legislativa y para que el TC, instrumento que asegura que los demás poderes del Estado se ajusten a la suprema norma del ordenamiento jurídico, de manera que sea garante de derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

“Estamos aquí, cuatro años después, porque creemos que hemos hecho un buen trabajo, a través de la AECID y con la colaboración incondicional del Tribunal Constitucional de España”, precisando que puede afirmar con orgullo que han contribuido a través de cursos, asistencias técnicas y publicaciones “para que esta corte sea hoy un pilar indispensable para el funcionamiento de la democracia dominicana”.

Exhortó a los jueces del TC, a sus funcionarios y empleados a trabajar para que ese órgano siga siendo lo que Manuel García Pelayo, expresidente del Constitucional español, denomina la culminación del Estado de Derecho, indicando que en esa tarea pueden contar con la AECID y sus autoridades.

Hablando en el marco de un reconocimiento que le hizo la alta corte dominicana a la AECID, el diplomático agradeció el gesto del TC y de sus magistrados, resaltando el trabajo realizado por Carlos Canó, coordinador general de la agencia, y por Ana Álvarez, responsable de proyectos. Estuvieron presentes también Lorenzo Jiménez de Luís, representante residente del PNUD y los ministros consejeros de la misión española Javier Cantero y Rodrigo Campos.

El presidente del TC, Ray Guevara, estuvo acompañado en el acto de los jueces Leyda Margarita Piña Medrano, primera sustituta del presidente; Víctor Gómez Bergés; Justo Pedro Castellanos Khoury; Víctor Joaquín Castellanos Pizano; Rafael Díaz Filpo; Wilson Gómez Ramírez y Julio José Rojas, secretario.

Además de los directores de áreas: José Luís Polanco, General, Administrativo y Financiero; Belén del Toro, de Planificación y Desarrollo Institucional; Nelson Reyes Ureña, de Relaciones Internacionales; Elvis Espinal, Financiero; Rafael Polanco, de Comunicaciones; Guaroa Gautreau, Contralor; y José Capois, de  Auditoría.

El magistrado Ray Guevara dijo sentirse complacido y agradecido de la generosa y eficiente cooperación de la AECID, indicando que de ella se derivan los logros institucionales que hoy puede exhibir el TC, por lo que los magistrados de la alta corte aspiran a seguir contando con ese invaluable apoyo de la agencia española.

 

Un hito fundamental

En su intervención en el acto, el embajador de España definió como hito fundamental de la reforma constitucional de 2010 la creación del Tribunal Constitucional, definido como un pilar fundamental para funcionamiento de la democracia dominicana.

Jaime Lacadena dijo que “los ciudadanos quieren una justicia cercana, rápida y eficiente. Y los poderes públicos deben responder con una serie de reformas que persiguen la mayor eficacia de la gestión jurisdiccional, el acceso sencillo del ciudadano a la justicia y, en definitiva, la modernización de la administración en uno de los sectores que más preocupa al conjunto de la sociedad”.

En tal sentido, resaltó el hecho de que el país haya emprendido un ambicioso proceso de reformas del Estado dirigido a su modernización, a fin de que pueda responder a las demandas de una ciudadanía más consciente de que la democracia no puede funcionar adecuadamente sin la recíproca exigencia de derechos y deberes, de obligaciones y responsabilidades.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca