EL CONSEJERO DE DEFENSA Y EL EMBAJADOR, COANFITRIONES EN CARACAS DEL DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

Rubio Damián: “En las misiones internacionales desplegamos los valores que nos definen como país”

| 22 Junio 2018 - 14:49 h.
Cnel. Francisco Rubio Damián, Pilar Castillo Sarasa y Jesús Silva Fernández, embajador de España.
Cnel. Francisco Rubio Damián, Pilar Castillo Sarasa y Jesús Silva Fernández, embajador de España.

En España, el Día de las Fuerzas Armadas (FAS) se celebra el sábado más próximo al 30 de mayo, día de San Fernando. Para conmemorar esa efeméride, la delegación de diplomáticos y militares españoles destinados en Venezuela se reunió en la Residencia del Embajador de España en Caracas, en horas del mediodía del martes 29 de mayo. En la sesión, el coronel del Ejército Francisco Rubio Damián, consejero de Defensa (Militar, Naval y Aéreo) de la Embajada de España en Venezuela, quien fungió como coanfitrión con la venia del embajador, Jesús Silva Fernández, ofreció unas breves palabras sobre las Fuerzas Armadas Españolas.

Las FAS son las encargadas de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, según las funciones encomendadas por la Constitución española de 1978. Forman parte de manera activa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), del Eurocuerpo y de los Grupos de Combate de la Unión Europea (UE).

Según la Constitución, el mando supremo corresponde al titular de la Corona de España, el rey Felipe VI, con el rango de capitán general. Asimismo, la ministra de Defensa es María Margarita Robles Fernández; y el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general (Ej.) Fernando Alejandre Martínez.

Las Fuerzas Armadas están formadas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire. Además, existen dos unidades formadas por miembros de los tres ejércitos: la Guardia Real y la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como los denominados Cuerpos Comunes.

A diciembre de 2017, las Fuerzas Armadas Españolas contaban con un total de 142.000 efectivos, incluyendo el personal en la situación administrativa de activo, además de 15.000 civiles, y 12.000 reservistas. En 2017, el presupuesto de las FAS siguió aumentando a los 7.572 millones de euros. Ese mismo año el gobierno se comprometió ante la OTAN a aumentar hasta el 80 por ciento el gasto militar hasta los 18.000 millones de euros.

La celebración del Día de las Fuerzas Armadas se remonta a 1978, cuando se estableció mediante un Real Decreto, firmado por el entonces ministro de Defensa, general y capitán general ad-honorem Manuel Gutiérrez-Mellado, la conmemoración anual de una fiesta de carácter nacional que homenajeara a los ejércitos y que fomentara la integración de los ejércitos con la sociedad. También se eligió que la fecha, por motivos históricos y de tradición, se hiciera coincidir con la celebración del Rey Fernando III.

Las celebraciones por el Día de las Fuerzas Armadas abarcan más de 300 actividades en el territorio español. En el resto del mundo donde hay presencia militar, como en delegaciones, misiones o consejerías, los militares españoles destinados a esos lugares también conmemoran el 30 de mayo.

Durante el acto estuvieron presentes, el embajador de España, Jesús Silva Fernández, acompañado de su esposa, Sara de la Lastra Bécker; José Hornero Gómez, ministro consejero; María Celsa Nuño García, cónsul general de España en Caracas; el consejero de Asuntos Culturales, Bernabé Aguilar Arigo; el consejero Económico y Comercial, Juan Carlos Recoder de Caso; el consejero de Defensa (Cnel. Ej.) Francisco Rubio Damián, junto a su esposa, Pilar Castillo Sarasa; su ayudante, el brigada (Ej.) José Miguel Oliva Íñiguez; el consejero de Información, Francisco Javier Rubio Rodríguez; el consejero de Empleo y Seguridad Social, José Santiago Camba Bouzas; el consejero de Interior, comisario Daniel Salgado Veiga; Tte. G/C. Rafael Campos Barquín, agregado de Interior; el consejero Civil, José María Fidalgo Peloche; y el agregado Civil, José María de Linier del Portillo; los cónsules adjuntos, Julio Navas López y Rodrigo Reyero Pita; Luis Tomás Melgar Valero, primer secretario; Víctor Ros Sánchez; canciller de la Embajada; Fernando Brea Morales, secretario de la Consejería de Empleo y Seguridad Social; el cónsul honorario de España en los estados Anzoátegui y Sucre, Richard Barreiro y Olmedo; la embajadora de la Unión Europea (UE), Isabel Brilhante Pedrosa; representantes del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, de la Armada venezolana, encabezada por el vicealmirante Agustín Adolfo Uzcátegui Rivas, director de Asuntos Internacionales y Agregados Militares; vicealmirante María Elisa Domínguez Velasco, nueva agregada de Defensa de la Embajada de Venezuela en España; otros invitados especiales; consejeros y agregados militares de otras embajadas acreditadas en el país sudamericano.

También se sumaron a la celebración el director general de Migraciones, Ildefonso de la Campa Montenegro; y el secretario xeral de Emigración de la Xunta de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, quienes se encontraban en la capital venezolana cumpliendo una intensa agenda con diferentes instituciones y con el colectivo español, sobre todo con los más jóvenes.

Tras saludar a los presentes, durante su discurso, el coronel Francisco Rubio Damián dijo que “en años anteriores he destacado el modelo de nuestras Fuerzas Armadas, su modernización y la contribución de España a la paz y seguridad internacional. En esta ocasión, la última que compartiré con ustedes, incidiré sobre esto último. (…) Este año se conmemora el quinto centenario de la primera vuelta al mundo, una expedición naval española. El espíritu de apertura y proyección que supuso esa hazaña es un antecedente de la vocación universal y visión internacional de nuestro país. De alguna manera, esto se plasma hoy en las misiones internacionales en las que España participa contra el terrorismo, en beneficio de la seguridad internacional y en defensa de los valores que definen nuestro modelo de convivencia”, destacó el coronel.

“Nuestro compromiso con la paz y la libertad y, sobre todo, la protección de nuestros compatriotas, comienzan lejos de nuestro territorio, donde se incuban las amenazas contra las naciones libres y es allí donde España, junto con sus socios y aliados, las combate. Esa es la principal razón de la participación de nuestras Fuerzas Armadas y Guardia Civil, además de la Policía Nacional, en las operaciones en el exterior. Estas operaciones son expresión de nuestra contribución al orden y la estabilidad, de nuestro liderazgo en la lucha contra el terrorismo en cualquiera de sus formas, y de nuestra solidaridad para preservar la paz en el mundo”, agregó.

El consejero de Defensa también enumeró que “participamos en las misiones internacionales desplegando los valores que nos definen como país y eso nos hace más seguros. Somos parte de todas las operaciones de la Unión Europea, de casi todas las de OTAN y mantenemos una presencia relevante en las misiones de las Naciones Unidas. Nuestras Fuerzas Armadas operan en 17 misiones de cuatro continentes con un despliegue de 3.100 militares. Este esfuerzo ha sido reconocido con los Mandos de la Fuerza de la Unión Europea contra el tráfico de seres humanos en el Mediterráneo y de las misiones de entrenamiento en la República Centroafricana y en Mali, donde hace pocos días falleció en acto de servicio uno de nuestros soldados”.

“España, como se ve –continúa Rubio Damián–, mantiene un decidido compromiso con los mecanismos de seguridad colectiva y de mantenimiento e imposición de la paz, puesto que los consideramos críticos para garantizar la estabilidad internacional y, por lo tanto, la seguridad y defensa de nuestro país. (…) En esta línea, estamos avanzando en el desarrollo de la cooperación estructurada permanente de la Unión Europea, de la que España es uno de los principales impulsores junto a las otras grandes naciones de Europa. Como dijo nuestra ministra de Defensa con motivo de la Pascua Militar en enero, si aunar esfuerzos políticos y económicos es imprescindible para la prosperidad de Europa, trabajar unidos para la protección de las libertades de nuestros ciudadanos es la clave del éxito de la Unión Europea”.

El coronel (Ej.) Francisco Rubio Damián manifestó que “el impulso a la Europa de la Defensa no colisiona con nuestra participación en la Alianza Atlántica. Al contrario, somos conscientes de su importancia y vigencia, y de que la seguridad y defensa de nuestros aliados es primordial para nuestra protección. Por ello, España continuará ejerciendo un papel destacado en la OTAN, promoviendo su visión de defensa global y, en particular, el mantenimiento de estructuras de mando en el flanco sur, dada la especial relevancia de las amenazas que nos acechan”.

Para finalizar, “quiero resaltar que estos compromisos no serían posibles sin la preparación y la disponibilidad permanente del soldado, marinero y guardia civil español, y la combinación de valentía, humanidad y empatía que les caracterizan. Debemos reconocimiento a quienes han elegido la exigencia, dureza y austeridad de la vida militar para servir a su Patria y a sus conciudadanos. Los militares estamos comprometidos con España, una obligación que algunos han consumado entregando la vida en acto de servicio. Su sacrificio en el cumplimiento del deber y el dolor de sus familiares y amigos permanecen en nuestra memoria como ejemplo de entrega y abnegación”, concluyó Francisco Rubio Damián, quien compartió por última vez esta festividad por finalizar su misión en Venezuela.

Por su parte, el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva Fernández, se dirigió a los presentes en esta conmemoración tan especial, diciendo que “es un honor y un placer, por segunda vez, servir de coanfitrión del Día de las Fuerzas Armadas, que es el último del coronel Rubio Damián”.

“Poder conmemorar un día que también es muy importante en España, el de las Fuerzas Armadas, que es todo un símbolo de lo que ha sido nuestro país, donde además el Ejército y los ejércitos han sido los que han acompañado toda nuestra gran historia a lo largo de los siglos, con grandes hechos heroicos, pero que durante unos años, evidentemente, en donde España estuvieron mal las cosas, el Ejército y el ciudadano común se habían divorciado, y en los últimos años el Ejército se ha convertido, según las últimas encuestas, en una de las instituciones más respetadas, valoradas y queridas por los españoles, precisamente porque es un oficio de vocación, ya que la gente no se hace militar por ganar dinero o ser famoso, sino por vocación de servicio al ciudadano –reitera Silva Fernández–, y a lo largo de los años en España esto se ha ido demostrando y ganando no solo el afecto, sino el respeto de la población”.  

“Nuestras Fuerzas Armadas son modernas, tecnológicamente capacitadas, respetuosas con el orden constitucional y las leyes, que es visto como un elemento de protección y no como un elemento de temor. El ciudadano español quiere a su ejército y no le teme”, subrayó.

Asimismo, Silva Fernández solicitó a los presentes que le acompañaran en un brindis: “Por Venezuela, por España. ¡Viva Venezuela!, ¡Viva España!, y ¡Viva el rey Felipe VI!”, concluyó.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca