ACUDIÓ ACOMPAÑADO POR RESPONSABLES DE LA CONSEJERÍA DE EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL

Miras Portugal visitó en París el Centro Social para Mayores ‘Cristino García’

| 17 Septiembre 2012 - 11:52 h.
Aurelio Miras Portugal posa con los miembros del Consejo de Administración que asistieron a la reunión.
Aurelio Miras Portugal posa con los miembros del Consejo de Administración que asistieron a la reunión.

Aurelio Miras Portugal, director general de Migraciones, visitó el pasado 7 de septiembre el Centro Social para Mayores ‘Cristino García’, ubicado en el parisino barrio de Plaine-Saint-Denis. Pilar Fernández, presidenta de la entidad, junto a varios miembros de su Consejo de Administración, recibió al director general, que acudió acompañado por Ignacio Niño, consejero de Empleo y Seguridad Social, y por Julia Tercero, secretaria general de la Consejería de Empleo y Seguridad Social en París, informan los responsables del Centro Social para Mayores.

A pesar de la fecha de la visita, que impidió la presencia de destacados miembros del secretariado de la Casa de España de la Región Parisina, el Consejo de Administración estuvo ampliamente representado con la presencia, además de la presidenta, de José Gabriel Gasó Cuenca, vicesecretario, y de los consejeros: Vicente Marín (Capfeerf), Rafael Pinilla y Jacinto Costoso (Solidaridad Sin Fronteras), y de Antonio Aliaga, Alicia González, Paquita Candelas y Antonia Pons (Faceef). Por razones profesionales ninguno de los administradores de la federación Generación España pudo estar presente.
La presidenta de la Casa de España de la región parisina, Pilar Fernández, guió la visita por las instalaciones del Centro Social, deteniéndose en todas las salas y explicando las diferentes actividades que se desarrollan en el centro: clases de baile, de gimnasia, de relajación, de teatro, de lengua, de artes plásticas, de internet, salidas culturales, juegos de sociedad, concursos, etc.
En el curso de la visita el director general pudo ver también el salón de peluquería y la cafetería en pleno ejercicio y charlar con diferentes usuarios que aprovecharon para interpelarle en defensa del Centro.
Los directivos de la Casa de España tuvieron especial interés en mostrar al director general de Migraciones y al consejero de Empleo los registros y las fichas de los 1.803 usuarios de pleno derecho inscritos y de los cerca de 600 visitantes ocasionales también registrados. Según dicen, el director general pudo constatar así la seriedad y el rigor con el que controla este importante apartado.


Dificultades financieras
Tras la visita, tuvo lugar una reunión en la que los directivos del Centro reiteraron las dificultades financieras para mantener abierto el centro después del recorte de la subvención del 30% sufrido en 2011 y como consecuencia de que en la fecha actual todavía no tienen noticias de la financiación prevista para el presente ejercicio.
Aurelio Miras Portugal dijo verse obligado a transmitir la mala noticia de que la subvención para el año 2012 se verá disminuida entre el 40% y el 50%, aunque dejó entrever que para el año 2013 pudiera incrementarse.
En cuanto a las fechas de resolución y de entrega de la subvención, el director la fijó a finales del mes de noviembre. Los diferentes representantes de las federaciones miembros de la Casa de España opinaron en el sentido de que esta noticia supondría con toda probabilidad el cierre definitivo a corto plazo, habida cuenta de la imposibilidad de diversificar ampliamente las fuentes de financiación y criticaron la política que ha conducido al Gobierno actual a adoptar estas medidas tan extremas y “contrarias a la necesidades de un colectivo que tanto se ha sacrificado por nuestro país”.
Según los representantes federales, si bien la crisis económica es una realidad evidente, el deber de los representantes políticos y de los gobiernos es depurar las responsabilidades de esta situación y, en segundo lugar, “hacer reposar el coste de la misma de forma equitativa y justa entre todas las capas sociales y no en las más desfavorecidas e indefensas y a las que no se puede culpar de mala gestión”.
A propósito de la diversificación de la financiación, se entabló un intercambio en el que los directivos de la CERP insistieron en la poca receptividad de la administración local y nacional francesa para financiar las actividades del Centro Social, dado que éstas consideran que las actividades del mismo están orientadas exclusivamente a las personas de nacionalidad u origen español.
Por ello, dicen, pidieron apoyo a la Dirección General de Migraciones para “que medie ante las administraciones francesas de forma que admitan que el Centro está abierto a todo público sin discriminaciones y reconozcan, no obstante, los derechos intrínsecos de los españoles que no pueden ser menos que los de cualquier otro ciudadano”.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

publicidad

Hemeroteca