HA RECURRIDO AL SUPREMO VARIAS SENTENCIAS QUE LE OBLIGARON A DEVOLVER RETENCIONES

El Ministerio de Hacienda pretende que todos los becarios en el extranjero tributen en España

| 08 Diciembre 2017 - 14:37 h.

El Ministerio de Hacienda pretende que todos los beneficiarios de becas concedidas por administraciones españolas en organismos en el extranjero queden sujetos al sistema tributario español. El Gobierno ha recurrido al Tribunal Supremo varias sentencias que le obligaron a devolver las retenciones del Impuesto sobre la Renta (IRPF) a becarios que habían permanecido fuera de España más de medio año, el requisito legal que les exime de pagar ese impuesto.

El Ejecutivo, según informa el portal digital lainformacion.com, considera que su ausencia del territorio nacional es solo una “ausencia esporádica” que no computaría para establecer su residencia fiscal fuera de España. Y advierte de que el caso afecta a todos los que obtengan este tipo de becas de estudio o investigación.

Varios becarios en el extranjero han ganado en los últimos años pleitos contra Hacienda con lo que han logrado que la Administración tuviera que devolverles las retenciones por IRPF que se practicaron a los organismos que les habían concedido esas ayudas al estudio y la investigación.

Entre ellos, un becario del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) que reclamó ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que la Agencia Tributaria le devolviera sus retenciones del año 2011 por haber permanecido fuera del territorio nacional más de 183 días, el plazo que establece la ley que regula ese impuesto para considerar que el contribuyente no tiene residencia habitual en España. El ICEX lleva ya más de dos décadas dando más de 200 becas al año (para 2018 son 285) con unas cuantías que oscilan entre los 21.000 y 48.000 euros brutos.

Hacienda, a través del abogado del Estado, alegó que el tiempo que había permanecido el afectado fuera de España era en realidad una “ausencia esporádica”, es decir, algo así como unas vacaciones en el extranjero o un viaje de trabajo que no computaría para contar el plazo legal para comprobar la residencia efectiva en España.

El artículo 8 de la ley del IRPF considera residente a quien permanezca en territorio español “más de 183 días durante el año natural”, y añade: “Para determinar ese período de permanencia en territorio español se computarán las ausencias esporádicas, salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país”.

El TSJA dio la razón al becario, informa el portal lainformacion.com. El tribunal consideraba un “hecho cierto y reconocido por la propia Administración” que hubiera permanecido más de 183 días fuera de España en 2011. Y ese período no podía considerarse una “ausencia esporádica” porque su estancia en el exterior “responde a una circunstancia en absoluto relacionada con algo ocasional”, como unas vacaciones, por ejemplo. Se trataba “de una ausencia continuada, permanente y además con la finalidad de buscar y abrir caminos profesionales en el sector exterior, es decir, directa e íntimamente relacionada con la posibilidad más que cierta de obtener un trabajo en ese sector, es decir, fuera de España”.

 

Beneficio “temporal”

El Gobierno ha recurrido esa sentencia ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que publicará su sentencia en los próximos días. En su recurso, el abogado del Estado insiste en que la residencia fuera de España de los becarios es una “ausencia esporádica”, ya que el beneficio es “temporal” y su objetivo no es encontrar trabajo en el extranjero, sino obtener una “formación”. Además, sostiene que, en esos casos, al becario no le debería bastar con probar que vive fuera para no pagar el IRPF en España, sino que tendría que demostrar que tiene residencia fiscal en el país en el que disfruta de esa ayuda.

Las becas y ayudas del ICEX suelen oscilar entre los 20.000 y los 50.000 euros al año en función del país de destino, pero la decisión de la Sala, tal y como mantiene el Gobierno, “afecta a un gran número de situaciones” porque incidirá “sobre la tributación en España de las becas de estudios, investigación o similares concedidas por organismos públicos españoles que facilitan una estancia en el extranjero por más de 183 días al año”. De la resolución del alto tribunal dependerá que todos los beneficiarios de esas ayudas económicas puedan disfrutar de un mayor poder adquisitivo durante su formación en el exterior. 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca