RECLAMA QUE SE AMPLÍEN LOS PLAZOS PARA LA REMISIÓN DE LA DOCUMENTACIÓN ELECTORAL

Marea Granate pide una circunscripción de la emigración y que se les permita votar por poderes, no por internet

| 14 Diciembre 2017 - 13:43 h.
María Almena, durante su comparecencia en el Congreso.
María Almena, durante su comparecencia en el Congreso.

La portavoz del Grupo de Voto del colectivo de emigrantes españoles ‘Marea Granate’, María Almena, ha defendido este miércoles en el Congreso la creación de una circunscripción exterior para que los emigrados puedan elegir a sus propios representantes en las Cortes, así como una reforma “garantista” del sistema de sufragio, que incluya la derogación del voto rogado y la introducción de una nueva opción para ejercer este derecho: el voto por poderes. Eso sí, se ha opuesto a la implantación del voto electrónico.

Almena ha lanzado estas propuestas ante la Comisión Constitucional que estudia la posibilidad de actualizar la Ley Electoral y ante la que ha puesto de manifiesto que la reforma de 2011, que introdujo la obligatoriedad de pedir el voto para poder votar, ha hecho caer la participación de los emigrantes en las elecciones hasta en un 85%.

Con este panorama, ha pedido “valentía” a los grupos para afrontar, al margen de la perspectiva partidista, una reforma integral del sistema por “justicia democrática”.

 

Sistema múltiple

En concreto, proponen un sistema múltiple para poder votar, que se adapte a la situación de cada elector y que incluya el voto por correo, el voto presencial en consulados y la inclusión de un mecanismo de “voto por delegación de poder”. Almena ha explicado que ésta última fórmula “funciona muy bien” en países como Francia, Reino Unido y Bélgica y que sería “esencial” por facilitar el voto de los residentes temporales y paliar los problemas que generan los servicios postales deficientes que hay en algunos países.

Por contra, Marea Granate se opone al voto electrónico por internet o mediante plataformas instaladas en los consultados. Este voto telemático presencial sólo se utiliza en tres países: Estados Unidos, Brasil y Venezuela y está siendo “muy cuestionado” por sus múltiples fallos, mientras, según ha explicado, que el voto por internet sólo se utiliza en Estonia y otros países como Francia, Holanda o México lo acaban de retirar.

Según Almena, este sistema vulnera el principio de “universalidad e igualdad” porque no todo el mundo tiene acceso a internet y también los de “libertad y secreto del voto” porque el sufragio podría ser conocido por las empresas privadas que ha augurado se encargarían de tramitar estos sufragios.

 

La ‘tercera provincia’ de España

La portavoz ha recordado que los emigrantes son ya “la tercera provincia” por detrás de Madrid y Barcelona y que por eso España debería imitar a Francia, Italia y Portugal, y darles su propia circunscripción, un paso que exigiría cambiar la Constitución, que establece que las circunscripciones son las provincias.

Esto permitiría que la diáspora tuviera su propia representación en las Cortes y participara en la toma de decisiones así como que sus problemas específicos, “habitualmente desoídos”, entraran en la agenda legislativa y también reforzaría la vinculación de los exiliados con la política nacional.

La reforma que propugna este colectivo afecta también al sistema de inscripción en los consultados, que es imprescindible para poder votar, y que, desde su punto de vista, debe facilitarse para eliminar las trabas que existen ahora.

Almena ha denunciado que en los últimos procesos, entre un tercio y la mitad de los españoles residentes en el extranjero que rogaron el voto no pudieron votar por no recibir a tiempo la documentación electoral. Por eso, plantean que se amplíen los plazos para su remisión y que en los casos en los que ésta no llegue, se pueda descargar por internet.

Otra de sus peticiones es aumentar la “transparencia” del proceso electoral en el exterior por ejemplo, garantizando la custodia de las urnas en los consultados o que se pueda consultar la “trazabilidad” de los sufragios, ya que, según ha explicado, uno de las cosas que más desconfianza genera entre los emigrantes es que su voto puede no llegar a España.

Por último, Marea Granate también ha pedido más medios para los consulados y se ha solidarizado con sus trabajadores que están “desbordados” y que ya se han movilizado para pedir sueldos y condiciones laborales “dignas”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Colección Cronicas de la Emigración

Gallegos en Cuba

Hemeroteca