DON FELIPE AFIRMA QUE EL CENTRO CONTRIBUIRÁ A ESTRECHAR AÚN MÁS LOS “LAZOS SINGULARES” ENTRE ESPAÑA Y POLONIA

Los Príncipes inauguraron oficialmente el Instituto Cervantes de Cracovia

| 13 Junio 2012 - 14:07 h.
El Príncipe descubre la placa conmemorativa de la inauguración.
El Príncipe descubre la placa conmemorativa de la inauguración.

Los Príncipes de Asturias inauguraron, el lunes 11 de junio, oficialmente el Instituto Cervantes de Cracovia (Polonia), situado en pleno centro de una ciudad considerada como la capital cultural del país y en el cual estudiaron español 1.300 alumnos el pasado año. Acompañaban a los Príncipes, por parte española, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, y el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Don Felipe recordó los “numerosos paralelismos” y similitudes entre ambos países y vaticinó que el Cervantes de Cracovia contribuirá a estrechar aún más los “lazos singulares que han unido a España y Polonia a lo largo de los tiempos”.

Destacó que “el español es ahora mismo en Polonia una de las lenguas más populares y más demandadas” por los estudiantes de primaria, secundaria y universidad, “un logro que debemos en gran medida a los hispanistas y a los profesores” y también a los traductores.

El Príncipe aseguró que los Institutos Cervantes de Cracovia y de Varsovia (este último se creó en 1994) “contribuirán a proponer continuos viajes de ida y vuelta entre la cultura española y la cultura polaca” en un momento, recalcó, que es “óptimo” para estrechar las relaciones bilaterales basadas en la cultura y en el conocimiento mutuo de las respectivas lenguas.

 

“Un apretón de manos”

Para el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, la inauguración oficial del lunes viene a ser “un apretón de manos que celebra la voluntad de encuentro de dos culturas.”

El Cervantes ofrece en esa ciudad “un espacio libre, generoso y abierto a la colaboración”. “En cierto modo –dijo García de la Concha–, lo que el Instituto Cervantes trae a Cracovia es una gran maleta de embajada cultural de España e Hispanoamérica. En ella viajan juntos Cervantes y el Inca Garcilaso; Teresa de Jesús y Sor Juana Inés de la Cruz; Rubén Darío y Antonio Machado; Gabriel García Márquez y Federico García Lorca; y también, claro, Goya y Buñuel y Neruda, Manuel de Falla y Albéniz… Porque, en definitiva, el Instituto Cervantes es la casa común de la cultura del mundo hispánico”.

Tras los discursos en el salón de actos y el descubrimiento de una placa conmemorativa, don Felipe y doña Letizia visitaron la biblioteca –dedicada al escritor Eduardo Mendoza– y la sala de exposiciones, que exhibe la muestra fotográfica de José Manuel Navia ‘Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Trece joyas de España’.

 

Un edificio histórico

El Cervantes de Cracovia se encuentra en calle Kanonicza (calle de los Canónigos). Se trata de una de las vías más antiguas de esa ciudad y desemboca en los accesos al Castillo Real de Wawel, que fue sede de la Corona polaca durante siglos, hasta que en 1596 la Monarquía se trasladó a Varsovia.

Con una superficie de 1.100 metros cuadrados distribuidos en tres plantas (sótano, planta baja y primer piso) de un histórico edificio, dispone de nueve aulas, salón de actos, sala de exposiciones y biblioteca, entre otras dependencias donde se imparten cursos de español y se celebran actividades para divulgar la cultura de los países hispanohablantes.

Su director es Abel Murcia, escritor y traductor de autores polacos al español, entre ellos la poeta Wislawa Szymborska, premio Nobel de Literatura en 1996, fallecida el pasado mes de febrero. Abel Murcia dirigió con anterioridad el Cervantes de Varsovia.

Las primeras actividades del centro empezaron en 2008 y han ido aumentando paulatinamente. La sede se amplió y reformó en 2011, año en que un total de 1.300 alumnos estudiaron español en alguno de los 130 cursos ofrecidos. Además, se gestionaron 260 matrículas para la obtención del Diploma de Español como Lengua extranjera (DELE).

 

Biblioteca Eduardo Mendoza

Los Príncipes también recorrieron la biblioteca, que lleva el nombre del escritor Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943), quien la visitó el pasado 25 de octubre. Reúne toda la obra novelística del premio Planeta en 2010. Mendoza es uno de los autores españoles de mayor éxito en Polonia, y casi toda su obra ha sido traducida al polaco.

La biblioteca, con más de 9.000 documentos en diferentes soportes, es el mayor referente en la ciudad sobre la lengua española y la cultura de España e Hispanoamérica.

 

‘Trece joyas de España’

Don Felipe y doña Letizia también visitaron la exposición fotográfica ‘Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Trece joyas de España’, de José Manuel Navia, una muestra que se enmarca en la décima edición del Mes de la Fotografía de Cracovia.

Navia (Madrid, 1957) retrata la belleza de 13 ciudades marcadas por el peso de su historia, con una visión intimista y poética: Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona y Toledo.

 

El español en Polonia

La lengua y la cultura españolas gozan de un interés creciente entre los polacos. En centros de enseñanza general (primaria y secundaria), este curso escolar se ha superado la cifra de 40.000 alumnos de español, casi el doble que los que había hace dos años.

En la enseñanza universitaria, existen departamentos o secciones de español en numerosas universidades: Cracovia, Varsovia, Wroclaw, Poznan, Lodz, Lublin, Katowice… Muchas escuelas superiores ofertan clases de español en el marco de lo que conocemos como Escuelas Oficiales de Idiomas Extranjeros o lectorados.

En la enseñanza reglada no universitaria, hay actualmente más de 2.300 alumnos que estudian en alguna de las 16 secciones bilingües español-polaco repartidas por todo el país (en el año 1992 sólo existía un centro bilingüe de enseñanza en niveles no universitarios).

Además, son muy numerosas las traducciones de literatura española o hispanoamericana al polaco (en cualquier librería es fácil encontrar una rica oferta de varios libros traducidos del español) y se han multiplicado el número de diccionarios bilingües publicados.

 

Capital cultural polaca

Cracovia es una ciudad con una gran actividad cultural en todos los aspectos. En ella nació el escritor Joseph Conrad, y por sus calles pasearon hasta no hace mucho dos premios Nobel de Literatura: la mencionada poeta Wislawa Szymborska y el escritor Czeslaw Milosz, de cuyo nacimiento se cumplen ahora cien años.

Acoge una rica actividad teatral así como numerosos festivales y conciertos. Su Universidad, del año 1364, es la más antigua de Polonia y una de las más veteranas de Europa. Cuenta con una de las colecciones de libros españoles del siglo XVI más importantes de Europa central y oriental, y en ella se encuentra el más antiguo de los Departamentos de Filología Románica de todo el país.

 

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca