EN SU INTERVENCIÓN EN EL I PLENO DEL CGCEE

González-Aller anunció que no van a cerrar el Consulado de Génova “porque no merece realmente la pena”

| 29 Junio 2017 - 14:45 h.
González-Aller y Victoria González, durante la celebración del Pleno en Madrid.
González-Aller y Victoria González, durante la celebración del Pleno en Madrid.

El subsecretario de Asuntos Exteriores y Cooperación, Cristóbal González-Aller, anunció el mantenimiento del Consulado de Génova. “No lo vamos a cerrar porque no merece realmente la pena”, aseguró González-Aller, durante el I Pleno del Consejo de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE).

González-Aller explicó que en 2012 se había tomado la decisión de cerrar el Consulado de Génova que lleva sin cónsul general desde 1997 y estuvieron esperando a que el personal se jubilara en este mes de julio “para que el cierre tuviera un coste cero”. El subsecretario general reconoció que ahora había visto que aunque cierren Génova no van a poder abrir en Santiago de Cuba, una ciudad en la que “nos gustaría abrir, después de un año de espera del permiso por parte de las autoridades cubanas”.

“Génova –explicó– es un consulado donde trabajan 4/5 personas y tenemos un alquiler pagado hasta el año 2019 y el Consulado en Santiago de Cuba va a tener otras necesidades y una plantilla muchísimo mayor”.

González-Aller explicó que “si comparamos las cifras consulares de Génova con Nápoles, Génova tiene el doble de colectividad española que Nápoles, hemos estado viendo el número de inscripciones, el número de pasaportes y hemos llegado a la conclusión de que ese consulado no lo vamos a cerrar”.

Por su parte, la directora general de Españoles en el Exterior y Asuntos Consulares y Migratorios, Victoria González Bueno, explicó que se había llevado a cabo una “revaloración” de la decisión que se había tomado hace unos años. “A la conclusión que llegaron es que en su momento, sin duda, la decisión se tomó basándose en unos argumentos y motivaciones y ahora no eran válidas”.

González-Bueno también reconoció que el cierre de los consulados no suponía poder abrir otros y eso, sumado al interés que hay en Génova, a que atiende a un “número no tan bajo de españoles y que es una oficina consular que ha funcionado muy bien a pesar de las limitaciones que tenía”, ha llevado a este “replanteamiento de que los motivos de entonces no están tan claros”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca