VAN DESDE LOS 141.486 EUROS DEL CONSULADO EN MOSCÚ A LOS 19,48 DE LA VIVIENDA DEL VICECÓNSUL EN LONDRES

Exteriores destina dos millones de euros al mes al alquiler de sedes para embajadas, consulados y otros inmuebles

| 03 Enero 2018 - 14:28 h.
Panorámica de la embajada en Washington.
Panorámica de la embajada en Washington.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación destina alrededor de 2 millones de euros al mes al pago del alquiler de inmuebles que albergan embajadas, consulados, oficinas, residencias, locales y garajes, según datos facilitados a Europa Press en virtud de una petición a través del Portal de la Transparencia.

De entre todos ellos, el más caro es el consulado español en Moscú, con un alquiler que cuesta 141.486 euros todos los meses (desde 2005 hasta 2025), y en el extremo contrario está la vivienda del vicecónsul en Londres, un alquiler que data de 1972 y por el que se paga la pequeñísima cantidad de 19,48 euros al mes hasta 2034.

Según estos datos, de las 130 embajadas que tiene España alrededor del mundo, incluyendo representaciones ante organismos internacionales, 48 ocupan inmuebles alquilados, y la cifra asciende a más de 90 si se suman las sedes consulares –España tiene abiertos consulados en alrededor de 70 ciudades no capitales–. Otros 74 están destinados a residencias de embajadores, cónsules u otro personal, 27 a plazas de garaje y una docena a locales y oficinas.

En total, en el listado figuran 221 inmuebles con alquileres vigentes en 2017, más otros cuatro que entrarán en vigor en 2018. Por eso, el coste no es el mismo para todos los meses, porque hay contratos que han finalizado durante 2017 y otros que comienzan o comenzarán en 2018.

Después del consulado en Moscú, el siguiente más caro es el consulado de Nueva York, que costará 85.133 euros al mes a partir del 1 de enero de 2018 (9.000 euros más que hasta hora). La representación española ante la ONU ocupa el tercer lugar, 82.054 euros al mes.

El alto coste del consulado en Moscú, 1,7 millones de euros al año, motivó que Ciudadanos pidiera explicaciones a Exteriores, pero el Gobierno respondió que se trata de un edificio que alberga más de cien trabajadores y que sus costes quedan más que cubiertos por los ingresos que genera: en 2016, recaudó casi 16,5 millones de euros en tasas de expedición de visados y 500.000 euros por otros trámites.

Este consulado, aseguró el Gobierno, emite 4.000 visados diarios, incluso con el turismo procedente de Rusia en horas bajas: en 2016 se emitieron unos 430.000, muy por debajo del récord de 2013, cuando se alcanzó el millón.

El Ejecutivo alegó también que desde ese consulado se realizan funciones de atención a españoles que se encuentran a veces en zonas muy remotas. Y además, afirmó que el importe se había conseguido reducir “un 50 por ciento respecto del negociado anteriormente”.

El partido de Albert Rivera había protestado por el alto coste de este alquiler, pero no por la fórmula del alquiler de embajadas o consulados. De hecho, recientemente ha presentado una iniciativa en la que propone optar por el arrendamiento en los países más peligrosos, para así tener más flexibilidad de actuación si es necesario trasladar las sedes a una zona segura o agrupar residencia y cancillería.

Así se ha hecho en Afganistán, reagrupando todo en la llamada ‘zona verde’ después del atentado que causó la muerte a dos policías nacionales en diciembre de 2015. El coste de la cancillería, la residencia y otras dos viviendas asciende ahora a 47.620 euros al mes.

Entre las residencias, la más cara está también en Moscú (37.839 euros al mes), si se exceptúa la de Andorra que, con 42.662 euros, es a la vez Embajada y residencia, igual que sucede en Pekín (36.945 euros).

La residencia del embajador en Angola es la siguiente en el ranking, con 27.142 euros al mes, seguida por la de Abu Dhabi (20.905). Hacia la mitad de la tabla está la residencia que ocupa el exministro José Ignacio Wert como embajador ante la OCDE, con 12.421 euros al mes.

Entre los alquileres más caros estaba también la sede del consulado español en Ginebra, 62.470 euros al mes que dejarán de pagarse en enero de 2018. Desde abril de este año se está pagando el alquiler de una oficina consular que cuesta poco más de un tercio, 22.785 euros, con un contrato de 10 años de duración.

 

Venta de inmuebles

El Gobierno también ha utilizado la venta de inmuebles en el exterior para obtener ingresos. Desde 2012 el Ejecutivo ha vendido 14 edificios, locales o fincas, por un importe total de 15 millones de euros, y tenía previsto vender dos más antes de que terminase este año, por un total de 1,7 millones.

El mayor ingreso se obtuvo con la antigua Guardería Española en Lausana (Suiza), un inmueble que el Consejo de Residentes Españoles quiso convertir en Casa de España y que ahora es centro cantonal de acogida de migrantes, tras ser vendido por 3,1 millones de euros en 2013. Otra antigua Guardería Española en Suiza (concretamente en San Galo) se vendió por 1,7 millones.

El Gobierno también vendió la antigua sede de la Sociedad Beneficencia Española en Cartagena de Indias por 2,4 millones de euros, la antigua sede de la Consejería de Empleo en Bruselas por 2,2 millones y la que fue sede de la Embajada española en Manila, en un edificio de oficinas, por otros 2 millones.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca