Decenas de personas de todas las edades concurren cada día a jugar al tejo en la Asociación Española de Luis Beltrán

| 31 Marzo 2018 - 13:08 h.
Jugadores de tejo en la Asociación Española de Luis Beltrán.
Jugadores de tejo en la Asociación Española de Luis Beltrán.

En poco tiempo, un año desde que se inauguraron las primeras canchas de tejo de la Asociación Española de Luis Beltrán, el sitio ubicado en la esquina de Chacabuco y Roca se ha convertido en un lugar de encuentro donde confluyen vecinos de todas las edades. “Por día vienen alrededor de treinta personas, pero cuando hay torneos se juntan hasta 200”, remarcó una de las mujeres que se puso al hombro este proyecto y que junto con cinco vecinos más convirtieron ese lote de tierra en un espacio de encuentro y recreación.

“Lo hicimos con la idea de divertirnos un poco. Porque si no las personas de edad no teníamos dónde ir”, sostuvo Ramón Oller, presidente de la entidad y motor de esta iniciativa.

“No sólo nos juntamos como recreación, sino que también hacemos competencias. Vienen desde Regina, Huergo, Godoy, Río Colorado, Chimpay, Belisle y Choele. La verdad nos sorprendió la gente que viene. Teníamos un grupo, pero no esperábamos que comenzara a venir tanta”, remarcó.

Las primeras canchas las hicieron a pulmón. Fue un grupo de seis personas que, con baldes, acarrearon la arena para luego alisarla. Rápidamente esas dos canchas fueron poco para la demanda. Fue así que se hicieron dos más y ahora ya se ha llegado a seis canchas. Al pasar por las tardes por el lugar se lo ve permanentemente colmado.

La concurrencia llevó a que se tuvieran que hacer mejoras en el predio. Fue así que, gracias a donaciones, se pudo techar con media sombra dos laterales del lugar y poner asientos. “Esto lo hicimos para que la gente más grande pueda descansar o refugiarse del sol cuando vienen”, remarcó una de las participantes del espacio.

Pero no sólo eso. También se dotó al lugar de iluminación para que las actividades se extiendan hasta entrada la noche. Además, ahora se planean realizar tribunas y se cuenta con una sala que funciona de depósito.

Al igual que lo que sucedió en Choele Choel con el rincón del tejo, en Beltrán la actividad prendió con fuerza y cada día más personas se acercan a las instalaciones para sumarse a la práctica y desarrollo de la actividad.

Para quienes asisten diariamente al lugar el sitio se ha convertido en mucho más que en un lugar de encuentro. Allí se tejen amistades y se confraterniza. De este modo, jugar al tejo se convierte, más que en una diversión, en un espacio de socialización.

“Acá viene no sólo gente grande sino también muchos chicos, y se habla, se conversa, se generan nuevos vínculos”, sostuvo una de las asistentes. Incluso los torneos se han convertido en verdaderas fiestas donde concurren más de 200 personas de distintos puntos de la provincia.

No es sólo recreación, también hacen competencias. En cada torneo se acercan más de 200 participantes de toda la provincia.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca